Análisis XBox

Halo 2 / Análisis (XBOX – 2004)

Bungie lanzó en el año 2004 la primera secuela de su juego estrella, Halo: Combat Evolved, juego que puso sobre la mesa unas cartas magníficas para luego jugarlas, a mi juicio, del peor modo. Halo tenía vehículos, una inteligencia artificial revolucionaria, una buena historia y buenos gráficos, pero el producto resultante se centró durante el 80% de su duración en una mala experiencia pasillera similar a la de los shooters de la década de los 90. Halo también tenía en la incubadora un modo multijugador al que no se le podía sacar partido en su versión de XBox, teniendo que esperar a la versión de PC lanzada dos años después a no ser que dispusiéramos de varias consolas XBox para conectarlas localmente. Podéis consultar nuestro análisis de Halo para más información, pero ahora centrémonos en el juego que nos ocupa, Halo 2, su continuación.

La redención de Bungie

Creo que en esta ocasión iré al grano y sencillamente diré que Bungie no solamente ha corregido todos los errores que hicieron de la primera entrega de Halo un producto regular, sino que además Halo 2 es uno de los mejores FPS de la historia y sin duda alguna, el mejor juego de la saga hasta la fecha. La expectación previa al lanzamiento del juego fue tremenda debido al éxito de la primera entrega, habiéndose publicado incluso novelas acerca del origen de los Covenant y del Jefe Maestro. Halo 2 bebe directamente de la historia y de las mecánicas jugables de su predecesor y las mezcla del mejor modo para ofrecer una experiencia inolvidable.

Los humanos y el Covenant

La acción de Halo 2 transcurre unos meses después de los acontecimientos del primer Halo. En esta ocasión no solamente viviremos los acontecimientos desde el punto de vista de las fuerzas humanas del UNSC, sino que ahora veremos también la historia desde el punto de vista de nuestros enemigos. En la introducción veremos cómo un comandante Elite de las fuerzas del Covenant es juzgado delante de 3 profetas, máximas autoridades del Covenant, por no haber podido evitar la destrucción del anillo en los sucesos que se narraban en la primera parte del juego. El comandante es nombrado Inquisidor y será enviado a realizar una serie de tareas que vosotros mismos deberéis ver a lo largo del juego.

Algunos vehículos como el Ghost tienen ahora más potencia de fuego.

Algunos vehículos como el Ghost tienen ahora más potencia de fuego.

En cuanto a los humanos, la introducción comienza a bordo de una nave situada en la órbita terrestre, concretamente mientras el comandante Avery Johnson, la hija del capitán Keyes y el Jefe Maestro son condecorados por haber completado con éxito su cometido en los sucesos del primer juego. Una pequeña flota del Covenant comandada por uno de los profetas irrumpe en escena destrozando algunas defensas terrestres pero, cómo no, ahí está el Jefe Maestro dispuesto a entrar de nuevo en acción.

Lo mejor de todo es que en esta entrega de Halo no solamente tomaremos el control del jefe maestro, sino que además nos pondremos en la piel del Inquisidor en algunas de las 15 misiones de las que se compone el juego. Si algo fallaba en el primer Halo era que pecaba de repetitivo y su pésimo diseño de niveles interiores no ayudaba nada. Ahora cada nivel tendrá alguna particularidad y el añadido de otro personaje al que controlar hace que en absoluto lleguemos a aburrirnos durante la campaña individual, ofreciendo una experiencia muy rejugable.

El juego con los mejores gráficos de XBox

La primera entrega de Halo fue pensada para demostrar todo el potencial de la consola de Microsoft, pero como suele ocurrir a la largo de la vida útil de una consola, otros títulos lo fueron superando. Fue el juego que nos ocupa el que alcanzó las más altas cotas de excelencia gráfica para esta consola gracias al inteligente uso de todos sus recursos. Halo 2 salió en XBox el mismo año que Doom 3 y Half-Life 2 lo hicieron para PC, por lo que el listón estaba bastante alto. Si bien Halo 2 se ve superado gráficamente por estos títulos, el resultado alcanzado es aún así sobresaliente, llegando a hacerles frente debido a la gran belleza de los escenarios del juego. Si bien la interacción física no es la de Half-Life 2, Halo 2 hace uso del motor de física Havoc para ofrecer una experiencia distinta, con una tremendo énfasis en el realismo tanto en las animaciones como en la interacción de personajes y vehículos con el entorno. Halo 2 está gráficamente más cerca de su tercera entrega, que sería lanzada 3 años después para Xbox 360, que de su predecesor. El diseño de los exteriores al igual que el de los interiores es ahora muy variado, por lo que ya no tendremos esa sensación de iniciar un nivel y pensar que todo será más de lo mismo. Hay algo que hace especiales a algunos juegos de ciencia ficción a nivel espacial como Mass Effect o Halo; se trata de la sensación de hacer que nos sintamos muy pequeños ante la inmensidad de lo que nos rodea, ofreciendo unas postales visuales que hacen que podamos sentir que realmente estamos ahí, siendo inevitable para el jugador pararse a observar lo que le rodea.

Las texturas son ahora muy variadas y el motor gráfico hace un excelente uso de tecnologías como el Bump Mapping para dotar de aún más realismo a las mismas, dando una verdadera sensación de relieve. Todos y cada uno de los modelos 3D del juego han sido rediseñados con un mayor número de polígonos y ahora los personajes también contarán con unas caras y unas animaciones faciales muy buenas. Quizás la única pega es que en ocasiones se nota una pequeña transición visual entre los modelos de baja resolución y los de alta resolución, pero el resultado final es igualmente sobresaliente para tratarse de una XBox.

Podemos utilizar la poderosa espada de energía con la que los Elites nos acosaban en Halo: Combat evolved.

Podemos utilizar la poderosa espada de energía con la que los Elites nos acosaban en Halo: Combat evolved.

En cuanto a efectos visuales, si cosas como el agua ya eran excelentes en su primera parte, ahora todos los efectos se han mejorado aún más. Otros efectos no tan buenos como el el uso de sprites 2D para representar el fuego en la entrega anterior son también cosa del pasado. Los efectos de iluminación también han sido mejorados, teniendo ahora casi todo iluminación en tiempo real, lo cual podremos percibir por ejemplo cuando encendemos la linterna. Ahora los cristales del escenario se romperán y el daño en los vehículos está ahora mucho más focalizado. Siguiendo con cambios físicos, los disparos de las armas serán ahora más contundentes, dando una sensación de mayor concentración a la hora de disparar a diferencia del rifle principal que usábamos en el primer Halo, que era más parecido a una escopeta de feria. Cuando matemos a un enemigo, veremos también cómo éste se cae al suelo y se adapta a la forma del mismo, pudiendo incluso salir disparado o rodar escaleras abajo si les lanzamos una granada.

Novedades jugables

La primera novedad de la que nos daremos cuenta es de que podremos usar dos armas a la vez, teniendo doble potencia de fuego aunque menor puntería. El arma secundaria se dispara con el gatillo izquierdo que habitualmente nos sirve para lanzar granadas, por lo que si queremos lanzarlas, deberemos tirar el arma secundaria, algo que en cierto modo es totalmente lógico.

Algo de lo que nos daremos cuenta también es de que no tendremos indicador de vida, reduciéndose nuestra protección al escudo de energía. Cuando el escudo se agote, duraremos en general bastante poco, por lo que será mejor ponernos a cubierto a no ser que estemos a punto de terminar la faena. Lo cierto es que la mala distribución de los botiquines por el escenario en su predecesor hace que no los echemos demasiado de menos.

Los puntos de control son ahora más numeros y están mucho mejor distribuidos, por lo que no hay nada que objetar en este aspecto, ya que la posibilidad de guardar en cualquier momento que habitualmente se nos ofrece en juegos de PC puede llegar a cansar jugando con mando y sin tecla de acceso rápido

Aunque se trata más bien de una novedad no jugable, ahora se ha optado por incluir muchas más escenas cinemáticas, que aunque han sido bastante criticadas, están bien realizadas y sirven para ver la historia, que ahora es más compleja e incluye más puntos de vista.

Enemigos

En esta entrega nos volveremos a encontrar con todo el escaparate de enemigos que aparecían en la primera entrega pero con algunos nuevos añadidos: Los Brutes y los Drones.

Los Brutes suelen atacar en grupo y además de tener aptitudes tácticas al igual que los Elites, son más fuertes que éstos. Suelen llevar un rifle de plasma especial de color rojo o un cañón lanza granadas que también nosotros podremos usar. Cuando se quedan sin munición o están a punto de morir, dejarán su arma y correrán hacia nosotros para embestirnos cuerpo a cuerpo, por lo que más vale echar a correr o ser rápido disparando.

En la imagen, un Profeta y un Brute arreglando el mundo.

En la imagen, un Profeta y un Brute arreglando el mundo.

Los Drones tienen la apariencia de un insecto y al igual que los Chacales, son muy buenos tiradores. Su mayor virtud radica en que son capaces de volar, aunque tampoco demasiado alto, pero sí lo suficiente como para resultar un incordio. Son también muy inteligentes, aunque poco resistentes.

Los Flood volverán a hacer acto de presencia pero de un modo muy contenido, por lo que no llegan a cansar ni a ser una lacra en el desarrollo del juego. Es más, desmembrarlos atacando cuerpo a cuerpo con la espada de energía del Covenant es una experiencia muy satisfactoria.

La inteligencia artificial, las tácticas y los patrones de comportamiento derivados de la jerarquía de nuestros enemigos y todos los aspectos relativos al modo de actuar de los enemigos de su predecesor se mantienen. Todos los tipos de enemigo se coordinan entre sí y a la vez requieren distintas tácticas o armas para ser eliminados. En ocasiones nos veremos en situaciones en las que distintas facciones se enfrentan entre ellas mientras nosotros estamos en medio del tinglado, hecho que podemos usar como ventaja táctica para pasar desapercibidos.

Los soldados de la UNSC que nos acompañan serán ahora más independientes, pudiendo controlar vehículos por propia iniciativa, aunque siempre tenderán a facilitarnos la vida como prioridad.

Vehículos

Los vehículos están ahora plenamente aprovechados en los niveles de la campaña debido a la mayor cantidad de espacios abiertos que se han incluido. Desde el control del Warthog hasta el de los vehículos aéreos, ahora sí es una experiencia satisfactoria controlarlos debido a su mejora tanto a nivel físico como de control. Además tendremos más vehículos, pudiendo controlar aquellos que antes no podíamos utilizar como los potentes Wraiths del Covetant.

Una pequeña novedad es la posibilidad de asaltar vehículos enemigos subiéndonos encima de ellos para dar golpes al piloto o introducir una granada en su interior y así hacernos con éllos en el primer caso o destrozarlos en el segundo. Pero ojo, que dado que en Halo casi todo es recíproco, nuestros enemigos también pueden aplicar contra nosotros dicha estrategia.

El control de los vehículos aéreos se ha mejorado bastante y, además. habrá espacios apropiados para su disfrute.

El control de los vehículos aéreos se ha mejorado bastante y, además. habrá espacios apropiados para su disfrute.

Los combates aéreos están también ahora bastante bien implementados y algunas mejoras en la potencia de fuego de los vehículos existentes hacen que ahora sean útiles y no tengamos que bajarnos de los mismos para atacar de un modo eficiente.

Banda sonora y efectos de sonido

Desde sonido de cada una de las armas hasta el de nuestros pasos sobre distintas superficies; se han tenido en cuenta muchísimos detalles sonoros que unidos a la espectacularidad de las explosiones crean una gran atmósfera bélica sin apenas hacer uso de scripts predefinidos, como tiene que ser. El punto fuerte se lo lleva la banda sonora, puesto que si la de la primera entrega ya era muy buena, ahora es aún mejor, con muchos temas para el recuerdo que sonarán en los momentos adecuados. Los temas instrumentales ponen la guinda al pastel para sumergirnos más en los entornos desconocidos, mientras que los temas más cañeros suelen suenan cuando nos enfrentamos a grandes grupos de enemigos en escenarios interiores.

En cuanto al doblaje del juego, todo correcto para los que nos defendemos en inglés, aunque no comprendo por qué se han subtitulado las escena cinemáticas al español y no el resto de diálogos del juego, algo que puede perjudicar bastante a muchos jugadores a la hora de seguir la trama. En mi opinión, es preferible un buen doblaje al inglés (como ocurre en la saga GTA) que un mal doblaje a nuestro idioma; aunque lo que no debería faltar son los subtítulos.

Multijugador

El juego ofrece el multijugador con el que los jugadores de Halo en consola siempre habían soñado, incluyendo los siguientes modos que podemos jugar asumiendo tanto el papel de un Spartan humano como el de un Elite Covenant:

  • Asesino: El clásico modo de todos contra todos.
  • Capturar la bandera: Como ya todos sabemos, ganamos puntos cuando jugando por equipos llevamos la bandera desde la base enemiga hasta la nuestra.
  • Asalto: Transportar una bomba hasta la base enemiga y hacer que explote.
  • Rey de la colina: El objetivo es defender una posición durante el mayor tiempo posible.
  • Oddball: Tendremos que recoger un balón para transportarlo con nosotros la mayor cantidad de tiempo posible.
  • Territorios: Habrá una serie de puntos estratégicos en el mapa que nuestro equipo deberá controlar el máximo tiempo posible.
  • Juggernaut: O todos contra uno. El jugador que adopte el papel de Juggernaut será invisible y se ganan puntos en base a los enemigos liquidados cuando tomemos este papel.

Todos estos modos pueden jugarse en pantalla partida, interconexión local o usando el servicio XBox live. Quizás la única pega es que no existe un modo cooperativo online para la campaña, pudiendo jugarla únicamente en solitario o en pantalla partida.

Terminando

Pido disculpas si la lectura ha resultado aburrida… y es que ésto no ocurre con los juegos malos en los que hay mucho que criticar. Es un gran juego que compite de tú a tú con los mejores shooters lanzados para PC en el año 2004, ofreciendo una experiencia única. Resumiendo: Si no lo habéis hecho ya, jugad al mejor juego de la saga, Halo 2.  Podéis jugarlo también en PC o a la versión que se incluye en la Halo Master Chief Collection para XBox One.

Halo 2 [2004]
9
Obra maestra
Analizado por

EduZRO

Ingeniero informático y también jugador de PC de la vieja escuela. Odiaba las consolas, pero un día se compró una PSP y actualmente tiene 2 consolas más, aunque no ha tardado en volver a sus orígenes. Con hábitos nocturnos, le encantan las nuevas tecnologías e iniciar nuevos proyectos.

1 Comment

  1. Varok dice:

    Buen análisis, a mi al menos no se me ha hecho aburrido. SI que es verdad que cuando el juego es bueno, es más dificil sacar chascarrillos y tal xD Pero… de vez en cuando, toca.

    Yo me quede en el 1º para PC, y el modo multijugador ya me resultaba divertido, por lo que dices, ahora todo debe ser mucho mejor, eso mola. Suena bien.

    Me has dejado con ganas de jugarlo, aunque tendria q volver a jugar al primero, q ya ni me acuerdo de na jaja

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 − 12 =