Análisis PC

Aura: El Destino de las Edades / Análisis (PC – 2004)

Vamos a mezclar universos paralelos comunicados con portales, reliquias mágicas y la típica historia del bien contra el mal. Podría tratarse de Myst o del Señor de Los Anillos, pero no, se trata de Aura: El Destino de las Edades, una aventura gráfica en primera persona que en el año 2004 pasó sin pena ni gloria aunque quizás con un poco más de lo primero.

El género de la aventuras gráficas ha estado más 15 años intentando renovase y lo que está claro es que mucho tendrían que cambiar las cosas para que las aventuras gráficas se conviertan en productos de éxito. Lo cierto es que salvo excepciones como Normality, Tex Murphy o el genial Blade Runner, la mayoría de los títulos de este género siempre se han caracterizado por una mecánica poco accesible para el jugador medio.

Si avanzamos hasta el año 2015 vemos que tras decenas de intentos por parte de las desarrolladoras la cosa no ha cambiado mucho. Las aventuras gráficas se han infiltrado en otros géneros para crear juegos como los de la saga Penumbra, Amnesia, las continuaciones en 3D de Broken Sword e incluso podríamos incluir a Portal. El mercado indie también ha sido el salvador del género con productos como Resonance o Gemini Rue, juegos con una mecánica clásica pero adaptados a los nuevos tiempos y sin presupuestos desorbitados.

Volvamos de nuevo al 2004, cuando no estaba de más que los desarrolladores hiciesen un sobreesfuerzo para intentar ir más allá de los parámetros establecidos por Myst para no vernos obligados a sufrir una y otra vez juegos como Aura, que no hace más que revisar lo que otros ya han hecho y, en cierto modo, ponerlo mínimamente al día.

Contra toda lógica

Al igual que ocurría en Myst, la obra de los hermanos Miller, Aura nos traslada a un entorno mágico formado por varios mundos paralelos de los más pintorescos. Como no podría ser de otro modo, toda esta fantasía está en peligro por culpa de la existencia de unos anillos mágicos que otorgan un incalculable poder a su portador. Con el objetivo de evitar que estas valiosas reliquias mágicas caigan en manos equivocadas, deberemos afrontar una serie de enigmas cuya resolución nos conducirá hasta cada uno de los anillos.

Cada mundo es una gran maquinaria compuesta por puzzles que dan forma a otro puzzle aún más complejo.

Cada mundo es una gran maquinaria compuesta por puzzles que dan forma a otro puzzle aún más complejo.

Los puzzles, nada originales y aún menos lógicos, desesperarán a la mayoría de los jugadores debido a su desproporcionada dificultad y porque todos se basan más o menos en lo mismo: experimentar con extraños artefactos y agrupar una serie de símbolos en un orden concreto. Desde luego, no es el juego ideal para los que, al igual que yo, son programadores y quieren desconectar al llegar a casa. Al igual que en el resto de juegos del género, en Aura no abundan las pistas. Ni siquiera el diario en el que se anotan de forma automática las acontecimientos más importantes logra reducir la dificultad, por lo que la mayor parte del tiempo estaremos deambulando de un lado a otros sin saber qué hacer. Cierto es que los puzzles tienen su lógica y que no han sido producto de la demencia del que ha escrito el guión del juego, pero en ocasiones y sobre todo cuando estemos atascados (vamos, casi siempre), entran ciertas dudas.

Para cuando no nos estemos torturando el cerebro

Aura: El Destino de las Edades usa los clásicos entornos estáticos con vistas en 360 grados. En realidad se trata de vídeos pregrabados en los que saltamos de un lado a otro avanzando y retrocediendo. En su día, este sistema fue una alternativa a los entornos en 3D, que eran demasiado pesados para los ordenadores de hace años. Hasta hace poco aún había juegos que se atrevían a ir saltando entre pantalla estática y pantalla estática de un modo bastante brusco, por lo que supongo que los entornos de Aura son de agradecer y, además, son relativamente bonitos. Al pasar el cursor por encima de algún objeto, cambiará para indicarnos qué tipo de interacción podemos realizar.

En ocasiones nos cruzaremos con algún personaje, pero al igual que sus líneas de diálogo, no abundan.

En ocasiones nos cruzaremos con algún personaje, pero al igual que sus líneas de diálogo, no abundan.

En el juego apenas hay diálogos, pero al menos han sido doblados al español de un modo aceptable, pero no sobresaliente ni notable. La banda sonora está bastante bien durante los primeros minutos, pero termina resultando repetitiva a medida que visitamos una y otra vez los mismos lugares sin saber qué hacer y aportando su granito de arena para que nos entren ganas de volver a meter el juego en la caja y tirarlo por la ventana.

Volviendo al mundo real

Por muy bellos que sean los escenarios, por muy atmosférica que sea la música o por muy intuitiva que sea la interfaz, la realidad es que Aura basa toda su razón de ser un unos puzzles que, aunque son lógicos, no están a la altura. Si tienes una inteligencia fuera de lo común y lo que buscas es un verdadero reto, adelante, Aura es para ti. Para el resto de los mortales quizás sea mejor entretenernos en otro lado.

Si os va la marcha podéis encontrarlo en Steam a un precio bastante atractivo, pero avisados estáis.

Aura: El Destino de las Edades [2004]
5
Aceptable
Analizado por

EduZRO

Ingeniero informático y también jugador de PC de la vieja escuela. Odiaba las consolas, pero un día se compró una PSP y actualmente tiene 2 consolas más, aunque no ha tardado en volver a sus orígenes. Con hábitos nocturnos, le encantan las nuevas tecnologías e iniciar nuevos proyectos.

2 Comments

  1. Varok dice:

    Curioso titulo, se ve que no da para mucho, o al menos que tiene más bien poca variedad, sobretodo lo digo porque creo que es uno de los análisis más cortos que has publicado, curiosamente creo que hasta el de plants vs zombies era más largo xDDDDDDDDD y eso creo que dice mucho sobre este titulo.

    Ni lo jugue, ni me sonaba de absolutamente nada, ni creo que lo juegue, dado lo que he leido xDDDDD

    Buen analisis (al contrario que el juego xD)

  2. EduZRO dice:

    Admito que no llegué a terminármelo, aunque no me quedó mucho. Al final me cansé de dar vueltas y probar cosas ilógicas en plan ensayo y error. Tiré de guía para lo que me quedaba pero no le vi sentido y lo dejé. Si la historia acompañase hubiese seguido, pero no es el caso. Pensé que quizás no sabía valorar el juego por ser del género que es, pero es que hay muchos otros que me han gustado, algunos bastante difíciles. Hay infinidad de buenos juegos a los que no nos dará tiempo a jugar en lo que nos queda de vida… como para perder el tiempo dando vueltas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × 1 =