Guías Guías de juego

Guía de Colin McRae Rally 04

Que si asfalto, que si gravilla, que si un país, que si otro … Cada vez que empiezas a acostumbrarte a las diabólicas exigencias de un tipo de terreno, te encuentras con otro nuevo. Y claro, así nunca acabas de acertar. ¿Te echamos una mano?

Aquí tienes algunos consejos útiles para las etapas de cada pais. Por defecto, te aconsejamos sobre cómo afrontar cada campeonato con un coche de tracción total, un nivel de dificultad normal y un sistema de control analógico (preferiblemente un volante).

ESTADOS UNIDOS

Comprobarás que los coches controlados por la CPU empiezan con una conducción agresiva y marcando muy buenos tiempos, pero pronto se calmarán un poco. lntenta mantener los nervios en las dos primeras etapas y no te preocupes si en todos los parciales tu marca es roja, porque recuperarás el tiempo perdido más adelante. A partir de la tercera etapa, lúcete en las horquillas y apura al máximo en las zonas de asfalto y gravilla. En estos terrenos, y en las secuencias de muchas curvas cerradas, los coches de la CPU no conducen ni la mitad de bien que tú. Hasta entonces, preocúpate de mantener intacta la mecánica de tu bólido.

En cuanto a los tipos de terreno, ya sabes más o menos c6óo van las cosas. Cuando en las primeras pruebas pises sobre tierra o barro, frena suavemente y de forma continuada antes de entrar en las curvas; después, córtalas con cuidado, sin movimientos bruscos, para salir acelerando a partir de la mitad. Sobre gravilla, ten en cuenta que la respuesta de la dirección se ralentiza, de modo que deberás empezar a girar un poco antes de cuando quieras hacerlo para que las ruedas directrices actúen en el momenta idóneo. Y por supuesto, sobre asfalto, conduce de un modo más agresivo: volantazos y frenadas bruscas en el último momento para ganar unas décimas con cada curva. Aminora soltando el acelerador sobre asfalto, sin apenas frenar, porque el freno motor te será más util que el de servicio para giros superiores a los de nivel 2 y las horquillas.

FINLANDIA

Si al finalizar el campeonato anterior consigues el nuevo kit de suspensión, genial. Si no, ten especial cuidado con los saltos en este campeonato. Todas las etapas castigarán los muelles de tu coche sin compasión.

El mejor modo de alargar la vida de las suspensiones es soltar el acelerador justo antes de cada salto. De este modo, el coche apoyará todo su peso en las ruedas delanteras y saltará mucha menos distancia y altura, haciendo sufrir menos a la amortiguación. Los árboles que rodean la pista pueden fastidiarte el coche si no andas con cuidado. Por suerte, tus adversarios también les tienen bastante miedo, así que, aunque vayas paseando a Miss Daisy es muy probable que marques el mejor tiempo en todas las etapas. Paciencia, giros suaves, frenadas bruscas cuando las necesites y, ante la duda o falta de visibilidad, suelta el acelerador.

Por ultimo, recuerda que cuando tu copiloto te aconseje “no cortar” una curva, lo dice por algo. Normalmente, se refiere a que el interior de la curva tiene una zanja o un pedrusco que sale del suelo un poco y que apenas resulta visible. Si intentas cortar la curva, lo más probable es que vuelques o pierdas buena parte de la carrocería.

AUSTRALIA

Los polvorientos caminos australianos tienen una peculiaridad, y es que la tierra que predomina en la mayor parte del terreno hace que las ruedas se claven ligeramente en el piso. Esto hace que el coche tarde algo más en virar cuando mueves el volante, como sucede con la gravilla, pero facilita la salida de las curvas, ya que los neumáticos se mantienen de algún modo “encarrilados” en su sitio. Por ello no deberfa costarte mucho ladear un poco el coche antes de cada curva y después mantenerlo resbalando a lo largo de la curva con el uso adecuado del acelerador para salir de cada curva acelerando en línea recta desde la mitad hacia la salida.

Tampoco te preocupes por las zanjas en las curvas. A diferencia de Finlandia, en Australia el clima es muy seco: nada de zanjas. Podrás cortar todas las curvas que te de la gana mientras tengas cuidado con los arboles. Sí pueden suponer un problema las irregularidades del terreno, repleto de baches. Una amortiguación dura te permitirá ir más rápido, pero perderás algo de adherencia en
las curvas, mientras que una amortiguación blanda te conferirá un mayor control, aunque a costa de una pérdida considerable de velocidad. Claro que nosotros no podemos decidir por ti cuales son tus preferencias.

ESPAÑA

Este juego es tan bueno que incluso reconocerás las carreteras españolas nada más verlas. Todo curvas injustificadas, estrechísimas, llenas de imperfecciones en algunos tramos, de superficie perfecta en otros… En fin, como en la vida real.

Lo que puedes hacer para ganar en maniobrabilidad es bajar la altura del coche al mínimo y pasar la frenada un poco a las ruedas traseras, pero con esto perderás capacidad de frenada cuando necesites perder velocidad de repente, lo que hará que te salgas de la pista más de una vez. Así pues, si bien esa configuración te asegurará la victoria en las dos primeras etapas, mÁs vale que después recurras a la configuración por defecto del coche para evitar problemas.

Y ya sabes cómo funciona el asfalto: adherencia total, pero pérdida total del control en cuanto pisas fuera con una rueda. Lo único que debe importarte (más que la velocidad e incluso que la trazada) es mantenerte dentro del circuito. Quizas al principio ese cuidado excesivo te haga perder algunos segundos, pero a la larga te hará ganar el rally. En cualquier caso, evita en lo posible los derrapes, porque la gran adherencia del terreno es ideal para tomar curvas a gran velocidad, pero se convierte en tu peor enemiga cuando sobreviras y necesites corregir. Más vale ir un poco mas despacio que perder un segundo entero cada vez que derrapas en exceso.

SUECIA

En contra de lo que pudiera parecer, esto del hielo y la nieve se nos da mejor a los humanos que a la CPU, al menos en el nivel de dificultad normal. Te recomendamos que conduzcas con tranquilidad, estirando el trazado en todas las curvas lo máximo posible y yendo sobrado de maniobrabilidad al entrar en las curvas, aunque eso implique ir más despacio de lo que parezca necesario. Los neumáticos que llevarás por defecto son ideales, como el resto de la configuración del vehículo, así que limítate a pilotar sin demasiada agresividad.

Presta especial atención al copiloto, porque sus indicaciones son aquí mas utiles que nunca, dada la falta de visibilidad (porque todo es blanco en unos casos o porque los abetos te impiden ver la pista en otros). Si lo necesitas, podrás apoyar levemente la parte trasera del coche en los bordes de la pista cuando sobrevires un poco, lo que te permitirá corregir la dirección con facilidad sin perder apenas velocidad.

GRECIA

El rally más duro de todo el juego. Tu pobre coche acabará destrozado después de cada etapa, por lo que te recomendamos que cuides de él aunque ello implique perder tiempo. En caso contrario, después de la primera etapa estará tan destrozado que apenas conseguirás llegar a la meta en la segunda. Al menos intenta conservar alguna pieza intacta hasta que llegues a la zona de servicios.

La suspensión extra y los neumáticos especiales para gravilla te irán de perlas aquí si los has conseguido en las etapas especiales para obtener piezas, pero en caso contrario, mide bien las frenadas y entra en las curvas con cautela, ya que en casi todas hay baches difíciles de ver que harán trizas tu dirección. De hecho, si juegas con un volante dotado de force feedback, te aconsejamos encarecidamente que desactives esta función hasta que hayas terminado el rally de Grecia, o te volverás loco. En todo caso, los coches controlados por la CPU no tendrán tanto cuidado como tu con sus carrocerías, lo que probablemente se traducirá en una humilde segunda o tercera posición en la clasificación final del rally. Pero mejor eso que quedarte sin coche después de un par de etapas.

GRAN BRETANA

Como es lógico, el último rally del juego también es el más difícil. Tanto que incluso es posible llegar primero en la clasificación general y quedar segundo al terminar. Intenta que no te pase a ti! La combinación de barro y asfalto en el rally británico complica mucho las cosas a la hora de configurar la mecánica del coche, ya que una de las superficies es muy resbaladiza, mientras que la otra da una adherencia aún mayor que la del asfalto español. Lo ideal es que recurras a unas medidas intermedias en todos los aspectos, intentando suavizar un poco la marcha en los tramos de barro (de visibilidad casi nula, así que escucha al copiloto con atención) y apurando al máximo las posibilidades del vehículo en las áreas de carretera.

No te preocupes si empiezas el rally perdiendo ante tus adversarios en los parciales, porque en las etapas siguientes lo recuperarás con relativa facilidad (para volver a perderlo, seguramente, en las ultimas). Ten especial cuidado cuando oigas a tu copiloto avisarte de una “puerta estrecha” o de “piedras fuera”, porque en los dos casos tardarás demasiado en ver a qué se refiere. Si te dice alga parecido, suelta de inmediato el acelerador hasta ver por dónde es mejor continuar la trazada. Y si tienes tan mala suerte como para jugártelo todo en la pista Super Especial del final, haznos caso: tu gana, pero no corras. Te aseguramos que es bastante fácil obtener la victoria en este circuito a pesar de lo lentísimas que son sus curvas. Tu adversario ira todavía más despacio . Pero claro, si apuras un poco y te la pegas, perderás tu oportunidad.

EduZRO

Ingeniero informático y también jugador de PC de la vieja escuela. Odiaba las consolas, pero un día se compró una PSP y actualmente tiene 2 consolas más, aunque no ha tardado en volver a sus orígenes. Con hábitos nocturnos, le encantan las nuevas tecnologías e iniciar nuevos proyectos.

No Comments

comment No comments yet

You can be first to leave a comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × 4 =