Análisis PC PlayStation 3 XBox 360

Mass Effect 2 / Análisis (XBox360, PS3, PC – 2010)

Cuando un juego te encanta y sabes que tiene una continuación por la que has esperado durante mucho tiempo hasta tenerla en tus manos, la exploración y el descubrimiento de las posibilidades del título se transforman en juicios y miradas de reojo, comenzando por la portada del juego cuando lo ves en la estantería de la tienda.

Ser el hermano pequeño

Hace años, los motores gráficos mejoraban con cada entrega de un mismo juego, pero sabiendo que ahora el salto en cuanto a calidad gráfica será casi nulo, demandamos cosas que en muchas ocasiones se contradicen. Por un lado queremos que el juego se mantenga firme en cuando a su filosofía y planteamientos, pero por otro lado tampoco queremos lo mismo que antes. Los aspectos positivos de Mass Effect eran muchísimos, pero por otro lado, cuando un mismo título tiene tantas posibilidades, es común que cada jugador tenga sus prioridades y que cada uno crea que las mejoras en futuras entregas deban estar en distintos apartados. Como decía; antes era muy sencillo, nuevo motor gráfico, sonido 7.1, texturas de alta resolución, nueva interfaz y ya tenemos lista la segunda entrega. Creo que es suficiente para aclarar el por qué Mass Effect no es lo mismo que Mass Effect 2 y que si queremos expansiones, siempre podemos jugar a algún Call of Duty de los de ahora, que no son más que nuevos niveles de su predecesor.

Si no habéis jugado a la primera entrega, os recomiendo que leáis nuestro análisis de Mass Effect para saber algo más acerca de las aventuras de nuestro protagonista, el comandante Shepard. De todos modos, aunque el juego incluye un resumen a base de viñetas para los que no han jugado a la primera parte, jugarla será algo casi imprescindible para vuestra cultura videojueguil. Si habéis jugado a la primera entrega y estáis aquí para ver qué tal está el juego, os recomiendo que dejéis ya de leer y que, en caso de no tenerlo, os hagáis con el juego por los cuatro duros que puede costar ahora y os pongáis a jugar. Para los que aún siguen aquí -esperando que no me hayáis hecho caso-, continuemos.

Lo que viene siendo el juego en general

La historia comienza cuando Shepard tiene un pequeño tropiezo por el que resulta que tanto su cuerpo como su nave han de ser reconstruidos, momento en el cual también podemos aprovechar para elegir otra clase y estrenar una nueva nave, que resulta ser una nueva versión de la Normandía. Es una gran excusa para volver a comenzar con las mejoras de nuestro personaje. Las habilidades de las distintas clases están también ahora más equilibradas, por lo que los bióticos ya no serán los mejores, teniendo también los soldados habilidades muy eficaces.

Las clases son las mismas de siempre:

  • Soldado: Son los mejores con rifles y son capaces de apuntar con gran precisión, además de poder utilizar todos los tipos de munición.
  • Adepto: Usan sus poderes bióticos para manipular el entorno; sus habilidades son las más poderosas sin hacer uso de armas, pudiendo lanzar a sus enemigos por los aires.
  • Vanguardia: Son los mejores cuerpo a cuerpo y a corto alcance. Mezclan poderes bióticos con habilidades de combate. Todos los soldados de la raza Krogan son de clase Vanguardia.
  • Ingenieros: Especialistas en desactivar escudos y armaduras, ahora pueden desplegar drones de combate para hacer que los enemigos salgan de sus coberturas.
  • Centinela: Combinan habilidades bióticas con habilidades de electrónica típicas de los ingenieros. Tienen el mejor sistema de protección y son una clase muy versátil.
  • Infiltrado: Cuando usan rifles, el tiempo se detendrá ligeramente para ellos sin usar ninguna habilidad. Son capaces de utilizar un sistema de camuflaje para hacerse invisibles.

La historia comienza con la premisa de que los humanos están desapareciendo en muchas colonias debido a que una nueva raza, los Recolectores, los están secuestrando para un propósito que desconocemos. Nuestro objetivo será reclutar a un pelotón de gente muy capacitada para realizar una misión que dará comienzo al atravesar un relé de masa del que ninguna nave ha regresado. En este grupo tendremos tanto a viejos conocidos como a nuevos personajes, todos ellos dotados de una gran carisma y personalidad propia.

Si en algo destacaba Mass Effect era en sus opciones de diálogo y extensas conversaciones. Pues bien, en Mass Effect 2 es algo que se mantiene, siendo la única diferencia que la línea del bien y del mal está ahora algo más diferenciada. Al igual que en la primera entrega, iremos ganando puntos de rebeldía o de virtud en base a nuestras decisiones y respuestas durante los diálogos con los múltiples personajes que pueblan la galaxia que Bioware, desarrolladora del juego, nos ha preparado. La cantidad de Virtud o de Rebeldía que tengamos posibilitará que podamos realizar algunas acciones rápidas si pulsamos un botón cuando nos aparezca un aviso en pantalla.

Misterioso personaje. De lejos, el mayor acierto en lo referente a la historia del juego.

Misterioso personaje. De lejos, el mayor acierto en lo referente a la historia del juego.

Mientras que la primera parte de Mass Effect quería transmitir cierto componente de misterio para hacernos sentir en cierto modo pequeños a pesar de ser un Espectro; ésto es, un soldado elegido por el consejo de la Ciudadela para mantener la estabilidad entre las distintas especies de la galaxia, ahora nos sentiremos grandes y poderosos. Para ello, el guionista principal de Mass Effect 2 ha dado vida a uno de los mejores personajes de la historia de los videojuegos; se trata del Hombre Ilusorio, jefe de Cerbeus, facción humana que decide traer a Shepard a la vida para que evitemos que los Segadores destruyan toda forma de vida de la galaxia. Esta facción es conocida por el uso de técnicas muy dudosas para llevar a cabo sus experimentos, por lo que los miembros del consejo siempre han estado en su contra por considerarlos poco menos que una organización de terrorista. Así, a las órdenes del Hombre Ilusorio, nos convertiremos en el chico malo que todas las chicas desean para, cómo no, convertirlo en un bonachón gracias a su influencia femenina y a un poco de divina intervención. Lo bueno es que ésto no se trata de una nueva entrega de crepúsculo, por lo que, aunque siempre sabremos que puede que estemos haciendo algo que no debemos (sí, al igual que en la vida real), podremos elegir entre el bien y en mal… y no, el mal camino no tiene por qué dar peores resultados que el bueno.

Los cambios

Gráficamente el juego ha mejorado bastante, contando todos los modelos con más polígonos y mejores texturas que en la primera aventura de Shepard. Si bien Mass Effect tampoco era un juego que despuntase técnicamente, ni falta que le hacía; su baza es el diseño de niveles y la capacidad de asombrar al jugador ante la inmensidad de lo desconocido cuando, por ejemplo, nos paramos a observar el cielo en un extraño planeta o nos asomamos a una terraza en una gran ciudad intentando rememorar grandes momentos como los de películas como Blade Runner. Puede ser que muchas imágenes o postales visuales que veremos mientras juguemos nos recuerden excesivamente a otras obras de la ciencia ficción, pudiendo tachar al juego de poco original tal y como he visto por varios foros. Es difícil prescindir de referentes y salvo exceso de mentalidad gafapastil (que no de cultura), sabremos apreciar muchísimo los entornos del juego, tanto los propios como los que se basan en otras obras. La banda sonora es también sobresaliente la igual que en la primera entrega, contando con una excelente mezcla de temas instrumentales y electrónicos que se adaptan perfectamente a todos los momentos. Debido a la ambientación que se consigue, para mí, el juego a nivel artístico se lleva un rotundo sobresaliente.

Omega nos recordará a cierta película de ciencia ficción del año 1982.

Omega nos recordará a cierta película de ciencia ficción del año 1982.

El sistema de juego ha cambiado ligeramente, por lo que, como diría…. Jack el Destripador… no, él no, que hay que ser original… ¿Sabéis de alguien? Jason o el tío éste de la matanza de Texas; vayamos por… no, mejor juguemos al Lego. No, que tampoco estamos hablando de Minecraft… ya está; adoptemos la mentalidad de un tiburón en una playa caribeña.

Uno de los aspectos que más se ha modificado profundamente es el sistema de inventario, afectando también al mundo del juego. Ya no tendremos innumerables modelos de armas o de trajes para revisar cada vez que completemos una misión para seleccionar el mejor de todos. Ahora las diferencias entre los distintos modelos de trajes o de armas serán mínimas y será difícil decidir cual es la más apropiada, por lo que las mejoras serán algo que tendremos que comprar y que se incluirán automáticamente a todo nuestro equipo. Algunas mejoras podremos comprarlas en las tiendas que nos vayamos encontrando, pero otras nos las ofrecerán ciertos personajes. Las mejoras que no cuesten dinero, nos exigirán que tengamos cierta cantidad de distintos tipos de minerales en nuestra nave para proceder a la investigación o fabricación de las mismas. Más adelante os explicaré cómo obtener estos minerales. Por último, además de la pistola, la escopeta, el rifle de asalto y el rifle de francotirador, ahora podemos llevar con nosotros un nuevo tipo de arma pesada que puede ser un lanzacohetes o un cañón de plasma. El sistema no es ni mejor ni peor que el de su primera entrega, pero sigue siendo igual o quizás un poco más engorroso hasta que le pillamos el truco y nos resulta un tanto insulso.

El menú de mejora de habilidades es bastante sencillo.

El menú de mejora de habilidades es bastante sencillo.

El segundo aspecto en el que más se ha trabajado en el juego es el sistema de combate. En la primera parte de Mass Effect el combate no tenía tacto, ésto es, no había sensación de impacto de nuestros proyectiles y el sistema de cobertura automática no funcionada demasiado bien. Si el sistema de combate y coberturas de Gears of War funcionaba; ¿Por qué no adaptarlo a Mass Effect?

Pues así ha sido; ahora sentiremos que realmente estamos en medio de una batalla y podremos cubrirnos con eficacia. Si os preocupa que ésto pueda haber afectado al componente táctico, pues la respuesta es negativa. Podemos pausar el combate en cualquier momento para usar tanto nuestras habilidades como las de los dos compañeros que nos podremos llevar a cualquier misión. Podremos darles órdenes de un modo más sencillo que antes y sin necesidad de pausar el juego; concretamente usando la cruceta si usamos un mando.

Me gustaría que se hubiese profundizado más en la parte táctica y rolera que en la del combate directo, pero es solamente una preferencia personal para un sistema redondo cuya única pega sea quizás que su nivel de dificultad es demasiado sencillo jugado en normal. Nada que objetar; nos lo ponemos en difícil y arreglado. La peor parte quizás venga en su tramo final, que puede resultar algo decepcionante, sobre todo en lo referente al diseño de niveles, aunque no es algo que empañe demasiado el resultado final.

Las coberturas serán ahora un elemento fundamental; es más, los escenarios están diseñados para ello al igual que en los Gears of War, por lo que no hay mucho factor sorpresa con las emboscadas.

Las coberturas serán ahora un elemento fundamental; es más, los escenarios están diseñados para ello al igual que en los Gears of War, por lo que no hay mucho factor sorpresa con las emboscadas.

Finalmente llegamos al cambio más radical del juego, que no es otra cosa que el sistema de exploración planetaria. Para empezar, diremos adiós al vehículo con el que nos desplazábamos por la superficie de los planetas en la primera entrega: el Mako. Lo cierto es que poder explorar solamente una pequeña porción de terreno en cada planeta no resultaba creíble y tenía margen para muchísimas mejoras; pues todo se basaba en ir en línea recta de un lado a otro y, de vez en cuando, matar al típico Fauces Trilladoras que residía en muchos plantas. El vehículo solamente se aprovechaba en un par de misiones hacia el final del juego. En esta entrega han decidido eliminarlo e incluir un sistema más directo pero muchísimo más engorroso. Exploraremos el planeta mediante un radar para encontrar tanto minerales como anomalías. Los minerales son aquellos de los que os hablaba antes que nos servirán para encontrar minerales una vez hayamos lanzado una sonda y las anomalías son puntos en los que podremos aterrizar con una pequeña nave de transporte para iniciar misiones. Las anomalías serán sencillas de encontrar, pues bastará con iniciar el escaneado de un planeta para saber si hay o no una anomalía y en caso afirmativo, bastará con seguir un cursor. Para los minerales nos tendremos que ir fijando en unas gráficas que variarán cuanto más cerca estemos de grandes cantidades de material. La vibración del mando también va aumentando progresivamente cuando nos acercamos a los depósitos de mineral.

Podemos llegar a gastar unas 15 sondas por planeta, un número bastante elevado si tenemos en cuenta que nuestra nave solamente podrá llevar 30 y que tendremos que ir a una especie de estaciones de servicio tanto para comprar sondas como para comprar combustible. De todos modos, con obtener todos los minerales de más o menos un 30% de los planetas, tendremos más que suficiente para comprar todas las mejoras del juego. No os rayéis y haced las misiones.

Detalles y esas cosas

Algo que resta realismo al conjunto es que ciertos personajes podrán desplazarse por el vacío o por entornos de temperaturas extremas portando solamente un pequeña máscara de gas para filtrar el aire; haya o no oxígeno. Vale que hay mejoras genéticas que endurecen la piel, pero no es excusa. ¿Cómo puede aguantar un humano temperaturas de van de -200 a 300 grados? ¿Cómo pueden ver si los ojos deberían estar congelados? Supongo que este cambio se debe a que se ha querido dotar de más personalidad a cada personaje, haciendo que no lleven todos las mismas corazas intercambiables; pero era preferible.

Siguiendo con lo negativo, existen una serie de misiones que debemos realizar nada más aparezcan, puesto que si no, obtendremos el final malo del juego, aunque sea también un final válido. No se nos especifica en ningún momento la prioridad temporal de estas misiones con respecto al resto, por lo que, aunque sea realista, puede ser frustrante tener que finalizar el juego o tener que tomar ciertas decisiones con inevitables malas consecuencias porque sencillamente hemos hecho las cosas en cierto orden.

- Ahora estoy ocupada. Quizás más tarde tengamos tiempo para continuar con lo que estábamos... si aún estás interesado. - Eh... sí, claro, aún estoy interesado.

– Ahora estoy ocupada. Quizás más tarde tengamos tiempo para continuar con lo que estábamos… si aún estás interesado.
– Eh… sí, claro, aún estoy interesado.

Por el resto, podemos decir que es un juego muy adictivo y de los más redondos de los últimos años. Tendremos la sensación de que somos nosotros los que conducen la historia y la duración del juego será de entre 20 y 25 horas, pero, eso sí, sin inflar a base de coleccionables, misiones aleatorias y demás basuras jugables como ocurre en los Assassins Creed.

Entre las versiones de consola y la de PC, la de PC presenta unos gráficos algo más nítidos, tiene menores tiempos de carga y es en la que podremos apuntar con más precisión debido al teclado y al ratón. De todos modos lo he jugado en una XBox 360 y el resultado ha sido muy satisfactorio, con unos tiempos de carga más reducidos que en la primera parte en los que se han eliminado esos tediosos ascensores que se incluían para disimular la espera, dando paso a unas sencillas pantallas de carga cuando procede.

Su guión y su historia son sorprendentes y, en resumen, es un digno sucesor de su primera parte.

Mass Effect 2 [2010]
9.2
Obra maestra
Analizado por

EduZRO

Ingeniero informático y también jugador de PC de la vieja escuela. Odiaba las consolas, pero un día se compró una PSP y actualmente tiene 2 consolas más, aunque no ha tardado en volver a sus orígenes. Con hábitos nocturnos, le encantan las nuevas tecnologías e iniciar nuevos proyectos.

2 Comments

  1. vainas dice:

    Me encantó Mass Effect 2, a pesar de algunas cosas que tenía el 1 que se echan de menos, como la exploración. También me alegra que te lo hayas jugado, jeje. Es un juego sobre los personajes secundarios, un blockbuster pero de los que molan, un viaje sin mucha cosa aparentemente, pero en el que te lo pasas muy bien. En mi Top 20 seguro.

    Sobre Legion: https://www.youtube.com/watch?v=l9FBge52Kgg

    y https://www.youtube.com/watch?v=Ea_lFkvWm6Y

  2. EduZRO dice:

    Sí; la historia se basa en cada personaje y aunque es más sencilla que en el primero, no es mala. No se, me encantaron cosas como lo de tener al Krogan en tu nave y dudar si activarlo o no o lo de llevarte a Legion al juicio de Tali para ver lo que pasaba. Es uno de esos juegos que si alguien te dice que no le gusta, pues… o te da un buen contexto personal e histórico acerca de su motivo o ya pasas de seguir debatiendo con esa persona sobre temáticas videojueguiles e incluso sobre películas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis − 3 =