Análisis PlayStation 2

Yakuza / Análisis (Playstation 2 – 2005)

Yakuza, el videojuego en el que se resuelve todo a hostias.

Según la Wikipedia, Yakuza fue, en su momento, el videojuego más caro de la historia y algunos ex-yakuza colaboraron en su desarrollo. Es lo más parecido a un Shenmue 3 que veremos jamás y, como buen juego de acción que es, nos dejará en el cuerpo algunos momentos bastante divertidos. El juego es un “brawler” -palabra de género como “shooter”-, que viene a decir que es un juego de ir por ahí repartiendo guantazos y mamporros. Como un Streets of Rage pero con exploración, submisiones, inventario, experiencia y habilidades para adquirir, y una trama de mafia japonesa, policías corruptos y violencia. Como digo, es un juego muy inspirado en la saga Shenmue, es decir, mezclando tortas con aventura, y para nada un GTA, como puede dar a entender viendo algún vídeo.

Yakuza tiene una gran ambientación. El juego dura unas 12 horas, y la ciudad en la que la acción se lleva a cabo sólo llega a hacerse repetitiva en la parte final, cuando ya hemos pasado -y peleado- en todas las esquinas de la misma. Las primeras horas del juego son muy buenas, la ciudad está plagada de yakuzas, bares con señoritas de compañía, restaurantes, luces de neón, comercios, malotes, vagabundos… Finalmente acaba por matar la ambientación el hecho de que todo sea demasiado plano, ya que serán muy pocas las personas con las que poder hablar, y menos aún las que tengan algo que decir relevante para la historia. Con respecto a los locales, los que hay llaman mucho la atención, aunque se echan en falta más cosas por hacer y tocar, más cosas equipables; en definitiva, más cosas que mitiguen la sensación de decorado. De todos modos, la ciudad transmite muy bien esa sensación de decadencia humana, del consumo por el consumo, de la violencia que utiliza la escoria para sobresalir dada su limitada calidad humana. De la innata característica del homo sapiens de aprovecharse de los débiles. Esa deprimente sensación de que nos han sido dados recursos abundantes, capacidad de disfrute y una vida por delante para aprovecharla, pero en su lugar preferimos la bajeza, el detritus, el abotargamiento voluntario, matar nuestra vida en cosas que no querríamos que hiciesen nuestros hijos. Cuántos años de evolución malgastados.

Chicas de pago, bares de copas, recreativas, comida rápida, malotes... cada vez todas las ciudades se parecen más.

Chicas de pago, bares de copas, recreativas, comida rápida, malotes… cada vez todas las ciudades se parecen más.

El combate en yakuza es el que nos podemos esperar de un Beat ‘em up: botón de agarre, de puñetazo, patada, esquive, fijar enemigo y cubrirse. Los combates tienen lugar en escenarios cerrados bastante pequeños, y la cámara será una pesadilla la mayoría del tiempo -hay un botón que la pone detrás del protagonista, pero no sirve de mucho-. Al final nos acabaremos el juego con equis, equis, equis, triángulo, y utilizando la “furia” -un ataque que se carga usando combos-, que nos permite dar un golpe más fuerte utilizando el escenario o machacando al enemigo en el suelo. Solamente en los jefes finales tendremos que esquivar o bloquear casi obligatoriamente para poder vencerlos, y uno acaba con la sensación que se podría haber dedicado más esfuerzo en que los combates normales y la inteligencia de los enemigos fuese más desafiante. El problema, sin embargo, no es que los combates estén mal -al contrario, son bastante divertidos-, sino que son exageradamente constantes. Cuando presentía que llegaba el final, pensé lo bien que estaría que el juego me diese una estadística de las peleas y enemigos derribados. Ahí estaba: 687 enemigos a los que les di “pal pelo”. En serio, en decenas de veces dan ganas de mandar el juego a la porra sólo de pensar en que vas a tener que ir de lado a lado de la ciudad mientras algún malote te grita “Whattefa!!”, o un señor mafioso te dice “Ey you!”, con la consiguiente pantalla de carga y pelea. De verdad, es cargante a más no poder, estos encuentros aleatorios (puedes escapar de ellos si te das prisa, pero si pasas por una calle estrecha el combate contra el quinqui es casi inevitable), se cargan la experiencia de Yakuza.

Por otra parte, los tiempos de carga del juego son ridículamente altos, así que imagínate la desesperación que causa que la mitad del tiempo se vaya en pantallas de carga. Now loading… para antes de la pelea; Now loading… para después; Now loading… cuando hay una intro; Now loading… para cuando se acaba… Las intros del juego son abundantes y NO SE PUEDEN PASAR. Lamentable, ¿en qué diablos piensan? Si no se pueden pasar las intros se cargan la rejugabilidad de un juego, debería ser OBLIGATORIO tener la opción de saltarlas. No me rejuego Final Fantasy X ni por 3.000 euros.

Aquí el Dragón de Dojima a punto de hacer el clásico "escombro-contra-cabeza-de-enemigo".

Aquí el Dragón de Dojima a punto de hacer el clásico “escombro-contra-cabeza-de-enemigo”.

La historia de Yakuza sí que es muy buena, y los personajes son muy interesantes. A mí el doblaje al inglés no me ha parecido gran cosa, y eso que el juego está doblado por actores de renombre (Mark Hamill o Murdock del Equipo A). En japonés dicen que está muy conseguido (aunque no entendamos lo que nos dicen). El desarrollo del juego se divide en capítulos con pequeñas tareas de ir de A a B, coger una cosa, y llevarla con alguien a C, en donde va a haber que repartir hostias. A pesar de las largas intros, dan ganas de seguir el hilo de Yakuza en todo momento. Las misiones, sin queja, SALVO UNA HORROROSA MISIÓN en la que hay que llevar a una niña a enseñarle todas las tiendas, restaurantes y locales de ocio de la ciudad, como para enseñarte que el juego tiene minijuegos aunque sean muy flojos. El resto de los capítulos me han gustado mucho, hay personajes muy interesantes y meterse en un restaurante, desde la recepción hasta la cocina, despachando mafiosos y cocineros a hostia limpia siempre será divertido mientras el mundo sea mundo.

No me quiero extender mucho, así que te diré que vayas a jugar a Yakuza si, como yo, necesitas algo como Shenmue 1 y 2 para ayer. Ya mismo me voy a ir a por Yakuza 2 recién llegado de Amazon, así que mira si me ha gustado el juego o no. Por desgracia, Yakuza tiene muchas cosas negativas que, si no estás bien armado de paciencia, no te van a dejar disfrutar del juego y acabarás por pasar de él, así que pensando más en ti y menos en mí, he intentado reflejarlo en las cosas malas y en la nota. Lo siento.

Yakuza [2005]
5.5
Aceptable
Analizado por

vainas

Con un pasado y presente consolero, actualmente disfruta también de las viejas glorias de PC. Un analista implacable que juega a todo lo que se le cruza, da igual el género, puede con todo.

3 Comments

  1. neeonez dice:

    Whattefa!!
    Pues no tiene mala pinta el juego; lo único, que parce algo monótono; como si le metes intros al streets of rage; no?? Ya solo por el ataque: “escombro-contra-cabeza-de-enemigo”, parece que merece la pena.

  2. Lechoso dice:

    Gracias por el análisis. Desconocía por completo este juego. Shenmue hizo escuela por lo que veo 😀

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

once − seis =