Artículos

Videojuegos contra la depresión

Últimamente podremos encontrarnos con todo un hervidero de juegos enfocados hacia la depresión, en particular el juego Depression Quest ha captado la atención de muchos. Sin embargo, esta pequeña subcategoría de juegos va más allá de lo que leemos en sus títulos, ya que podremos disfrutar de una verdadera variedad de experiencias al explorar este espacio.

Aquí tenemos tres de esos juegos, los cuales podrían enseñarnos algo acerca de esta enfermedad mental, tan común hoy en día.

Depression Quest

El objetivo de este juego es ilustrar un poco acerca de las tendencias en esta enfermedad tanto a los que no la padecen para que puedan comprenderla mejor, como a los que sí sufren a causa de ella y puedan sentirse identificados y algo más comprendidos.

Esta obra de ficción no fantástica es protagonizada por un chico que ronda los 20 años, con novia estable, que tiene un trabajo de mierda y sufre de depresión severa. Lo que sigue a la introducción son una serie de viñetas en las que tendremos que tomar decisiones, que pueden ser más o menos saludables. La forma en que el chico va saliendo adelante con sus decisiones sigue un patrón bastante fiel al de las decisiones tomadas por personas en su vida real, a pesar de que los problemas que provoquen este estado puedan ser muy diferentes. Una peculiaridad de las opciones listadas es la aparición de opciones tachadas, las cuales no deberían ni aparecer si determinadas conductas no se consideran de “personas normales”.

Es importante tener en cuenta que el juego requiere de un gasto de esfuerzo considerable, aunque podría ser una herramienta eficaz para la enseñanza de personas que no tienen que lidiar con la enfermedad.

Depression-Quest

Aquí lo tenéis, por si queréis echarle un vistazo.

Elude

Este corto juego es una representación metafórica de lo que se experimenta en la depresión. Se inicia en un bosque oscuro, que es el emblemático estado de ánimo por defecto de las personas depresivas: letárgico, nublado, poco interesado en el mundo. A medida que el personaje camina hacia adelante (se trata de una experiencia en 2D) se encuentra con pajaritos (que parece que le gustan) y al interactuar con ellos va adquiriendo la capacidad de saltar cada vez más alto. La meta, entonces, es avanzar hacia arriba saltando sobre las ramas de los árboles.

Puede ascender a un plano superior (la felicidad) y saltar alegremente, para llegar al cielo, sobre las flores y hojas flotantes que irán desapareciendo al pisar sobre ellas de forma que la caída del personaje provocaría su precipitación a la tercera zona del juego: la depresión.

"Falling hard enough can leave you in a hole too deep to climb out of."

“Falling hard enough can leave you in a hole too deep to climb out of.”

Apareceremos en una caverna subterránea sombría, con una base fangosa que empuja hacia abajo. La primera vez que se termina en este lugar es fácil escapar, pero a medida que progresemos en el juego, terminaremos aquí una y otra vez y cada vez será más difícil salir.

Pinchando aquí, podréis echar una partida.

Actual Sunlinght

Este juego se ve muy típico la primera vez que lo abrimos, pero con sólo prestarle atención durante 5 minutos, nos daremos cuenta de que no es en absoluto lo que parece ser. En él, somos Evan, un tipo gordo que aborrece su vida. La historia principal es el día a día de Evan, pero viendo constantemente lo que está pasando en su mente.

Es un juego bastante cruel y oscuro, muchas veces no lo pasaremos bien por la forma en que plantea las cosas desde un punto de vista tan autocrítico. Es un juego sobre la depresión y suicidio. Un juego morboso, trágico, y en última instancia, desesperanzador por momentos.

A mitad del juego nos encontraremos con esta frase: "This is not a game, it's a portrait."

A mitad del juego nos encontraremos con esta frase: “This is not a game, it’s a portrait.”

A través de Evan, podremos descubrir muchos de los miedos que nosotros mismos tenemos, acerca de nuestro trabajo, nuestros amigos, nuestro entorno en general; y también veremos lo mucho que la gente se deja engañar por su propia mente en estos momentos.

Otros juegos

Todos estos juegos son interesantes a su manera, y ciertamente demuestran la variedad de arte que se puede producir dentro de los parámetros de un videojuego. Jugar con ellos es realmente una experiencia gratificante, tanto si se está deprimido como si no.

Estos eran 3 ejemplos, pero existen muchos otros juegos que también tratan estos temas, puede que incluso de una forma más divertida, como es el caso de American McGee’s Alice, donde tenemos como protagonista a una Alicia profundamente traumatizada por la muerte de su familia, llegando incluso a intentar suicidarse. O también Catherine donde encarnaremos a Vincent, un hombre que no se decide si comprometerse con su novia de toda la vida a la que quiere, o desahogarse con una chica que acaba de conocer una noche en un bar.

catherine1

Noemn

Le encanta el rol y los juegos de estrategia por turnos, pero odia los FPS que son demasiado simples o sin sentido. Cree que todo buen juego debe tener una buena historia o en su defecto, una mecánica de juego innovadora. De vez en cuando al hemos pillado con juegos casuales en su teléfono móvil, pero dice que se instalan solos.

1 Comment

  1. neeonez dice:

    Ideales para días de lluvia en los que estás asqueado en casa (es coña).

    Evan necesita hacer un poco de deporte para bajar esa barriga… y yo también.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

catorce − tres =