Análisis

Slingshot Racing / Análisis (Android, iOS)

Si te dijéramos que es posible crear un juego de conducción en el que solamente fuese necesario utilizar un botón no nos creerías; o al menos no lo harías si no fuese por los controles cada vez más simplificados de los juegos para móviles. Resulta que éste es exactamente el caso de Slingshot Racing, el juego creado por Snowbolt Interactive y distribuido por Crescent Moon Games.

Ya hemos visto que sí es posible crear videojuegos entretenidos minimizando el número de botones virtuales, como es el caso Time Surfer, Tiny Wings o Jetpack Joyride. Quizás no obtengamos la experiencia de inmersión definitiva, pero en ocasiones se trata de juegos bastante entretenidos. El uso de las mecánicas tan sencillas que implica este tipo de sistema de control es por otro lado lo que hace que muchos de estos juegos sean algo único y de ahí que cuando alguno logra llegar a lo más alto, se vea pronto rodeado de miles de clones que simulan dicha experiencia.

Mecánica de juego

Slingshot Racing va de controlar un trineo por una serie de circuitos con una clara estética de carácter steampunk. Su sistema de juego podemos resumirlo con muy pocas palabras: Hay una serie de puntos de ancla distribuidos en todas las curvas de cada una de los circuitos y debemos enganchar una cuerda a dichos puntos para que nuestro vehículo pueda girar. Lo único que necesitamos para hacer que la cuerda se dirija al punto de ancla más cercano es tocar la pantalla. El motor físico del juego se encargará de hacer que nuestro vehículo gire en base a nuestra velocidad, trayectoria y posición. La curva de aprendizaje es sencilla, pero debemos aprendernos cada circuito si queremos ser los primeros. Parece algo sencillo, pero desde luego es una mecánica bastante adictiva.

Suponemos que lanzan la cuerda con un arpón y que la recogen con... un aparato recogedor de cuerdas.

Suponemos que lanzan la cuerda con un arpón y que la recogen con… un aparato recogedor de cuerdas.

El juego tiene algo que no se si podría meterse en la categoría de  los problemas jugables, como que en ocasiones nuestro vehículo no se enganche al punto de ancla que queremos. No es que sea un fallo en sí, sino que es algo derivado de la sencillez de su mecánica de juego, así que es importante estar atento al que tengamos más cerca. De todos modos, cuando nos suceda ésto en la última vuelta, le echaremos la culpa al juego y no a nosotros.

Solamente disponemos de un vehículo y lo único que podemos personalizar de él es su color, que puede ser azul, rojo, amarillo y verde. Algunos de nuestros oponentes tendrán vehículos con una forma ligeramente distinta, pero tampoco demasiado. No habría estado de más incluir más vehículos con diferentes atributos para darle más salsilla el juego, de un modo similar al de juegos como Wipeout o F-Zero.

Modos de juego y circuitos

Existe un modo de juego para un jugador y otro multijugador local al que podemos jugar en un único terminal. El modo para un jugador se compone de un total de 64 pruebas de varios tipos que tienen lugar en 8 circuitos distintos, que a aunque en principio pueden parecer pocos, podemos correrlos también en sentido inverso y tanto de día como por la noche. En algunos circuitos hay uno o dos tramos de aceleración que aumentarán nuestra velocidad al pasar por encima y también hay algunos obstáculos con forma de muñeco de nieve en las pruebas en las que corremos en solitario. Debido a la localización de los puntos de ancla, los circuitos parecerán totalmente nuevos… aunque la verdad, es una sensación que también se incrementa debido a la similitud estética entre todos ellos. Todas las pistas tienen el mismo estilo nevado y solamente se diferencian en el trazado, pero no en el entorno, algo que puede decepcionar a algunos. ¿Por qué no incluir zonas industriales o interiores con pistas rebaladizas?

Podemos llegar a perdernos un poco si vamos en pelotón con nuestros oponentes, aunque el malo de nuestro contrincantes pronto irá de último.

Podemos llegar a perdernos un poco si vamos en pelotón con nuestros oponentes, aunque el malo de nuestro contrincantes pronto irá de último.

Los circuitos son bastante cortos, por lo que no resultará complicado encontrar un hueco para echar una partida mientras estamos en el autobús o mientras esperamos nuestro turno en la consulta del médico. Además, es muy sencillo reiniciar cada carrera por si pensamos que no lo estamos haciendo bien. A medida que completamos carreras y dependiendo de nuestro rendimiento en cada una de ellas iremos desbloqueando una serie de medallas representadas por engranajes que nos permitirán desbloquear nuevos circuitos. Podemos ganar entre uno y tres engranajes en cada prueba.

Tipos de prueba

En Slingshot Racing existen cuatro tipos de prueba:

  • Carrera: Debemos llegar los primeros en una competición contra otros tres oponentes. Si quedamos en primera posición recibiremos tres engranajes, si quedamos de segundos, dos engranajes, si quedamos de terceros recibiremos tres y si quedamos de cuartos no recibiremos ninguno.
  • Contrarreloj: Con la pista para nosotros solos, debemos completar el número de vueltas que nos indiquen lo más rápidamente posible.
  • Recojer los entrajanes: Debemos recoger los engranajes que hay esparcidos por la pista en el menor tiempo posible. Lo interesante de estas pruebas es que casi siempre será posible recogerlos todos en una sola vuelta.
  • Eliminación: Al igual que en las carreras, competiremos contra otros tres oponentes, pero en esta ocasión nos perseguirá una máquina quita nieves (también llamado monstruo devorador) que irá destrozando al que vaya en último lugar cada cierto tiempo.

Las pruebas se dividen en cuatro bloques que se corresponden con un nivel de dificultad cada vez más complicado. Al terminar estas pruebas y si tenemos un número de engranajes suficiente, podemos desbloquear una nueva serie de pruebas de bonificación con 16 pruebas más.

La máquina quitanieves nos dará bastantes oportunidades si de repente comenzamos a ir bien, pero también se las dará a nuestros oponentes.

La máquina quitanieves nos dará bastantes oportunidades si de repente comenzamos a ir bien, pero también se las dará a nuestros oponentes.

Los torneos son pruebas en las que podemos seleccionar y configurar los circuitos en los que correremos. Además también podemos seleccionar a nuestros oponentes, que podrán ser controlados por otros jugadores o por la CPU. Cada jugador humano controlará su vehículo tocando en una esquina diferente de la pantalla. Podremos seleccionar entre tres niveles distintos de dificultad: Novato, experto y leyenda.

Gráficos y sonido

El juego hace gala de un bonito motor gráfico en 3D que cumple a la perfección su cometido. Son destacables el efecto de la nieve y los efectos de iluminación, que variarán dependiendo de si es de día o de noche. En cuanto a la música y a los efectos de sonido, son sencillamente adecuados, aunque algunas melodías como la del menú pueden llegar a cansar bastante. La cámara está bastante alejada del circuito para tener una buena percepción de todos los puntos de ancla, por lo que no son necesarios demasiados polígonos para cada modelo, aunque de todos modos, no andan demasiado escasos tal y como podremos contemplar en el vehículo que se muestra en el menú principal.

En resumen

Este juego no será la experiencia de nuestra vida y debido a su sencillez tampoco podemos decir que sea revolucionario, pero debido a su escaso precio de 0.74€ (2016), no está mal para matar el tiempo.

Slingshot Racing [2012]
6
Bueno
Analizado por

EduZRO

Ingeniero informático y también jugador de PC de la vieja escuela. Odiaba las consolas, pero un día se compró una PSP y actualmente tiene 2 consolas más, aunque no ha tardado en volver a sus orígenes. Con hábitos nocturnos, le encantan las nuevas tecnologías e iniciar nuevos proyectos.

2 Comments

  1. Varok dice:

    Pues aun suena divertido. El multijugador ese es solo local? Seguro que aun t epuedes hechar unas risas

  2. EduZRO dice:

    Sí, todos en la misma pantalla. Pues la verdad es que para jugar de varios te lo pasas infinitamente mejor con el Mario Kart o con cualquier juego de mesa. Yo es que me tengo que terminar cualquier juego que empiezo XD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

seis − 5 =