Artículos

Borderlands, una saga en crecimiento

Es oficial. Anoche, en la conferencia de Inside Gearbox, Randy Pitchford soltó la bomba: Borderlands 3 está en desarrollo. Y no sólo eso, sino que buscan desarrolladores para aligerar el trabajo.

Borderlands 3

Tras este anuncio, me gustaría hacer una reflexión sobre que ha supuesto esta saga para la industria del videojuego, y sobre todo, que podríamos esperar de una tercera iteración, dados los antecedentes y el gran salto que hubo entre la primera y la segunda entrega.

Nacida en el seno de una empresa que se tuvo que abrir camino desarrollando expansiones de Half-Life y algún que otro juego de James Bond, Borderlands revolucionó en 2009 el panorama de los shooters, al incorporar mecánicas típicas de los juegos de rol. No en vano, se le conoce como el RPS, o Role-Playing Shooter. Parte de su adictiva jugabilidad se la concede las mecánicas de “loot”, es decir, matar enemigos para conseguir dinero, munición y nuevas armas.

El modo cooperativo a cuatro jugadores también forma parte de su particular leyenda. Saquear el mundo de Pandora en solitario puede ser a veces un poco aburrido, pero con tres amigos  se convierte en una experiencia única, al más puro estilo de la saga Diablo.

Intro Jack

Mientras el primer juego tenía una historia bastante simple, el segundo añadió un extra en el que Gearbox no había caido: un auténtico villano. Personalmente, uno de los villanos con mas personalidad del videojuego moderno, Handsome Jack. El primer juego tenía un gran carisma, muchos personajes secundarios e historias que te esbozaban una sonrisa, pero la incorporación de Handsome Jack en la segunda parte, junto al mayor protagonismo del robot Claptrap, convirtieron Borderlands 2 en una experiencia apabullante y completa.

El mundo de Pandora es una locura a grandes rasgos: es un mundo cruel y despiadado, repleto de bandidos, monstruos y corporaciones a las que no les importa aplastar a quién sea para conseguir el tesoro de la cámara alienígena, principal motivador de todos los buscacámaras.

La presentación de Pandora era espectacular en el primer juego, la intro con la canción de “Ain’t No Rest For The Wicked”, por Cage The Elephant, y la llegada de los buscacámaras, incluyendo el primer encontronazo con Claptrap y los bandidos, amén de secundarios como el narrador Marcus o el doctor Zed. Todo estaba pensado para meterte de lleno en ese universo al más puro estilo Mad Max. Ni que decir tiene el aspecto gráfico cel-shading conseguido con un refinado uso de Unreal Engine 3.

Pero la segunda parte agrandó la leyenda: un villano de cine, una intro con mucha mas acción, y sobre todo, una Pandora muy variada y menos desértica que la original. Y no solo eso, en términos de cantidad, los chicos de Gearbox trabajaron muy a fondo que iban a ofrecer al consumidor: misiones variadas, secundarios de infarto como Scooter y unas mejoras increíbles del gameplay. Añadidos como el minimapa, las mejoras en el hitbox de los enemigos o una mayor variedad de localizaciones y peligros terminaron de rematar la faena.

A grandes rasgos, y viendo los limitados añadidos de Borderlands: The Pre-Sequel, cabe preguntarse como pueden mejorar un juego que prácticamente tocó techo en su segunda parte.

Borderlands 2

Randy Pitchford comentó en entrevistas, que de hacer una tercera parte numerada de Borderlands, sin duda tenía que ser algo enorme, y que apelara directamente al espíritu de los jugadores incansables que poblan esta saga. Con esta información, me pregunto si harán mejoras leves de gameplay, ampliarán un poco más Pandora y meterán a un nuevo villano, o si por el contrario, satisfarán los deseos de muchos aficionados, y añadirán exploración de otros planetas y la búsqueda de otras cámaras, un tema muy especulado ya desde los tiempos de la primera parte.

Seamos realistas: Borderlands a nivel general no tiene mucho margen de mejora, pero sigue teniendo la salida del uso de una nave y la exploración interplanetaria, que daría muchísimo juego a la experiencia base de la saga. Y no solo eso, un cooperativo con mas de cuatro personas y otro tipo de vehículos, aparte de una mayor variedad de misiones, y posiblemente el tercer juego numerado se desarrollaría solo.

The Pre-Sequel puede pecar de continuista, pero también hay que darle el mérito de introducir un ecosistema que no es Pandora: Elpis, la luna de Pandora es el lugar donde se desarrolla la trama de The Pre-Sequel. Este detalle hizo que pudieran añadir interesantes novedades al gameplay, como la baja gravedad, las botellas de oxígeno y las armas láser, incluyendo las armas criogenizadoras. Obviamente nunca tuvo pretensión de ser Borderlands 3, y de hecho, está desarrollado por 2K Australia principalmente, pero podría ejercer de punto de partida para el siguiente juego numerado e incluir todas estas mecánicas, junto a las anteriores para una experiencia mucho mas diversa.

Para esa tercera parte, personalmente me gustaría ver una mayor cantidad de locuras y genialidades por parte de los guionistas. El ritmo de bromas y referencias en las otras entregas es altísimo, un constante fuego cruzado de burlas, memes de Internet y personajes de psiquiátrico, mezclados con ese post-apocalíptico mundo de Pandora creaban un cóctel explosivo de carcajadas. También el personaje que une todas las partes, Handsome Jack, hace que no puedas parar de reír durante toda la experiencia, interrumpiendo tu labor cada poco tiempo por radio, o mandando mensajes siniestros sobre posibles eventos futuros que le pueden ocurrir a tu personaje. Creo que los guionistas están preparados para inventarse algún némesis del calibre de Jack, ya lo hicieron partiendo de la nada, y seguramente repitan en la tercera entrega, sobre todo para quitar el mal sabor que deja Pre-Sequel en ciertos puntos argumentales.

Borderlands 3 debe de ser una experiencia redonda, que una todos los puntos que han hecho grande a la saga (de hecho, la franquicia mas vendida de 2K Games), pero que no pierda su identidad y que no tire del precepto de aumentar el contenido simplemente, sino que sea una experiencia inolvidable para los jugadores. Y que aproveche de una vez el potencial de las actuales consolas.

 

Salvatore

Bajista frustrado y amante de los videojuegos metido a periodista. Es un jugador de PC y Nintendo de nacimiento y que se declara fan de Hideo Kojima, de los shooters de los noventa y de los Arctic Monkeys.

3 Comments

  1. EduZRO dice:

    Buen artículo! Lo jugué con otros dos amigos (Vainas y Walkersky) y el primero se nos hizo muy entretenido; pero con las expansiones, a pesar de que nos las terminamos, sufrimos con ellas por pecar de repetitivas (salvo la de los zombies). Comenzamos la segunda parte hace unos meses y lo abandonamos, pero creo que no porque fuese un mal juego, sino porque las expansiones del 1 nos dejaron saciados de Borderlands para 2 décadas XD. He aquí la caída en picado según avanzábamos por las expansiones del primero: http://www.jarcors.com/analisis-cooperativo-borderlands-expansiones-pc-xbox-360-ps3-2009/

    Eso sí, el estilo gráfico y la idea de un hack’slash en forma de shooter en primera persona, me encantó.

  2. Salvatore dice:

    Como bien comentas, el primero tenía una cantidad de contenido en forma de DLC casi estúpida. Personalmente, tengo los dlc’s y no he jugado ni a la mitad, y le he dado muchísima caña a la saga en general. Borderlands 2 llevó el concepto al extremo, hasta el punto que casi se plantearon una segunda edición GOTY con dlc’s posteriores a la propia versión GOTY, casi ridículo diría. Con The Pre-sequel se han relajado bastante con el tema, y el propio Tales From The Borderlands asegura contenido de sobra para los fans de la saga hasta cierto punto.

    Me alegra que te haya gustado 😀

  3. vainas dice:

    Como dice EduZRO, tenemos el 2 empezado, pero después de la experiencia del 1, jamás se nos ocurrirá hacer misiones secundarias. XD Todo el mundo dice que es mucho mejor, pero de verdad, en las 3 horas que llevamos a mí me parece igual de repetitivo.

    La evolución, lo que comentas: más personajes online o incluso pinceladas de mundo persistente o grandes eventos. Lo pide a gritos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

11 − ocho =