Artículos

Lesiones más habituales de los jarcor gamers

Imagina que no das agarrado bien una lata de refresco sin que sientas en tu muñeca un dolor horroroso. Eso, amigos, es síntoma de que os habéis pasado dándole a la maquinita. Si es que todo en exceso es peligroso, y por mucho que nos moleste pensar que algún día moriremos, esto acabará pasando y los médicos tienen razón en muchas de las cosas que dicen (aunque no todos, alguno es un auténtico cafre que te odia a ti y a todo el mundo y quiere hacerte infeliz quitándote los máximos placeres de la vida posibles). No somos infinitos, ni máquinas capaces de soportar cualquier cosa, nuestro cuerpo es frágil (aunque si tenemos suerte, en el futuro, para cuando seamos deformes, gordos, suframos de problemas respiratorios, y muchos otros males, ya estarán disponibles aumentos e implantes a lo Deus Ex que nos arreglarán).

Pero bueno, para seguir con el tema, el exceso en el mundo de los videojuegos también tiene repercusiones, pudiendo transformarse en detonantes de una patología. Tendemos a pasar por alto el hormigueo en las manos o los calambres en los dedos y seguimos diciéndonos a nosotros mismos, “una última partida“, “hasta el próximo punto de guardado” o “cuando llegue a nivel 20!” ; y éstas son algunas de las lesiones más comunes:

El síndrome del pulgar de Playstation

Los pulgares son partes del cuerpo de gran utilidad, sobre todo cuando estamos jugando videojuegos. Pero, como muchos jugadores han descubierto, pasar mucho tiempo jugando puede hacer aparecer una dolorosa y conocida situación, que ha sido bautizada como el “Síndrome del Pulgar de Playstation”. Es causada por el esfuerzo asociado con el uso repetitivo del dispositivo de juego.

Los síntomas incluyen:

– Ampollas.
– Zonas enrojecidas.
– Entumecimiento.
– Hormigueo.

También es conocida como Nintendonitis, Pulgares de Nintendo o incluso Síndrome de Muñeca WASD (en referencia a las teclas de movimiento del teclado).

ps thumbs

El síndrome del túnel carpiano

La naturaleza repetitiva de los juegos también puede provocar una lesión de muñeca con dolor muscular crónico. Para los usuarios de juegos de iPad, esta lesión consiste en:

– Dolores en la mano con la que sostenemos el iPad.
– Dolor en los dedos de tocar y deslizarse por la pantalla.

Wii-itis

Es una lesión por sobreuso de la Wii, desencadenada en una forma de tendinitis. Tiene un par de subcategorías:

– Lesión de hombro (por juegos de tenis o golf).
– Lesión de rodilla (por juegos de bolos o béisbol).

Además de Wii-itis, también podemos sufrir alguna otra lesión jugando con esta consola, provocada por golpes en alguna otra parte del cuerpo si se te escapa el mando a ti o a tus amigos y te da en la cabeza. También hubo quien se cayó de la tabla de equilibrio de la Wii Fit y se rompió el tobillo.

Hidradenitis palmar

Es increíblemente fácil engancharse a los videojuegos de forma que se terminan jugando diez horas diarias. A una chica suiza que se pasaba los días jugando, tuvo que acudir a un hospital por tener llagas y bultos dolorosos en las palmas de las manos. Se cree que esto es causado por la fuerza de agarre del mando combinado con la sudoración excesiva.

Dolores de espalda, cuello y hombros

A menudo es causada por una mala postura o como resultado de una sesión vigorosa de Wii o Kinect. Todos sabemos que esto puede ocurrir, pero es difícil mantener la posición correcta para que esto no ocurra. Yo me paso el tiempo jugando como el de la foto de abajo.

hombros cuello

Hay dos posiciones de juego típicas, una en la que el usuario está sentado en el sofá, cabizbajo con las piernas sobre la mesita del centro o en una silla; y la posición de concentración total, en la que el jugador se inclina hacia adelante, con los codos sobre las rodillas y con la cabeza un poco inclinada a su vez, de forma que dirige su total atención a la pantalla.

Fatiga visual

Largos períodos de tiempo sin interrupciones frente a un monitor, no es algo muy bueno para los ojos. Las dolencias más comunes son:

– Irritación de ojos.
– Problemas de concentración.
– Sequedad en los ojos.
– Visión borrosa.
– Sensibilidad a la luz.
– Dolor de cabeza.

Convulsiones

Normalmente, quien no sufra de epilepsia no debería preocuparse por esto, pero para los que sí, los videojuegos pueden actuar como desencadenantes de los ataques, sobre todo para los que sufren de epilepsia fotosensitiva.

Epilepsia

Tropezar con cables

Parece una tontería, pero para algunos es toda una hazaña conseguir no pegársela tropezando con cables, o evitar que te peguen si le das un tirón involuntario al mando y te cae al suelo.
Tenemos que ser comprensivos con estas personas que son un poco despistadas por naturaleza y que no tienen maldad en sus actos. Es más, estoy segura de que lo pasan fatal cuando sucede y acto seguido quedan petrificadas en el sitio mirando al aire deseando que aparezca algún ser volador que se lo lleve en ese momento.

Noemn

Le encanta el rol y los juegos de estrategia por turnos, pero odia los FPS que son demasiado simples o sin sentido. Cree que todo buen juego debe tener una buena historia o en su defecto, una mecánica de juego innovadora. De vez en cuando al hemos pillado con juegos casuales en su teléfono móvil, pero dice que se instalan solos.

8 Comments

  1. vainas dice:

    Me ha encantado el artículo, pero creo que nadie en su sano juicio jugaría como el tipo de la foto con el pad de la 360. A lo mejor el raro soy yo, pero mi posición de siempre es chafado en el sofá, o recto, pad en la pelvis y pie izquierda sobre rodilla derecha (menos en la Wii, que me impide jugar así porque tapo el receptor con la pierna 🙁 ).

  2. neeonez dice:

    Creo que la redactora tiende a liarse con los cables; ¿No?
    Pues a mi lo de la mano me ha pasado por utilizar teclados malos o situarlos a una altura inadecuada.
    Me parto con el chaval del vídeo XD

  3. Lechoso dice:

    Felicitaciones a la jarcoredactora por exponer brevemente pero de forma concisa este tema de vital importancia en la vida de todo viciao. No es sólo la postura, al igual que al conducir, el cuerpo y la mente agradecen descansos cada hora, beber algo para hidratarse y pasear un poquillo. Es más, realizar estiramientos, mantener la postura relajada y revisar la vista una vez al año también son otros factores a tener en cuenta para todos, jueguen o no; ya que hoy en día casi todos trabajamos con computadores y/o nos divertimos con ellos 🙂

  4. walkersky dice:

    Muy buen artículo. Me he identificado con algunas molestias que indicas.

    A veces suelo poner las piernas como vainas, y la que no apoyo en el suelo a veces se me duerme y para levantarse y andar cuesta, ya que es como si me faltase la pierna. Unos 30 segundos después de levantarme, ya puedo andar con normalidad.

    También, al jugar al juego de baile de la alfombra, se pueden coger unas buenas agujetas si te pasas jugando.

  5. Noemn dice:

    Muchas gracias a todos chicos! Y sí, tiendo a liarme bastante con los cables; da igual cómo los coloque, acaban siempre rodeando alguna de mis piernas…

  6. neeonez dice:

    Cierto Lecho, la revisión de vista que no falte… me tengo que hacer una a la de ya.

    Lucas, la alfombra también puede provocar la lesión de que te vea tu madre o tu padre mientras juegas y que te den una colleja jeje

  7. walkersky dice:

    jaja, sí lo de las collejas es lo peor. De hecho tuve que camuflar la compra de GTA V, en la Amazonia, con un libro. 😀

  8. neeonez dice:

    jaja, ¿En serio? ¿Un libro sí y un juego no?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

7 + 13 =