Artículos

Los Tycoon, ¿A quién le importan los Tycoon?

En un mundo videojueguil dominado por los Fifas y los Gears en el cual el sencillo concepto de shooter (o “soter” como presumen de denominar al género los supuestos entendidos) se ha perdido por completo para expandirse en un montón de subgéneros, hubo una época en la cual los juegos de gestión estaban en la palestra codeándose con los grandes. No hablo de los Sims, caso aparte, sino de juegos que intentaban simular una realidad, algunos incluso con ciertos toques de humor conseguían ser fieles a la realidad y mantenerte enganchado toda la tarde codeándote con tu rival manejado por la CPU. Mucho se ha hablado de la cada vez más casualización de los videojuegos en general, con la consecuente pérdida de dificultad, pero los juegos de gestión (tycoon para abreviar) jamás han sido fáciles y hacían que te estrujases el cerebro para poder llegar a fin de mes o para superar a tus competidores y, lo mejor de todo, es que aún por encima eran divertidos.

Juegos como Simutrans, puesta al día de Transport Tycoon, fueron un fracaso comercial.

¿A qué coño viene este artículo? Pues es que resulta que con los pocos tycoon de ahora cualquiera es capaz de jugar estrujándose el escroto en lugar de aprovechar todo el potencial de nuestra materia gris.

Aquí el menda, con 14 años, prefería quedarse toda la tarde del domingo delante del ordenador viciando por gusto en lugar de engominarse y atacar a las nenas… vale, sí, tenía las hormonas alteradas y también me mataba a pajas, pero esa es otra historia. ¿Qué opinaba mi familia? Pues que era un obseso por dedicarle a eso tantas horas, cuando podía estar leyendo un buen libro tal y como nos ilustraba el redactor Vainas hace un par de semanas:

Pinchar para ver mejor.
Pinchar para ver mejor.

 Los videojuegos podrían llegar a causar tal falta de sensibilidad en mi, que un día me sorprendería destripando a un gato por diversión, supongo que opinaban, cuando yo me preguntaba por qué ostias nunca se han parado a ver las cosas desde otro punto de vista. Más de una década después, he de decir que prefiero contratar como gerente a alguien con 240 horas de juego recientes al Constructor o al Transport Tycoon pero sin estudios específicos que a uno con dichos estudios (obviamente partiendo de una base de estudios de gestión genéricos). ¿Por qué? Pues porque apuesto a que el que haya jugado al constructor en normal y con 2 oponentes será capaz de salir airoso de situaciones auténticamente caóticas en las cuales multitud de factores parecen jugar siempre en tu contra. La realidad es otra, los factores son más, incluso algunos que ni te esperas te pillan por sorpresa, pero la experiencia permanece. Como comento muchas veces con el redactor Vainas: Señores encargados de la educación en este país !!! Pongan una asignatura obligatoria de videojuegos de gestión a los alumnos más jóvenes desde ya!! Adquirirán una mentalidad basada en al preocupación simultánea por múltiples factores, comenzarán a hacerse una pequeña idea de cómo funciona la economía y lo que es más, se divertirán… pero no, aprender ha de ser aburrido y así será.

Evil Genious fue una de las pocas novedades originales recientes pero que pasaron con más pena que gloria.

Dejando de lado los juegos sociales, solamente obras como las de Paradox (Heart of Iron, Europa Universalis) sobreviven, quizás por un reducido grupo de personas que habitan en una aldea Gala defendiéndose de las “maldades” de los juegos del Facebook. Destacar también Republic: The Revolution, un juego quizás algo difícil de recomendar pero que demuestra que hay mucho margen para la innovación. Como vemos, no todo es crear empresas de transportes, gestionar hoteles, parques de atracciones o zoos, la imaginación también tiene aquí su lugar.

Decir que no todos los Tyccon son una pura simulación de la realidad, también son juegos de gestión aquellos en los que eras el malo como en Dungeon Keeper o Evil Genious que nos demostraban lo entretenido que era tramar planes para la destrucción del mundo con propósitos tan locos como poner unos cohetes a la estatua de la libertad para hacerse con ella, defendiendo tu mazmorra o tu base secreta de los típicos héroes que manejamos en juegos de rol o de espías y héroes del gobierno respectivamente. El género da para mucho y hemos presenciado la destrucción de un género gracias a empresas como Zynga y muchas otras más, simplificándolo al máximo, haciendo juegos para tontos en los que prima hacer ver a tus colegas lo mucho que molas con tu nueva plantación de patatas, pero antes, antes te lo quedabas todo para ti. Como resultado, a día de hoy, si quiero divertirme con un buen juego de gestión, tengo prácticamente que tirar de DosBox… algo realmente triste y para colmo, los pocos tycoon que salen, intentan parecerse más a los juegos del facebook que a los de antes.

En Roller Coaster Tycoon puedes construir tu propio parque de atracciones y diseñar tus atracciones desde cero y montarte en ellas si quieres!!!

Recuerdo cuando hace no demasiado, me hice sin querer con dos copias idénticas de la edición coleccionistas de Europa 1400, que incluía toda la saga. Una de ellas se la intenté regalar a varios amigos y ninguno la quiso… así que para vaciar un poco la estantería decidí venderlo en una tienda de segunda mano y me dice el dependiente con cara de circunstancias:

– Oye es que por este juego….
– Da igual, como si me das 20 céntimos.
– Es que ni eso, pero se lo regalas a un amigo y quedas de puta madre.
– Ya lo he intentado.

De todos modos, por desgracia y sin ironía, da igual… ¿A quién le importan los Tycoon?

EduZRO

Ingeniero informático y también jugador de PC de la vieja escuela. Odiaba las consolas, pero un día se compró una PSP y actualmente tiene 2 consolas más, aunque no ha tardado en volver a sus orígenes. Con hábitos nocturnos, le encantan las nuevas tecnologías e iniciar nuevos proyectos.

4 Comments

  1. vainas dice:

    ¡Articulazo!

    Es bastante triste lo que comentas, todo se va “bobalizando” con el paso del tiempo. Quieren ser tan accesibles y llegar a tanta gente que pierden su esencia por el camino. Jugar a muchos juegos hoy en día en dificultad “locura”, no plantean más reto que otros de hace 15 años en su único modo de dificultad.

    En PC, al ser la mejor plataforma para jugar a este género, siempre encontraremos cosillas, y aunque no sean el Triple AAA de turno con el respaldo de medios y notas, seguro que habrá gente que siga currándose juegos así.

    Civilization, aunque es más militar que de gestión, es una saga con bastante empuje de ventas, y poco casualizada. ¿Sabías que el próximo X-COM lo desarrolla Firaxis, los de los Civilizations? GOTY 2014 xD, va a ser tu Thief 4 bis.

    1. neeonez dice:

      Cierto, antes hasta ni podías cambiar el nivel de dificultad… pero ahora solamente nos queda el “FlowerStand Tycoon”:

      http://www.doublegames.biz/images/screenshots/flower-stand-tycoon_3_big.jpg

      En cierto modo, la falta de tiempo el público adulto antes de la crisis, hacía que estos juegos planteados para éstos, terminasen en manos de niños que difícilmente podrían comprender la mecánica de juego, pero no era así, sucedía todo lo contrario. Ahora mismo mi tiempo es muy limitado y, aunque jamás me he registrado en el Farmville, he dejado de ser un habitual del género.

      Sí, el X-Com, a pesar de que las capturas no me convencen, promete mucho más que los anteriores 😀

    2. vainas dice:

      Es verdad, acabo de ver las capturas y transmiten mucho mal rollo, salvo la del planeta Tierra xD. Tengamos fe. Lucas le pegaba a los Tycoon, tal vez podría currarse un análisis, ejem, ejem. xD

      Una anécdota que te va a gustar: al año y poco de comprar mi primer ordenador, vino Manu a mi casa con un disco duro petado de películas, música, los típicos programas… todo metido en una carpeta que ponía “Vainas.”

      Una de las subcarpetas, ponía “Xogo”. Le pregunté de qué juego se trataba, y me dijo que era uno de encargarse de sistemas de transporte, que él lo había jugado de pequeño cientos de horas y que ahora se lo había bajado portable y le estaba dando caña. Era el Transport Tycoon, y gracias a él, lo descubrí.

    3. neeonez dice:

      En serio?? Manu?? Desde ahora lo miraré con respeto jaja. Lo que si que celebro es que hayas descubierto el viejo X-COM y valorado su atmósfera a pesar de ser un juego del 94.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 − nueve =