Análisis PC

Ignition / Análisis (PC – 1997)

Ignition es un juego de carreras de lanzado por Unique Development Studios -UDS- en 1997. Se trata del típico juego arcade de coches surrealista con perspectiva superior, género en el que ya de aquellas era difícil destacar debido al gran número de títulos similares, como Speedster, Death Rally o Speed Demons. Podríamos decir que Mario Kart coronó el género en consola, por lo que Mario 64 o incluso el primero lanzado para Super Nintendo tienen bastante más chicha que éste.

Si conocéis Speedster, lanzado en PlayStation en 1996, es un juego muy parecido que usa mismo tipo de perspectiva, pero Ignition gana en todos los aspectos.

Jugando a Ignition

Disponemos de 7 circuitos y de 8 vehículos entre los que seleccionar para jugar en alguno de los siguientes modos:

  • Carrera individual: Debemos seleccionar un vehículo y completar 3 vueltas en unos de los circuitos contra otros 5 oponentes.
  • Persecución: Es el clásico modo de eliminación. Cada vuelta es eliminado el corredor que vaya el último y así hasta que haya un ganador.
  • Contrarreloj: Venga, adivinadlo… correcto! Tras seleccionar un circuito, debemos conseguir el mejor tiempo tanto de carrera como de vuelta. Un coche fantasma será grabado con nuestro mejor tiempo y se mostrará en las próximas carreras para tener una referencia y superarnos a nosotros mismos.
  • Campeonato: Es el modo más interesante y debemos ganarlo en cada una de los 3 niveles de dificultad para desbloquear nuevos vehículos y circuitos. En fácil correremos en 5 pistas, en amateur en 6 y en profesional en 7; es decir, que se añade a la función el circuito que desbloqueamos. Recibiremos más puntuación cuanto más arriba quedemos en la clasificación y además, deberemos quedar como mínimo de terceros en cada carrera y, al final, asegurarnos de que somos los ganadores en la clasificación general. Tenemos 3 vidas u opciones para repetir una carrera durante todo el campeonato, algo que nos vendrá muy bien jugando en profesional.

Los dos primeros niveles de dificultad son asequibles pero el modo profesional supondrá un auténtico reto, puesto que nuestros oponentes van todo lo rápido que pueden, aunque también se confunden y al menos, parece que no están preparados para evitar los obstáculos, algo que podría ser una pega pero sin embargo deseaba que sucediese. Un pequeño detalle es que al principio apenas se irán por atajos, pero parece que se los van aprendiendo progresivamente a medida que jugamos.

Mirad, parece una captura de pantalla de una revista seria.

Mirad, parece una captura de pantalla de una revista seria.

Si así lo queremos, podemos jugar en pantalla partida con un amigo y dado que las teclas que necesitamos son solamente las de acelerar, frenar, girar y accionar el turbo, es bastante cómodo jugar con el mismo teclado si no tenemos un mando. Podemos jugar también por LAN en su versión para Windows, pero no en la de MsDOS.

Los vehículos

Son 11 y están todos muy equilibrados, contando con variaciones en su aceleración, velocidad punta, agarre y turbo. El turbo podremos usarlo cada vez que se llene un medidor que veremos en la parte derecha de la pantalla. Se rellena cada pocos segundos y tendremos que saber cual es el mejor momento para utilizarlo, habitualmente en las rectas o lugares libres de obstáculos.

Podremos seleccionar un coche similar a un Mini Cooper, un coche de policía, un vehículo parecido a un Ford Mustang, un camión, un autobús, un Monster Truck… son todos bastante competitivos. Por ejemplo, recuerdo que en su día vi imposible pasarme el torneo en Profesional con el camión… pues bien, ahora me ha parecido el más sencillo para lograrlo.

Circuitos

Son también muy variados, con un diseño único. Una montaña nevada, una mina en medio del desierto, un poblado del interior, una autopista… todos están perfectamente diseñados y disponen de obstáculos únicos como piedras que nos aplastan, rayos que caen en la pista, tornados, tráfico, trenes y multitud de saltos y puentes rotos.

Suele ser importante usar el turbo antes de cada salto, pero no, recordad que en este caso no.

Suele ser importante usar el turbo antes de cada salto, pero no, recordad que en este caso no.

En ocasiones el tema de los obstáculos es bastante aleatorio, pero siempre podemos frenar o desviarnos por rutas alternativas para evitarlos. Cuando nos caigamos por un precipicio o choquemos contra trenes o camiones que atraviesan la pista, nuestro coche se reseteará, pero habremos perdido unos valiosos segundos. Sin embargo, cuando seamos aplastados por alguna roca, la dirección se invertirá durante unos segundos hasta que volvamos a las dimensiones originales de “no-aplastamiento”.

Gráficos, sonido…

Visualmente no está mal; podemos seleccionar resoluciones de hasta 800×600 y aunque ahora mismo pueda parecer que está técnicamente desfasado, sigue siendo un juego muy bonito. En equipos muy modestos de la época se movía siempre todo muy suave. Quizás suena estúpido decir ahora que el juego contaba con efectos de humo, reflejos, marcas de derrape… pero así era. Si tenemos una 3dFX o usamos un Glide Wrapper podemos activar las opciones gráficas de aceleración 3D.

Es importante que reservemos el turbo para la recta final.

Es importante que reservemos el turbo para la recta final.

Los efectos de sonido del juego no son malos pero sí podrían haber sido más variados. El motor y el sonido que emiten los vehículos al accionar el turbo es distinto para cada uno, pero da la sensación de que falta algo. Los escenarios tienen sonidos propios en determinados lugares como las avalanchas de nieve o las campanadas de un reloj cuando atravesamos un pueblo, pero no esperéis mucho. Me he enterado ahora de que el juego incluye una banda sonora bastante chula para cada circuito, pero… he jugado con el CD fuera… y sí, tengo una versión original.

Argumento

Es coña…

En resumen

Ignition es un un buen juego dentro de su género e ideal para pasar un buen rato, aunque una vez completado el torneo en profesional, nos cansaremos de él.

Ignition [1997]
7
Notable
Analizado por

EduZRO

Ingeniero informático y también jugador de PC de la vieja escuela. Odiaba las consolas, pero un día se compró una PSP y actualmente tiene 2 consolas más, aunque no ha tardado en volver a sus orígenes. Con hábitos nocturnos, le encantan las nuevas tecnologías e iniciar nuevos proyectos.

3 Comments

  1. Varok dice:

    Creo que jugue este juego de pequeño en el pc de mi primo, si es el mismo, era bastante divertido xD

    Buen analisis, el argumento me ha quedado clarisimo. Deberian hacerle una novela para explicar todos los detalles xD

  2. EduZRO dice:

    Bueno, muy revolucionario no era, pero… tenía su punto y juegos de mini coches de este tipo no había muchos por aquel entonces para PC. Creo que también era el que ponía a mis primos cuando venían a jugar a mi casa, por lo que… seguramente sea éste (y ahora es cuando descubrimos que somos primos XD). Y por cierto, aquí los oponentes no te esperan como ocurre ahora, así que en cierto modo, es más avanzado que muchos juegos modernos.

  3. Omar dice:

    Recuerdo jugarlo de chico, con primos y hermanos. Para el año 97 o incluso posteriores era un juegazo; ademas el multiplayers ambos con el mismo teclado, vamos que era divertido. Recuerden que en ese entonces, la mayoria de juegos de autos pedian PCs mas poderosas que no todos tenian o que aun no salian, y ya con un 486 o pentium Ignition te corria bien.
    Para mi un juegazo que marco una etapa de esas, junto al aoe, diablo, nox, heroes que se me vienen a la mente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × 1 =