Artículos

La Lista de Pendientes

“Esta lista es el bien absoluto. Más allá de ella se extiende el abismo.”

Tiempo libre. ¿Cuánto vale un día libre extra cada semana? Es difícil ponerle un precio, pues su valor es inmenso, aunque puede variar según a quién le preguntéis (un operario de producción con turnos difíciles, mujer e hijos y muchas aficiones, le dará más valor, seguramente, que un senador). Aquí también influye otra variable: la capacidad de administración del tiempo (si hay algún docente con capacidad para hacerme mejorar en este aspecto leyendo esto, por favor, contacte conmigo vía comentarios). Como nuestro tiempo libre, cuanta más edad tengamos, tiende a reducirse, cada vez es más difícil encontrar momentos de asueto que dedicar a los videojuegos, cine o literatura .

Pero, en el fondo, somos optimistas. Acumulamos películas, libros o juegos para cuando tengamos tiempo que nos permita disfrutarlos. Más bien, acumulamos porque pensamos que en el futuro tendremos ese tiempo libre. El trabajo nos quita muchas horas a la semana, pero también nos da réditos: con la renta que obtenemos aumentamos nuestra colección de juegos para jugar “algún día”. La pregunta es, ¿llegaremos a jugarlos?

Si nos ponemos a mirar nuestras estanterías, posiblemente nos encontremos con muchísimos juegos no empezados cuya calidad es infinitamente superior a otros que nos hemos pasado. ¿Por qué? ¿Es quizá que, sabiendo que el juego es una delicia, esperamos hasta tener, no sólo la agenda, sino también la cabeza despejada de otros problemas para prestarle toda la atención que se merece al juego? ¿Hay momentos para pasarnos un Call of Duty de apenas 5 horas de duración y otros momentos para embarcarnos en un viaje de 60 horas que nos dejará una huella imborrable para siempre? Es posible, pero, ¿no es menos cierto que precisamente estos viajes nos ayudan con nuestros “marrones” del día a día, haciéndolos más llevaderos?

Sea como sea, esta acumulación de juegos pendientes apela al buen gusto. Recomendaciones, búsqueda de información por nuestra cuenta o de casualidad viendo las ofertas del día, da igual, si hacemos un repaso mental a esos, aproximadamente, 15 juegos de la estantería que te tienes que jugar, posiblemente muchos terminen…

Hola, soy un colega del redactor: El redactor tiene la manía de dejar buenos artículos incompletos. Si quieres que lo termine, por favor, deja un comentario, compártelo o haz algo. Finalizaré el artículo con una reflexión personal.

Creo que cuando te vas haciendo mayor (ahora no eres mayor hasta los 30 o 40 años), te das cuenta de que jamás podrás jugar a todo lo que vas acumulando y aún menos sacar aunque solo sea un 5% de esos logros que tanto nos cuesta sacar, con los cuales podemos llegar a aburrirnos como una ostra hasta conseguirlos. Calidad frente a cantidad, amigos. Si la tecnología avanza lo suficiente quizás podamos extender nuestra vida hasta los 160 años, pero no es muy probable. De todos modos, debemos dejar la puerta abierta, aunque mientras tanto: sed selectivos.

Auto respuesta del colega del redactor: Soy un hipócrita y en ocasiones sigo jugando a auténticos truños.

vainas

Con un pasado y presente consolero, actualmente disfruta también de las viejas glorias de PC. Un analista implacable que juega a todo lo que se le cruza, da igual el género, puede con todo.

1 Comment

  1. Varok dice:

    A mi lo que me pasa, mas que acumular juegos (que tambien) es que me termino los que mas me han gustado muchas veces en vez de jugar nuevos xD

    Vease el Tales of Phantasia o Symphonia, que me los habre pasado 3 y 5 veces respectivamente, o el FFVII, o casi cualquier Zelda, que me los habre pasado otras tantas veces… asi poco tiempo tienes para novedades xDDDD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

doce − 1 =