Análisis

MTV Sports Skateboarding

El skateboarding virtual es una buena opción para los que adoran las piruetas de alto riesgo pero están hartos de volver a casa con la camiseta hecha trizas y las rodillas ensangrentadas, que es mi caso. Hace unos años estaba de moda ésto de la música punk y del monopatín, así que el conocido canal de música MTV estaba al loro para sorprendernos, habitualmente para mal, con uno de sus títulos licenciados, de la mano de THQ.

¿Licencia de la MTV? El sentido común nos dice que un juego que se presenta arropado por tan ilustres siglas es una chapuza, aunque quizás estemos ante una excepción. La cadena de televisión norteamiracana se apuntaba a todo a principios de siglo y el terreno de ocio electrónico no iba a ser menos, ya que tenían en mente publicar una enorme línea de juegos deportivos y lo cierto es que al final lo hicieron, aunque fue por este juego por el que comenzaron, adentrándose en el terreno del patinete, deporte urbano y juvenil por excelencia y, por tanto, carne de MTV.

Tenemos un pequeño problema

Lo malo de este juego es que tenía un poderoso competidor. Otro título de skateboarding que había triunfado tan sólo unos meses antes de la salida de este juego. Su nombre era Tony Hawk’s Pro Skater 2, la segunda parte de un juego elogiado por las masas tanto en su versión para consolas como en su versión para PC.

Dicen que la competencia es el detonante de las mejores genialidades, así que se esperaba bastante de este título o, como mínimo, se esperaba un duelo entre juegos más o menos parecidos. El verdicto fue sin lugar a dudas que MTV Sports Skateboarding perdió la batalla contra Tony Hawk’s Pro Skater 2. Ambos equilibraban simulación con elementos arcade e incluso habían incluido skaters de carne y hueso entre su equipo de asesores. Además tienen una oferta bastante amplia en cuanto a profundidad y modos de juego. El juego de THQ es inferior en jugabilidad y nivel de realismo, y eso no lo compensa ni una licencia televisiva de tres letras ni algún modo anecdótico de propina. Tal vez hubiese bastado un poco más de trabajo para que el juego se convirtiese en una experiencia realmente adictiva, pero lo cierto es que, tal y como estaba, no parecía que reuniese las condiciones para luchar por el título de mejor juego de skateboarding del año.

Lo siento, no se me ocurre comentar nada al respecto.

Lo siento, no se me ocurre comentar nada al respecto.

La presentación no es mala, porque de entrada, el menú de MTV SS parece más que razonable… y no me refiero al menú principal del juego, sino a su contenido. Treinta skaters profesionales a elegir, algunos de ellos muy conocidos en su casa y parte del extranjero, un modo libre para pasearte por escenarios urbanos dándote trompazos con otros skaters… vamos a verlos un poco por encima, que dado que ya habéis visto la nota, no querréis que os de mucho la brasa.

Modos de juego

Sobre el papel, el juego nos presenta una lista de modos de juego bastante atractiva. Hay un modo de juego libre para cuando sencillamente te apetece echar una partida rápida; un modo carrera que nos permitirá competir en diversos eventos; un modo de pruebas o stunt mode que nos propondrá cosas como descender por rampas gigantes y saltar por encima de coches y puentes; un modo supervivencia y, por último, un modo en el que sencillamente tenemos que obtener la mayor cantidad de puntos en un tiempo limitado. El punto de partida del modo carrera es ingenioso, ya que te lleva al lugar en que empiezan a gestar su leyenda los mejores skaters del mundo: la escuela secundaria. A partir de aquí, debes ir progresando según una curva de aprendizaje razonable, incluso puede que demasiado fácil.

En cuanto a los modos multijugador se incluye uno en el que tenemos que competir haciendo los mejores trucos, otro en el que una bomba temporizada explotará si no somos lo suficientemente buenos, un modo cooperativo contra un MTV Icon que será un tercer jugador  y por último un modo deathmatch en el que tenemos que tirar de la tabla a nuestro contrincante.

El juego nos presenta a un montón de skaters profesionales, entre ellos a Colin McKay, Stevie Williams, Keith Hufnagel y Andy Macdonald. Además de la licencia de la MTV, podremos ver un montón de logotipos de terceros por todo el juego como los de Airwalk Swatch, Porn Star o DC, vamos, gilipolleces.

Jugando a MTV Sports Sakateboarding

En lo que a figuras se refiere, MTV SS te permite realizar sobre tu tabla virtual desde el giro de 360° al de 720°, pasando por ollies, nollies, handplants, stalefishes y otras virguerías con nombres que a muchos nos suenan a marca de cereales. Y las harás en un abrir y cerrar de ojos, sin necesidad de rodilleras, coderas y casco, porque estos tíos spawnean sin más cuando se la pegan… normal, porque si no vaya coñazo. Tampoco perderás ni una gota de sangre o de sudor, aunque algo de hemoglobina no estaría de más, ya que el juego acaba dando una imagen excesivamente limpia y falta de dramatismo del skateboarding. Y, después de todo, hablamos de un deporte de riesgo.

En ocasiones veremos alguna postal que nos llevará a pensar que los gráficos no están tan mal... mientras no se muevan.

En ocasiones veremos alguna postal que nos llevará a pensar que los gráficos no están tan mal… mientras no se muevan.

Los gráficos son aceptables, sin más, considerando que hablamos de un juego que ha salida para PC, Dreamcast y PlayStation, así que las imágenes pixeladas deberían estar perseguidas por la ley en las versiones de PC y de Dreamcast. Eso sí, están muy por debajo del atractivo, suave y preciso Tony Hawk’s. Además, el tamaño de los skaters no está del todo en proporción con el de los escenarios. Aunque sea un detalle muy arcade, se hace molesto, ya que rebaja un grado más el nivel de realismo del juego, ya de por sí no demasiado convincente.

Todo lo anterior podría ser aceptable, mucho más que la falta de un modo de edición (el de Tony Hawk’s es excelente) que aportase algo más de profundidad. O que baste con acostumbrarse a los controles para que todo se vuelva extraordinariamente fácil. Tanto que pasarás en un santiamén de felicitarte a ti mismo por lo bien que te ha salido tu primer giro de 180° a preguntarte por qué el ordenador o la consola lo hace casi todo. Digo casi todo porque ésto no ocurre con los combos, aunque dado que son de ejecución muy lenta, también incluyen movimientos predeterminados que recuerdan a los trucos que realizamos en los FIFA, así que es probable que no les prestes mucha atención. Vale, tiene su mérito aprenderte de memoria una serie de teclas para ejecutarlas a la velocidad del rayo, pero prueba a hacer lo mismo algo más despacio. ¿Cómo que el resultado es el mismo? Pues sí, aterrizas sin mayor problema y acumulas un montón de puntos. Ya sabes, entre que hay demasiadas facilidades y que existe muy poca relación entre tus méritos y la recompensa que obtienes, todo acaba por traducirse en aburrimiento. Quizás la única cosa que aumenta la dificultad es que los controles no responden del todo bien en las versiones de Dreamcast y PlaySation, por lo que no será tan sencillo realizar combos a no ser que tengamos los botones presionados más de medio segundo para que el juego los pille.

Apartado técnico

Comenzaremos diciendo que la tasa de imágenes por segundo era muy variable en los PCs de la época, tanto que incluso daba la sensación de aleatoriedad cuando miramos a nuestro alrededor, ya que en ocasiones bajaba sin tener demasiados elementos en pantalla. El problema se acentúa, por ejemplo, cuanto más alto saltamos desde un half pipe. Ésto ya no es un problema hoy en día. Lo que sí permanecen son unas animaciones bastante feas y un sistema de control que invita a que nos mantengamos alejados del juego.

Cuando no nos estamos moviendo los gráficos del juego son tolerables, pero cuando nos comenzamos a desplazar nos damos cuenta de las carencias gráficas del juego. Ya hemos dicho que las animaciones eran muy regulares, pero el problema se acentúa cuando realizamos trucos y comprobamos la ausencia de transiciones para las animaciones, por lo que nuestro skater terminará pareciéndonos un robot de apariencia más bien diabólica. Cuando nos la pegamos será cuando se nos vengan a la cabeza ideas raras acerca de viajes en el tiempo o burbujas warp para explicar la teletransportación de nuestro personaje. Además es que nuestro skater ni siquiera emitirá sonidos de dolor o incomodidad cuando se caiga. Un ‘ouch’ o un ‘uoah’ no son mucho pedir.

Banda sonora

Antes de que decidas mandar a MTV Sports Skateboarding con la música a otra parte, hemos de decirte que si tus gustos musicales no han evolucionado demasiado desde hace más de una década, puede que encuentres algo en este juego, en especial si grupos como System of a Down, Cypress Hill, Goldfinger, Defftones o Pennywise estuvieron algún día entre tus grupos predilectos. Diez bandas norteamericanas, incluidas las cinco que he nombrado, han cedido temas suyos a este juego. El punk y el rock con toques de grunge son los estilos más representados, aunque tampoco falta algo de hip hop del más sencillo e inmediato.

Las demostraciones de equilibrio dan muchísimos puntos.

Las demostraciones de equilibrio dan muchísimos puntos.

De todos modos, todo hay que decirlo, la música de fondo no es dinámica. La banda sonará de fondo sin variar en absoluto con respecto a las acciones que realicemos, así que si te pones música de cualquier otro modo obtendrás la misma experiencia, o quizás mejor, por no hablar de que será más variada

Un claro vencedor

Ésta es la principal diferencia entre MTV SS y su competidor directo: uno empieza a divertirte de verdad cuando el otro ya ha empezado a aburrirte. Si Tony Hawk’s es un menú completo con postre, MTV SS se queda en un gustoso pero poco alimenticio aperitivo de mediodía de domingo. Y éso no hay música ni licencia que lo arreglen.

MTV Sports Skateboarding [2000]
4
Mejorable
Tony Hawk's Pro Skater 2 había puesto el listón muya alto, por lo que juegos tan regulares como éste no tenían más remedio que agacharse y pasar por debajo. Es un juego, más sencillo, más lento, más malo y más corto. La banda sonora no es justificación alguna como para hacerse con él.Analizado por

EduZRO

Ingeniero informático y también jugador de PC de la vieja escuela. Odiaba las consolas, pero un día se compró una PSP y actualmente tiene 2 consolas más, aunque no ha tardado en volver a sus orígenes. Con hábitos nocturnos, le encantan las nuevas tecnologías e iniciar nuevos proyectos.

2 Comments

  1. Varok dice:

    La verdad es que si, Tony Hawks se lo habia puetso dificil. MIra que vicie yo tardes a ese juego con un colega, simplemente en el modo para 2 de skating libre, el cabron se sabia todos los trucos y jugaba con boba fet de star wars, que tenia una combinacion para usar el cohete mochila, y hacia puntos infinitos xD. Pero era divertido. Sin embargo, creo que la licencia ha venido a menos con los años, hace mucho que no juego ninguno, pero los ultimos que habia jugado ya no tenian el mismo encanto. Respecto al juego que nos atañe, parece una version descafeinada xD

  2. EduZRO dice:

    En este juego es todo muy automatizado. Básicamente tienes que hacer las cosas en el momento adecuado. No es que las cosas puedan salirte bien, menos bien, a punto de salir… es que o salen o no salen. No está mal para echar una partidita, pero está muy lejos de enganchar lo que enganchaba el otro. Los últimos ya cansaban. Salió el 5 el año pasado y lo suspendieron en todas partes!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × cuatro =