Impresiones

Diario de guerra: Junio y julio 2013.

Bueno, en parte por la lesión de muñeca que me hice el mes pasado (demasiado deporte seguido), en parte porque hace tanto calor que uno anda espeso todo el día, le he dedicado este mes y medio bastante tiempo a jugar. Os voy a comentar algunas impresiones sobre los juegos a los que he estado jugando este tiempo.

Metal Gear Solid 2 (versión HD para XBOX 360): Sorpresón. De verdad que no lo recordaba tan bueno. No es lo mismo jugarlo con 16 años y no entender casi nada, que probarlo ahora. A pesar de su torpe control -inexcusable que no le implementasen el control libre de la cámara en tercera persona en su revisión Substance-, es un pedazo de juego como la copa de un pino. Muchísimo humor, diálogos de códec memorables, acción variada, buena IA de los enemigos… me falta un 25 % aproximadamente del juego, habrá reanálisis.

Metal Gear Solid 4: Lo tenía aparcado y me lo he terminado. Francamente, no me ha entusiasmado. Ha sido el que menos me ha gustado, casi casi a la par que Peace Walker. A pesar de ser un producto hecho para fans de la saga, entre los que me incluyo, a Kojima se le ha ido la mano con la duración de las intros. La primera mitad del juego es casi perfecta, no se le puede reprochar nada: muy buena infiltración, variedad para superar las zonas enemigas, estupendo control… Una lástima que a partir del tercer acto -totalmente desaprovechado y con muchísimas posibilidades-, el juego pegue un bajón tan tremendo. Ni el humor de la saga, ni los permanentes guiños a otras entregas de Metal Gear, ni los detalles, ni el intento por meterle variedad al juego compensan una parte final de desarrollo plagada de intros de duración exagerada, y partes jugables que se reducen de ir de un punto A a un punto B con muy poca libertad jugable -cosa que sí sucede, insisto, en la primera mitad del juego-.

Deus Ex: Human Revolution, The Missing Link: DLC de unos de mis juegos favoritos de todos los tiempos. Esta vez, jugado en PC y en español, todo lo contrario a cuando me terminé el juego principal. El PC es el lugar en donde este pedazo de juego debe ser jugado, sobre todo por los reducidísimos tiempos de carga y el mejorado acceso a inventario, mapa, misiones, control en minijuegos y pirateo de ordenadores (está habilitado el teclado numérico, todo un detalle). El DLC -que dura unas ocho horas y me va a dejar con ganas de más-, tiene lugar en el carguero en el que Jensen se infiltra durante el juego principal, y, a pesar de ser más pasillero -recordad, estamos en un barco-, se mantiene esa sensación de superar una zona, ir noqueando a los enemigos, explorar y empezar a descubrir alternativas a la ruta que escogimos en primer lugar. Quiero más.

Yakuza 2: mejoría bestial con respecto a la primera parte, sobre todo en cuanto a los reducidos tiempos de carga que se hacían tan pesados en el primero. Misma fórmula que la primera parte, pero mejorada y ampliada, esto es; hostias, mafia japonesa, minijuegos y una ciudad en la que apetece dar vueltas. La historia, muy bien; los combates, divertidos. Ojalá se mantenga así.

Metal Gear Solid 3DS: Poco más se puede decir de uno de los mejores juegos de la historia. El control en la 3DS es un poco raro al principio, ya que usamos los botones de la derecha para mover la cámara y nada más, pero se acaba uno acostumbrando. ¿La pantalla táctil? Bueno… nada que no se pueda hacer con el Select + Start. Eso sí, tengo tanto juego pendiente, que tiene todas las papeletas para acabar siendo retomado dentro de 3 años, y, cuando lo retome, me pondré serio y lo tendré que volver a empezar. Como si lo viera.

Demon’s Souls: Llevo dos horas y me está pareciendo bastante más “hardcore” que Dark Souls. Si bien en Dark Souls había mundo abierto y mucha libertad, daba la impresión de que sabíamos mucho mejor qué camino era en el que, por nuestro equipo y nivel, podríamos sobrevivir más tiempo. De momento y con respecto a la historia, eso sí, me atrae más este. Ahora mismo estoy con esa ansgutiosa sensación de: “Sí voy por aquí, despierto al dragón y me quema sin piedad. De acuerdo, iré por allá. Uhm, me ha parecido oír un ruido… ¡¡oh, mierda!! ¿Otro puto dragón gigante que viene hacia aquí? ¡¡Corre, CORRE!! YOU ARE DEAD“.

Dear Esther: No me atrevo a calificarlo como videojuego. No puedes morir ni perder -salvo que te tires por algún precipicio, en cuyo caso vuelves al principio-, y nos propone ir de un punto a otro en primera persona, escuchar las narraciones de los protagonistas, asociarlas con las pistas que vemos en los escenarios y sacar nuestras conclusiones con respecto a la historia. ¿Visteis la película de Primer? Pues no comparte argumento en absoluto, pero me ha dejado igual de confundido. Una hora y media de duración para esta película interactiva (más película que interactiva). A mí no me ha apasionado, pero habrá gente que lo ame.

Syndicate (el de 2012): Pues este juego lo tiene todo para que me apasione: estética futurista, mucho cyberpunk, implantes, corporaciones muy malas, vehículos voladores, puestas de sol naranjas en azoteas de edificios… sin embargo, algo no me entra. No eres tú, Syndicate, soy yo. Pero es que… no sé. Quizá es que para derribar a un enemigo tienes que vaciar medio cargador, o que ves esa pedazo de ambientación tan desaprovechada. O que estoy saturado de juegos de disparos en primera persona. Creo que no me lo voy a terminar.

Silent Hill 2: Me ha gustado mucho este juego. Nada que añadir al análisis publicado en la web.

XCOM: Enemy Unknown: Este juego es de lo mejor que ha salido para esta generación. Gestión de la base, combates cargados de tensión, desafiante pero generoso en las recompensas… Tengo un problema con él, y es que, de repente, me ha pegado una subida tremenda de dificultad. No quiero ponerlo en fácil y convertirme en un casualón, y la parte final del juego me va a pedir mi máxima entrega y capacidad. En 10 días cojo vacaciones en el curro. Será el momento de salvar la tierra. Walkersky está en ello.

vainas

Con un pasado y presente consolero, actualmente disfruta también de las viejas glorias de PC. Un analista implacable que juega a todo lo que se le cruza, da igual el género, puede con todo.

No Comments

comment No comments yet

You can be first to leave a comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 + 2 =