Análisis PSP

World Rally Championship / Análisis (PSP – 2005)

Corría el año 2005 cuando adquirí mi PSP y no era otro que éste el juego que venía de regalo y que, tras dejar a medias en su día, decidí retomarlo la friolera de 7 años después para finalmente, terminármelo al 100% en todas sus dificultades.

La desarrolladora original de los World Rally Championship parece que ha creído oportuno dejar el desarrollo para la portátil de Sony en manos de Traveller’s Tales, que nos presentan una visión un tanto peculiar del concepto de lo que debería ser un juego de Rally. El caso es que habrán jugado a unos cuantos juegos del género y habrán dicho; ésto de los Rallies no es para nosotros… y en las siguientes líneas os contaremos lo que han hecho. ¿Sabéis cómo eran los juegos de Rallies antes del primer Colin McRae? Pues eran bastante más realistas que éste. Nos podemos al volante de uno de nuestros 6 y solamente 6 modelos de coche a elegir (Skoda Fabia, Citroën Xsara, Ford Focus, Mitsubishi Lancer, Subaru Impreza y Peugeot 306) y tras arrancar veremos la sombra o coches fantasma de nuestros oponentes en diversos colores, a los que deberemos adelantar para poder ganar. Aparentemente no resultaría tan extraño ver los coches fantasma de nuestros oponentes si no fuese porque debemos quedar de terceros para poder ganar y porque salen bastante antes que nosotros para que, precisamente, tengamos que adelantarlos, reduciéndose el tema de los coches fantasma a una fantasmada.

Aunque las localizaciones son variadas, los gráficos son mejorables.

 El juego tiene 4 niveles de dificultad que tenemos que ir desbloqueando progresivamente: Novato, Normal, Profesional y Extremo. En novato, tenemos 16 localizaciones distintas con 2 pistas en cada una, siendo 3 pistas en normal, las 3 de antes + la primera en sentido contrario en profesional y las mismas pistas pero en solamente 6 localizaciones en extremo. Las pistas he de decir que son muy variadas, cada una con sus peculiaridades y texturas, no antojándose escasas en ningún momento. También iremos desbloqueando diversos coches que no son otra cosa que mejoras de los anteriores con idéntico sonido y textura, salvo los que desbloquearemos en nivel extremo… que sí, que cambian de textura y de forma, pero suenan todos igual y apenas jugaremos con ellos de tan hasta las pelotas que estaremos del juego.

Los coches se rompen, pero los daños no afectan a la conducción.

Gráficamente el juego es mejorable; salvo por el diseño de las pistas y los detalles introducidos, nos encontramos con un público en 2D y unos coches cuyos interiores no se ven porque quizás a los desarrolladores les costaba bastante diseñar un modelo cutre de salpicadero con un par de muñecos dentro. Los efectos climatológicos no están nada mal, pero tienen un efecto totalmente irreal sobre la conducción… y eso sí, el coche se ensucia y se rompe, pero no del modo que debería. Cada coche está dividido en cuatro partes; delantera, trasera y laterales, teniendo cada una de ellas 2 estados; nuevo, roto y muy roto, por lo que el efecto de los golpes no es el más real, por no hablar de que el daño es puramente físico, pues nuestro vehículo no se estropea.

Algunos efectos no están mal, por decir algo.

 La conducción es al inicio entretenida, no la más real que he visto pero entretenida. La dificultad es irrisoria en novato y también sencilla en normal. Como cada vez competimos con un modelo más rápido del anterior coche, en niveles de mayor dificultad, corremos a velocidades totalmente irreales, quedando toda trazada eclipsada por el hecho de que sale mejor apoyarse contra las esquinas del escenario e ir a todo trapo para saltarnos 3 curvas por el monte y seguidamente pulsar “pausa” y seleccionar “volver a la pista”, avanzando así un par de posiciones. El juego es también relativamente sencillo en profesional, pero en ocasiones nos toparemos con pistas realmente imposibles que nos harán sudar y reiniciar decenas de veces la misma carrera para ver si somos capaces de trampear un poco al juego, porque otro modo no he encontrado. Me pregunto si se han parado al menos un rato a calibrar el nivel de dificultad. La única novedad según avanzamos es que en extremo, no nos cantan las curvas y además hemos de quedar de primeros y no de terceros. Nuestros oponentes fantasma chocan, alcanzan velocidades exageradas, restauran su coche en las curvas, frenan de repente… todo un sinsentido que incluso haría sonrojar a más de un arcade en cuanto al desafío de la física.

Vamos con la música y los efectos sonoros. Los efectos de sonido son adecuados, el sonido de los coches está al menos conseguido y nuestro copiloto nos canta bastante bien las curvas, horquillas, obstáculos y demás elementos de la pista. La música es otro cantar, puesto que aunque los temas no están nada mal, hay SOLAMENTE 6 TEMAS y para colmo ni se rotan ni se pueden cambiar desde el juego, siendo necesario dejar nuestra partida de lado para CAMBIAR LA CANCIÓN DESDE EL MENÚ PRINCIPAL. Señores, ésto es todo un despropósito… joder, que la crisis económica aún no había llegado.

Trazando una horquilla con el Subaru.

 El juego ofrece una vista interior sin salpicadero bastante floja y una exterior que al menos a mi me ha convencido. Los modos de juego son Rally Individual, Campeonato y Contrarreloj, en el que nos intentaremos superar a nosotros mismos. ¿Importa a estas alturas? Tengo un poco de sueño así que termino. Si estás dispuesto a llegar desde el punto A al punto B adelantando a un número determinado de coches de diversos colores, ve a por el juego; de lo contrario, dedícate al entrenamiento de palomas mensajeras o haz cualquier otra cosa con tu vida salvo que seas rarito como el que escribe y te termines el juego por desidia en tus ratos libres en la cama tras la pajilla de turno matutina justo después de despertarte. Intentaré repasar los siguientes análisis para evita repetir palabras y ser léxicamente más coherente de modo que no sea necesario leer un par de veces mis párrafos… me voy a la cama.

World Rally Championship [2005]
4
Mejorable
Analizado por

EduZRO

Ingeniero informático y también jugador de PC de la vieja escuela. Odiaba las consolas, pero un día se compró una PSP y actualmente tiene 2 consolas más, aunque no ha tardado en volver a sus orígenes. Con hábitos nocturnos, le encantan las nuevas tecnologías e iniciar nuevos proyectos.

4 Comments

  1. vainas dice:

    Pero vamos a ver, con la de juegazos que tienes en la estantería cogiendo polvo y te pones a jugar a esto… si quieres te dejo el V-Rally de la Game Boy, jajaja.

    En las 2 primeras fotos el juego se ve chosquísimo, gráficos de Nintendo 64 totales. Comparado con el Gran Turismo de la PSP hay un salto bestial. No lo entiendo, esta compañía hizo el Sonic 3D o el Toy Story, JUEGAZOS, según aparece aquí, tras este World Rally Championship se dedicaron a hacer juegos de Lego. Algún Rally Championship para la PS2 decían que estaba bastante bien, creo que el 2 y el 3 (el primero era malo).

    1. neeonez dice:

      Los de PS2 no fueron desarrollados por la misma empresa, podríamos decir que delegaron el resarrollo en Traveller’s Tales, que tal y como dices, me he fijado también en que han encontrado su nicho con los muñecos de Lego jaja (nada que ver con este juego en cuanto a calidad). Decir que en las capturas, el juego se ve bastante peor de lo que es en realidad gráficamente, aunque el Colin McRae de PSP le da mil vueltas en todo. Es un juego malo, pero no tan tan malo; sirve para pasar un rato.

      PD: Lo lo de mi lista de pendientes si que no tiene perdón…

  2. Lechoso dice:

    Buen análisis, aunque es mejor que el big rigs xD

    1. neeonez dice:

      Tengo ganas de hacerme con él para un videoanálisis XD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Once − 5 =