Análisis PC PlayStation 3 Wii U XBox 360

Mass Effect 3 / Análisis (PC, XBox360, PS3, Wii U – 2012)

Mass Effect fue un juego que me marcó. Es cierto que durante el desarrollo del juego se respiraba un ambiente un tanto experimental, pero creo que ahí era en donde residía la esencia de su grandeza. Aterrizar en un planeta desconocido con temor a lo que nos pudiésemos encontrar, que al final eran unas montañas y un  fauces trilladoras, pero bueno… en general, creo que el juego intentaba plasmar la soledad que podríamos sentir explorando lo desconocido. Era todo un lujo bajarnos de nuestro Mako y observar la inmensidad de lo que nos rodeaba. El guión de Mass Effect era excelente y muy por encima de la mayoría de producciones de ciencia ficción y de gran presupuesto creadas para la gran pantalla.

Mass Effect 2, lanzado en el 2010, estuvo a la altura a pesar de estar algo más orientado a la acción. Prescindía de la exploración planetaria, pero las mejoras en otros aspectos era bienvenidas. Además, Mass Effect 2 nos presentaba al Hombre Ilusorio, uno de los mejores y más misteriosos personajes de la historia de los videojuegos. Su guión y sus cambios de rumbo podrían ser discutibles, pero la experiencia de juego seguía siendo excelente y, amigos, eso es lo que importa.

En el año 2012 nos llegaba el capítulo final de la serie, que por cierto, es sin lugar a dudas una de las mejores sagas de ciencia ficción de la historia. Mentiría si dijera que las decepciones no se hicieron esperar, pues bastaron 40 minutos de juego para cargarse al Hombre Ilusorio y a todo el misterio que envolvía a este personaje. Tres líneas de diálogo fueron suficientes para que el misterioso personaje perdiese su encanto y pasase a ser un descerebrado malo maloso cual Pierre Nodoyuna de los autos locos.

Vamos con algunas preguntas:

  • ¿Era mejorable el sistema de combate de las entregas anteriores? Sí.
  • ¿Era mejorable la exploración planetaria? Sí.
  • ¿Era mejorable la interacción con los escenarios? Sí.

Y realmente podríamos seguir con casi todo.

Si hacemos balance y, tras dos entregas para mejorar el producto, nos hacemos las mismas preguntas acerca de Mass Effect 3, vemos que por mucho que se diga, no se ha mejorado en nada. La segunda parte prescindía de la exploración planetaria para torturarnos con un sistema de sondeo de planetas. Sin embargo cosas como el combate habían ganado muchos enteros y en lo que atañe a la interacción con los escenarios, ésta era sencillamente distinta, pero supongo que ya dejaba a la luz por dónde vendrían los tiros con la tercera parte que lo único en lo que mejora es en los tiroteos, puesto que en el resto, ni se mantiene.

Pañon, pañon

El sistema de combate del Mass Effect era muy rico y aunque no estaba del todo pulido, no creo que implementar el sistema de combate de Gears of War en la tercera entrega haya sido un acierto. En efecto, Mass Effect 3 ya no juega en la liga de los juegos de rol profundos en los que hemos de pensar cada detalle. Mass Effect 3 juega en la liga de los shooter clónicos; es decir, Fracture, Brink, Army of Two, Dark Sector… y a pesar de que no nos guste, en su género es bueno, aunque los hay mucho mejores.

Aceptando lo que es, también hay algunos fallos bastante gordos como que el botón A, se use para casi todo. Lo usaremos para cubrirnos, esquivar, interactuar con el escenario y más cosas. Ésto ocasionará que más de una vez nos encontremos rodando por el suelo cuando en realidad queríamos activar una batería de misiles, para lo cual teníamos un tiempo limitado y, obviamente, no lo hemos podido hacer.

Podría ser una captura de pantalla de Gears of War, ya que apenas hay diferencia con Mass Effect 3.

Podría ser una captura de pantalla de Gears of War, ya que apenas hay diferencia con Mass Effect 3.

En lo que atañe a los escenarios, todo está muy scriptado. Los enemigos no spawnearán hasta que pisemos la plataforma adecuada y, en general, todo depende de nosotros, perdiendo la sensación de estar en un mundo vivo. Además, nuestros movimientos estarán limitados por pequeños bordillos de menos de 5 centímetros y, cómo no, las tan recurridas estructuras destruidas delante de las puertas. Si todo el juego fuese así, tendría un pase, pero es que resulta que podremos caernos por donde el juego quiere, podemos saltar pulsado un botón cuando de nuevo, el juego quiero y, en general, hacemos lo que el juego quiere y no lo que nosotros queremos. En mi opinión, un juego debe presentarte una serie de posibilidades y, dentro de éso, de las apañas. Pese a todo, estamos ante un shooter con más posibilidades que muchos otros juegos, aunque está claro que a otras desarrolladoras especializadas en juegos de acción se le da ésto mucho mejor.

La historia

Los segadores han llegado y la galaxia se va al carajo… quiero pensar que éste es el motivo por el cual los guionistas han prescindido de las profundas opciones de diálogo que antes teníamos. Ahora todo son prisas y conversaciones bélicas que, al menos tras ver que nada tiene efecto sobre lo que jugamos, nos importarán un pimiento. Incluso durante las conversaciones, cuando antes debíamos pensar en las posibles consecuencias de cada respuesta, ahora todo se limitará a seleccionar las respuestas superiores de la derecha, que es en donde están las buenas. Si queremos ser unos chicos malos, pues seleccionamos la inferior derecha. Además no es que las respuestas nos pongan en un gran aprieto porque en el fondo, da igual lo que hagamos.

Estaba hablando de la historia. Pues bien… los Segadores nos atacarán y comenzará a librarse una guerra. Todo girará entorno a éso salvo un acto del juego acerca de la genofagia que ha resultado tener algo de interés. El resto de la historia intentará jugar con las emociones, las heroicidades y la lágrima fácil, algo que no conseguirá sacar de nosotros porque para éso, lo primero que hace falta es una historia bien contada, que además no es necesario ni que sea buena.

Haciendo la compra

Os pondré un caso práctico con una misión secundaria. ¿Sabéis los Elcor? ¿Esas moles gigantes que caminan a 4 patas que se parecen a un elefante sin trompa? Pues bien; un Elcor que está en la ciudadela me cuenta compungido que su planeta está siendo arrasado y que por un motivo que no recuerdo, tengo que ayudarles a defenderse y, además, de un modo urgente. Además me comenta que para defenderse portan un gran cañón a su espalda. Iluso, de mi, creo que estoy a punto de presenciar cómo combaten o que, al menos, me involucraré un poco en su mundo. Seguidamente me dispongo a realizar una misión primaria y a mi regreso, el Elcor me da las gracias por haber completado su misión. ¿Qué misión? ¿De qué me habla? Si aún ni la he comenzado… Pues ésta es la sensación que tendremos durante todo el juego. En general, casi todas las misiones secundarias consisten en recoger algún objeto que nos encontraremos durante una misión primaria y que además, no tiene mucho sentido que esté ahí.

La primera vez que nos enfrentamos a este robot, es entretenido, pero al igual que todo en Mass Effect 3, termina por aburrir.

La primera vez que nos enfrentamos a este robot, es entretenido, pero al igual que todo en Mass Effect 3, termina por aburrir.

Existe otro tipo de misiones primarias aún peor resueltas, que son la mayoría. Resulta que de las conversaciones que escuchemos en la ciudadela, Shepard se sacará misiones de la manga que se anotarán en nuestro diario sin previo aviso. Ésto ocasionara que de repente nos encontremos con un porrón de misiones en el diario que no tenemos ni idea de quién nos las ha encargado, por lo que tendremos que ir de personaje en personaje de la ciudadela pulsando A hasta que demos con alguno para el cual hayamos realizado alguna misión sin ser conscientes de ello.

Esperad, esperad… que aún queda. Mass Effect 3 incorpora un modo multijugador del cual no voy a hablar porque no he jugado. Pues durante el juego realizaremos una serie de misiones en estos mapas que están metidas con calzador, que son de reducidas dimensiones y que solamente consisten en aguantar hordas de enemigos. El caso es aprovechar los escenarios, que van caros.

Haciendo la compra, pero de verdad

Ahora toca hablar del sistema a de atributos, habilidades, mejoras y objetos.

En la ciudadela habrá un montón de tiendas, pero como apenas se nos muestra información de lo que compramos, nos gastaremos las perras a ciegas, comprando las cosas por el mero hecho de poder comprarlas. Ya miraremos luego si nos sirven o no. El sistema de habilidades nos permite escoger entre dos caminos para cada habilidad, que suelen ser potencia de fuego concentrada o radio de acción, sea cual sea la habilidad.

Exploración planetaria

Nos podremos desplazar con la Normandía por los distintos cúmulos y sistemas estelares mediante una mecánica casi idéntica a la de la segunda entrega. Ahora tenemos el añadido de los segadores, que se percatarán de nuestra presencia cuando usemos nuestro radar para detectar objetivos que en realidad son coleccionables, pero eso es otro tema. Pues bien, si insistimos, los segadores aparecerán y, si no salimos del sistema, nos cogerán y perderemos la partida. Está todo hecho de un modo bastante cutre y podría tener cierto sentido si no fuese porque, cuando nos cogen, volveremos a aparecer en la entrada del mismo sistema! Las prisas no son buenas consejeras.

La luz, que alguien encienda la luz

En Mass Effect nunca sabíamos si habíamos hecho lo correcto y, además, siempre era algo que dependía de nuestra propia personalidad en la vida real. De todos modos, Shepard siempre tenía cierto aura oscura y tendía a parecer no muy amable. En esta tercera entrega, han decidido dar a todo el conjunto un aspecto de culpabilidad y, no se les ha ocurrido otro modo de hacerlo que escurecer los gráficos. ¿Por qué es todo tan oscuro?. Como comenzamos en la tierra, al principio pensé que lo de la contaminación iba en serio, pero es que la cosa se extendió a la normandía y, posteriormente a la ciudadela. Pensé que los guionistas habían metido al humo negro de perdidos, pero no.

A lo que veis en la imagen me remito. Este tipo de diseños fantasmagóricos no pega ni con cola y menos aún cuando todo se soluciona a tiro limpio.

A lo que veis en la imagen me remito. Este tipo de diseños fantasmagóricos no pega ni con cola y menos aún cuando todo se soluciona a tiro limpio.

Esa oscuridad se traslada también a los personajes, teniendo todos los trajes cierto aspecto gótico-fleshmetaleros. En Mass Effect 2 decidieron perder el rigor científico haciendo que muchos personajes fuesen capaces de salir al espacio profundo sin apenas ropa o de respirar en ambientes corrosivos portando solamente una mascarilla. Pues bien, ahora han expandio esos horizontes surrealistas.

Los enemigos parecen ahora recién salidos de la saga God of War. Oscuros, deformes y con poderes… no resultan creíbles dentro del universo que se nos había presentado en anteriores entregas. Que sí, que le dan una explicación a todo, pero es que está todo cogido con pinzas.

Sexo

Si lo que quieres es follar, mejor será que inviertas el dinero que cuesta el juego en otro lugar. Hay un interesante añadido en la Normandía que nos permite hacer que suban a nuestro dormitorio ciertos personajes, pero en realidad solamente nos utilizarán para contarnos sus problemas. Si en Mass Effect 2 no tenías ninguna relación iniciada, no tendrás mucho que hacer, así que más vale que bajes a la bahía de vehículos y pruebes suerte abajo a la derecha, aunque aviso, seguramente te toque comer almohada.

Pero pese a todo…

Podríamos pensar que se trata solamente de un juego, pero cuando pensamos que todo lo que hemos hecho durante una trilogía no importa ni un pimiento, dan ganas de tirar la consola o el ordenador por la ventana. Ante todo, Ánimo, Bioware, porque la culpa todos sabemos que ha sido de Electronic Arts. Quiero dar mi apoyo a todos los empleados de BioWare que tras haber trabajado con ilusión en la primera entrega de la saga se han visto obligados a crear esta abominación dentro de lo que era la creación original.

Es que joder! Que hay un Ninja chino en plan Raiden que te hace QTEs!

Ahora sí, pese a todo…

Si Mass Effect 3 no fuese el fin de la trilogía de la generación y en su lugar fuese un juego independiente, tendríamos un juego en el que podemos visitar muchos lugares de la galaxia y en el que podemos interactuar con múltiples especies en el marco de un gran conflicto socio político. Pese a todos los defectos del juego, hubiese sido un producto muy destacable dentro de los juegos de la generación, incluso de esos que se recuerdan años después. Por desgracia, Mass Effect 3 se ve lastrado por dos precuelas excepcionales frente a las que debía dar la talla, pero no ha sido así. ¿Por qué no lanzar el juego con otros personajes y con otro nombre? Al menos desde mi punto de vista, es algo que no puedo obviar a la hora de valorar cualquier tipo de obra.

Mass Effect 3 [2012]
6.5
Bueno
Analizado por

EduZRO

Ingeniero informático y también jugador de PC de la vieja escuela. Odiaba las consolas, pero un día se compró una PSP y actualmente tiene 2 consolas más, aunque no ha tardado en volver a sus orígenes. Con hábitos nocturnos, le encantan las nuevas tecnologías e iniciar nuevos proyectos.

4 Comments

  1. Varok dice:

    Gran análisis… siempre me dio curiosidad esta saga, pero al oir hablar de este en concreto, que destrozaba las otras 2 entregas, me dio un poco pa mal…

    Es curioso lo que hace un nombre… le paso pareciod al Final Fantasy XIII… si hubiese tenido otro nombre, seguramente habria sido recordado como un buen jrpg… pero tenia un monton de precuelas de altisimo nivel… y no estubo a la altura.

  2. EduZRO dice:

    Cierto… y eso que en el Final Fantasy son al menos distintas historias, pero cuando estropean los de una misma historia aún es peor. Si el juego se hubiese llamado “Efecto Atómino: Ataque Total” -De los creadores de Mass Effect-, pues se habría llevado un puntito más. Aún así, recomiendo encarecidamente jugar a los dos primeros, cuyo peso es mucho mayor en la balanza.

  3. AMITEN dice:

    Por cierto, no tienes ni puñetera idea del juego.

    1. EduZRO dice:

      Y tú das a entender que tienes mucha idea con ese comentario tan constructivo. Una pregunta; ¿Cuántos años tienes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

catorce − 2 =