Guías Guías de juego

Consejos para Fair Strike

Lo avisamos en su momento: según como se juegue, Fair Strike no es tan sencillo como parece. En modo simulador, tendrás problemas hasta para despegar, y tanto en éste como en el arcade, combatir tiene su miga. Mejor sigue leyendo si quieres alzar el vuelo en condiciones.

El juego plantea dificultades en cualquiera de los dos modos disponibles. Si has esco­gido el de simulación, puede que te cueste hacerte con el control del aparato. Si has escogido el modo arcade, pilotar no es pro­blema, pero el combate entre helicópteros puede que se te haga un tanto arduo. Por eso te recomendamos que prestes atención a una serie de puntos clave. Tómate estos consejos como una guía general que te per­mitirá salir de la frustración de no conseguir superar ninguna misión. Si te saben a poco, es que te estás tomando el juego como un arcade con la dificultad baja. Que lo sepas, con una dificultad elevada y unas tácticas adecuadas, la adrenalina se dispara.

LOS CONTROLES

Vueles como vueles, es recomendable que introduzcas cambios en la configuración de los controles que viene por defecto hasta que te sientas cómodo. Es cuestión de dedicarle algo de tiempo y probar varias combinaciones hasta que des con la ideal.

EL DESPEGUE

En modo simulador, hasta el más experi­mentado piloto puede llevarse una desa­gradable sorpresa. Para empezar, una vez puesto en marcha el motor, debes subir las revoluciones del rotor a un nivel de entre el 60 y el 100%, pero con el mando del cícli­co al mínimo. Para elevarte, basta con subir el mando del cíclico poco a poco y estar atento a las fuerzas laterales en el momen­to del despegue. Todo esto, asumiendo que tengas un joystick de tres ejes. Si no es el caso, mejor vuela en el modo arcade, mucho más adaptado al control con teclas.

LOS OBJETIVOS

Quien se tome este juego como un arcade de tiroteos indiscriminados va a llevarse una decepción. Insistimos: los objetivos de la misión están para algo. Así que léetelos y cúmplelos sin rechistar, que por algo están perfectamente traducidos. Es conveniente mirar el mapa antes de empezar y memorizar los movimientos que debes realizar en él. En algunas misiones, de poco sirven los puntos de paso que se te marcan en pantalla: debes saber dónde debes ir y qué tienes que hacer y si hay prisa o puedes tomártelo con calma.

ESCÓNDETE

Una buena táctica para los combates con helicópteros consiste en volar muy bajo y despacio, avanzando con seguridad y escondiéndote detrás de cada parapeto natural o artificial que encuentres. Desde ahí, puedes observar y decidir cuándo ata­car, ya sea personalmente o dando órdenes a tus compañeros. Por supuesto, si la misión es contrarreloj, ¡no te duermas!

PASO A PASO

Cuando tengas carta blanca para arrasar una zona, habrá muchos enemigos en ella. Por ello, no debes lanzarte a pecho descu­bierto. Es mejor avanzar unos metros, des­truir a quienes tengas a tu alcance y seguir avanzando luego unos metros más. Esta actitud es tu seguro de vida cuando se complican las cosas.

TUS COMPAÑEROS

En raras misiones vuelas solo. Como pue­des darles órdenes a tus compañeros, lo ideal es pedirles que te esperen en un punto, rodear tú mismo al enemigo y luego dar la orden de atacar. Si mandas a los compañe­ros a que se jueguen el cuello ellos solos, no durarán mucho en un nivel de dificultad medio. Ah, y trata de no chocar con ellos, ¡no parecen ser muy capaces de esquivarte!

LA ESCOLTA

Hay veces en que tienes que proteger un helicóptero de asalto para que éste desem­barque tropas o rescate rehenes. No debes perderlo de vista cuando esté en la “zona caliente”. Lo mejor siempre es ordenar al transporte que espere lejos, limpiar tú la zona y luego mandarle venir. Tan sencillo como eficaz para terminar bien la misión.

¿ARMAS INTELIGENTES?

Cada arma tiene un objetivo ideal. Es mejor combinar varios tipos de armas, tanto guia­das como no guiadas, porque las vas a usar casi todas. Los misiles guiados son perfec­tos para destruir vehículos en movimiento o antiaéreos escondidos. A veces también necesitas misiles aire-aire, dado que la pre­sencia aérea de los malos también se hace notar. Los cohetes no guiados son muy úti­les para destruir instalaciones. Les sacarás el máximo rendimiento si disparas a depósi­tos de municiones o combustible. El cañón es válido para todo y, además, es móvil.

EduZRO

Ingeniero informático y también jugador de PC de la vieja escuela. Odiaba las consolas, pero un día se compró una PSP y actualmente tiene 2 consolas más, aunque no ha tardado en volver a sus orígenes. Con hábitos nocturnos, le encantan las nuevas tecnologías e iniciar nuevos proyectos.

No Comments

comment No comments yet

You can be first to leave a comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 + cuatro =