Análisis

Paper Monsters / Análisis

Ya hace un tiempo que Paper Monsters se puso a la venta en la App Store y en Google Play para iOS y Android respectivamente. Se trata de un sencillo juego de plataformas desarrollado por Madbot Studios en colaboración con Crescent Moon, equipo que se encargó de dar un lavado de cara al título y distribuir el juego.

Antes de seguir me gustaría dejar claro que, ante todo, Paper Monsters es un juego divertido, agradable a la vista y en su día era también uno de los mejores juegos de plataformas disponibles para dispositivos móviles. Una vez dicho ésto, también diré que si lo que buscas el juego plataformas definitivo que redefina el género, es mejor que busques en otro lado, porque Paper Monster no está a ese nivel. Estamos hablando de un juego que bebe directamente de los mejores plataformas y, en especial, de Mario. Lo curioso es que el juego no intenta disimularlo de ningún modo, pues mataremos a nuestros enemigos saltando encima de ellos y estaremos entrando y saliendo continuamente de un montón de tuberías. El juego también hace referencia a Super Mario Bros 2, o más bien a Yume Kōjō: Doki Doki Panic, puesto que al final de algunos niveles entraremos por una boca gigante que se abrirá cuando matemos a los jefes de fase. Todos estos detalles no es que perjudiquen al juego, pues está claro que más que un plagio es un homenaje que incluso da más personalidad al juego.

El mundo del juego

Controlamos a una especie de figura de cartón cuya cabeza es una gran caja con una cara sonriente pegada. Del mismo modo, todos los enemigos parecen hechos de cartón, al igual que un origami. Nuestro protagonista tiene un doble salto muy útil, pero desgraciadamente no podrá correr, así que olvidaros del gran ritmo de juego de Mario. Al principio odiaremos el sonido que emite nuestro personaje al saltar, que es algo así como un “wiip, wiiip” insoportable, pero al menos en mi caso dejé pronto de fijarme, aunque en caso de que no lo soportéis, también os diré que el juego no es demasiado largo, así que vuestro sufrimiento no será eterno.

En su modo principal, Paper Monsters nos ofrece 16 niveles distribuidos en cuatro mundos:

  • Paper Hills: Típicas colinas en las que comienzan todos los  juegos de este tipo.
  • Yibiki Peaks: Montañas nevadas con bloques de hielo y esas cosas.
  • Cardboard Dunes: Un escenario basado en una zona desértica del salvaje oeste.
  • Papyrus Ruins: Una jungla con ruinas aztecas.

Los niveles son bastante variados, incluyendo grutas, entornos submarinos e incluso un tren en marcha. El último nivel de cada mundo es un jefe final.

paper-monsters-1

Podemos controlar a nuestro personaje mediante una cruceta o mediante un joystick virtual.

Vemos todo desde una perspectiva lateral, aunque los gráficos están realizados en completo 3D. Se usa una paleta muy colorida que unida a las melodías que suenan de fondo dan un aspecto un tanto teletubbiesco al juego, pero divertido.

Mecánica de juego

El sistema de juego es muy sencillo. Podemos movernos a la derecha o a la izquierda, saltar y realizar un doble salto. Ocasionalmente podremos controlar un submarino que dispara misiles, un helicóptero o un trineo, algo que rompe totalmente con el sistema plataformero del juego, pero lo cierto es que estas fases se hacen divertidas y aportan variedad. De todos modos, estos momentos no llegan al nivel de calidad que habíamos visto en Alex Kidd, donde se integraban a la perfección con el resto del juego.

Los niveles estarán llenos de monedas, que en este caso han sido sustituidas por botones de plata y de oro. Además habrá tres clips de oro en cada fase que podremos recoger si queremos para completar totalmente los niveles. Las monedas servirán para comprar atuendos para nuestro personaje en el menú del juego, aunque en la práctica no sirve de nada, siendo más que nada una distracción.

El mayor problema del juego es que dura muy poco, aunque para lo que cuesta, no está nada mal. Los niveles en sí son excesivamente cortos, pero aún así, podremos terminarnos el juego en un par de horas. Algo que se agradece es la inclusión de unos molinillos de viento a modo de checkpoints que servirán para continuar desde ahí en caso de que nos maten. No existen vidas, pero sí tendremos tres corazones por nivel, que son el número de veces que nos pueden hacer daño. Cuando nos quedemos sin corazones, volveremos a comenzar desde el último punto de guardado o desde el principio del nivel.

paper-monsters-3

Podremos saltar encima de los enemigos voladores para coger impulso y así saltar más alto.

Los jefes de final de fase no están mal, pero algunos no funcionan demasiado bien en la práctica, dando las sensación de que los desarrolladores iban justos de tiempo y han recortado por aquí.

Modos adicionales

A medida que completamos el modo principal iremos desbloqueando tres modos de juego adicionales:

  • Punkin’ Time: Son seis niveles adicionales ambientados en al terrorífica noche de Halloween, salvo que aquí es todo un poco de coña. Nuevos enemigos y escenarios completamente nuevos. En mi opinión son de los mejores niveles de todo el juego.
  • Heartbreak Shakedown: Otros seis niveles adicionales ambientados en el día de San Valentín. El juego introduce aquí una novedad que le sienta de maravilla si ya nos hemos cansado del juego. La salida estará cerrada hasta que coleccionemos veinte corazones de los muchos que habrá repartidos por el escenario. Una vez los acumulemos, se abrirá la salida, que es como la salida del final de los niveles de Super Mario Bros 2.
  • Drag ‘N Dash: Se trata de un modo de juego en el que controlaremos a una especie de dinosaurio que corre automáticamente. Nosotros nos dedicaremos a saltar para evitar caer al vacío mientra esquivamos obstáculos y coleccionamos botones. Es entretenido para pasar un rato, pero es que resulta que hay un montón de juegos para móvil que nos ofrecen lo mismo que este mini juego por el mismo precio que Paper Monsters.

¿Problemas?

Los controles responden bien y la experiencia quizás se vea empañada por algún bug puntual. El sistema de colisiones es mejorable, ya que debería ser más permisivo al contacto de los enemigos, aunque para compensar, se podrían haber añadido más.

Todos los mundos tienen personalidad y enemigos propios.

Todos los mundos tienen personalidad y enemigos propios.

Hay un montón de juegos de plataformas desastrosos para Android y aunque este juego no es ninguna revolución, resulta una buena experiencia si obviamos el maldito sonido que emite el personaje al saltar. Podéis encontralo por menos de 1 €, una ganga.

Paper Monsters [2012]
6
Bueno
Paper Monsters es un plataformas basado en los clásicos del género. Se trata de un juego corto y poco original, pero a pesar de sus pequeños fallos, funciona.Analizado por

EduZRO

Ingeniero informático y también jugador de PC de la vieja escuela. Odiaba las consolas, pero un día se compró una PSP y actualmente tiene 2 consolas más, aunque no ha tardado en volver a sus orígenes. Con hábitos nocturnos, le encantan las nuevas tecnologías e iniciar nuevos proyectos.

1 Comment

  1. Varok dice:

    Pues no pinta nada mal, los gráficos son bastante interesantes asi en plan papel. Si que es un poco corto, pero bueno, al ser para movil, creo que tampoco sienta del todo mal asi. Y por 1€… aunque eso de no poder correr no mola 🙁

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × 2 =