Guías Guías de juego

Consejos para Trainz Railroad Simulator 2004

Este simulador ferroviario es muy rico en opciones, sobre todo gracias a su práctica herramienta de creación de escenarios. Estos consejos básicos pueden ser de ayuda para aprender a manejarla y crear tus primeros escenarios sin volverte loco en el intento.

VE PASO A PASO

Sí, puede parecer un simple juego de construcción de maquetas, pero pronto descubres que hay algo más. La clave para dominarlo consiste en hacer un uso inteli­gente y práctico de las herramientas que el programa pone a tu disposición. Se trata de ir poco a poco al principio y fijarse en lo que funciona y por qué funciona.

Puedes empezar por unir un par de traza­dos predeterminados; diseñar tú uno desde cero sería demasiado ambicioso. Selecciona uno de los escenarios y ejecú­talo, abre el menú del ingeniero y seleccio­na la opción “Unir rutas” para importar otro escenario. Elige la ubicación en la que lo vas a colocar con el navegador que apa­recerá en pantalla. Intenta situarlo en una zona en que la conexión puede realizarse por dos sitios distintos. De este modo, el resultado final mejorará sustancialmente.

PRESTA ATENCIÓN A LOS DESNIVELES

Uno de los principales problemas consiste en que no es nada sencillo conectar áreas del escenario que estén a alturas diferentes. Para resolver esto (y también el problema planteado por las áreas que están sin texturizar), puedes hacer uso de una útil herramienta llamada “crear meseta”, que encontrarás en el menú de modificar terreno. Aplicar un radio amplio y una sensibilidad media es la mejor opción para que la zona resultante no sea más abrupta de la cuenta.

Baja la cámara a ras de suelo para poder ver de cerca los resultados y añade texturas a las zonas que carecen de ellas. Existe una herra­mienta que permite seleccionar en pantalla las texturas y que funciona de forma pareci­da al selector de colores de los programas de retoque fotográfico.

RAZA QUE TE TRAZA

Una vez suavizado el escenario, llega el momento de empezar a tender raíles a dies­tro y siniestro. Selecciona las vías y decide los primeros trazados. Te encontrarás con un problema: las irregularidades del terreno hacen que las vías se pierdan de vista en determinadas áreas, pero ya corregirás eso más adelante con las oportunas modifica­ciones. Eso sí, los puentes y túneles deben ser construidos en los puntos que hagan falta antes de llevar allí las vías. Puede resultar útil recurrir a la vista cercana para ir sorteando los desniveles y seguir el tra­zado de las vías más de cerca, aunque se pierda algo de visión de conjunto.

NIVELA Y VENCERÁS

Ahora sí que llega el momento de modificar el terreno en puntos concretos para que todo el trazado esté a una altura similar y los raíles queden bien asentados. Para ello, selecciona la herramienta “obtener altura” del menú de modificaciones del terreno. Una vez obtenida esa altura, ve a la opción “ajustar altura” y sigue el recorrido férreo aplicando el mismo valor a todo el trazado. Para evitar pendientes bruscas o que las vías queden semienterradas en área altas, puedes recurrir de nuevo a la herramienta “crear meseta”. Los túneles y los puentes adaptan alturas de forma automática, por lo que un túnel largo puede ser una buena for­ma de asegurarte de que no habrá variacio­nes ni pendientes demasiado fuertes en ese tramo. Como se trata de modificaciones de una cierta complejidad, no estaría de más que fueses probando el trazado para corre­gir posibles errores sobre la marcha.

NO AHORRES EN DETALLES

Vale, ya tienes una red de vías férreas equili­brada y coherente. Ahora, llega el momento de situar en ella todos los objetos y edificios que consideres necesarios y aplicar texturas que uniformicen los dos escenarios base que has fusionado al principio. Esto ya no es demasiado difícil y deja un amplio margen para tu sentido de la estética y tus gustos. No te olvides de añadir trenes y alguna que otra factoría; todo eso ayudará a que el escenario resulte más atractivo si lo juegas en el modo maquinista. De la señalización básica se encarga el juego, pero no está de más añadir alguna que otra señal para hacer más realista el trazado. Fíjate en los tramos en los que el juego te indica varia­ciones de velocidad para colocar las opor­tunas señales más adelante.

EduZRO

Ingeniero informático y también jugador de PC de la vieja escuela. Odiaba las consolas, pero un día se compró una PSP y actualmente tiene 2 consolas más, aunque no ha tardado en volver a sus orígenes. Con hábitos nocturnos, le encantan las nuevas tecnologías e iniciar nuevos proyectos.

No Comments

comment No comments yet

You can be first to leave a comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 − seis =