Análisis PC PlayStation 3 XBox 360

Wolfenstein / Análisis (PC, XBox 360, PS3 – 2009)

Tras quitar el polvo de su superficie en la estantería y 5 años después de su salida, me he decidido a darle una oportunidad a Wolfenstein. A pesar de que el PC es a buen seguro la mejor plataforma para disfrutar del juego y dado que no lo he jugado a solas y que dispongo tanto de la versión de PC como de la de XBox 360, he jugado a esta última a riesgo de que mi yo del pasado viaje en el tiempo hasta el futuro y me de una paliza.  La versión de PC tendrá también su análisis cuando me decida a rejugar el título, por lo que actualizaré este mismo análisis con las diferencias entre ambos juegos.

Id Software nos sorpendía en 1992 con Wolfenstein, su primera incursión en el mundo de las tres dimensiones con la que además se dio forma al término de “shooter” aplicado al videojuego. Wolfenstein era un remake de un clásico juego publicado por Muse Software a mediados de los años 80 para el sistema Apple 2. El éxito fue rotundo y en el 2001 se publicó su continuación, denominada Return to Castle Wolfenstein, que incluía un sobresaliente modo para un jugador y un revolucionario modo multijugador basado en clases cuyo legado se extiende hasta nuestros días. El modo para un jugador gustó a muchos pero también desagradó a unos pocos por la temática sobrenatural que trata el juego y por su naturaleza arcade que además se mezcla con unos pequeños toques de sigilo. Para más información de Return to Castle Wolfenstein, podéis consultar el artículo “¿Por qué Return to Castle Wolfenstein es un Juegazo?“.

En el 2009 y de la mano de Raven, nos llegaba en el 2009 la tercera entrega denominada a secas “Wolfenstein”, desarrollado con el motor ID Tech 4 estrenado por primera vez con Doom 3 en el año 2004. Era un motor con 5 años a cuestas que a pesar de no ser tan revolucionario como en su día, cumple bien su cometido, demostrando además que también es capaz de adaptarse a escenarios con exteriores y bien iluminados, cosa que ya se había logrado con Quake 4 y, en especial con Quake Wars.

Algunas armas repiten aparición y, en la imagen, el trabajo ya hecho.

Algunas armas repiten aparición y, en la imagen, el trabajo ya hecho.

He jugado muy poco a la versión de PC, pero la de consola dispone de un movimiento de cámara poco fluido en comparación con la de PC, además de una menor calidad gráfica en conjunto, no siendo para nada mala ninguna de las dos.

En el modo de un jugador tomamos nuevamente el control de Blazkowicz, un espía estadounidense al que sus enemigos también apodan “el americano” y que trabaja para la OSA. En al introducción, el agente descubre que un barco transporta un extraño artilugio con forma de medallón de un poder inmenso y, tras destruir el barco, asistiremos al asalto de un tren que transporta un extraño mineral en la primera misión.  Dicho mineral tiene la propiedad de poder modificar el espacio tiempo. En la segunda misión asaltaremos una excavación que nos llevará a unas ruinas antiguas en donde nos haremos de nuevo con un medallón similar que nos proporcionará poderes sobrenaturales como ralentizar el tiempo, protegernos con un escudo, aumentar nuestro daño y entrar temporalmente en el Velo, una nueva dimensión de energía denominada “el Velo”.

Cuando algunos entran en la dimensión del sol negro, vuelven convertidos en el tío raro de los Goonies pero en versión gorda y mala.

Cuando algunos entran en la dimensión del sol negro, vuelven convertidos en el tío raro de los Goonies pero en versión gorda y mala.

Al entrar en el Velo todo se tornará de color azulado y podremos acceder a distintas puertas o estancias a las que solo es posible acceder en esta dimensión. Par distinguir estas entradas secretas, veremos un icono negro con forma de sol en los muros cercanos. Esta dimensión está a medio camino entre la real y la del Sol Negro, lugar del que los nazis extraen unos extraños cristales para, como siempre, construir el arma definitiva para ganar la guerra. Iremos recolectando hasta un máximo de 4 cristales, uno por cada poder. Además el medallón necesitará energía que podremos obtener tanto de los barriles nazi que contienen energía del velo como de las innumerables fuentes naturales de energía que encontraremos dispersas por el escenario en el mundo real y que podremos distinguir en forma de anomalía gráfica, como si de una fuente de vapor casi transparente se tratase. Si además disparamos a los barriles de energía, se liberará su contenido y nuestros enemigos saldrán disparados a cámara lenta, levitando durante unos segundos sobre el suelo.

jarcors-wolfenstein-1

Estos letales asesinos son sin duda el enemigo más original del juego.

La historia del juego nos trasladará a un pueblo cercano a Clastle Wolfenstein en donde deberemos ayudar tanto al ya conocido Círculo de Kreisau como a la Golden Dawn. Podremos movernos libremente por el pueblo para visitar una u otra base o explorar a nuestro antojo, pero el desarrollo de las misiones principales en general muy linea. La peor parte de juego se la lleva precisamente el componente sandbox, puesto que por poner un ejemplo, si acabamos con un grupo de enemigos, abrimos una puerta para acceder a la siguiente zona y volvemos inmediatamente, tendremos que volver a deshacernos del mismo grupo de nazis. En el pueblo, los enemigos irán siendo cada vez más avanzados, pero revivir situaciones ya superadas será una constante. Para las misiones, tendremos cierta libertad de elección, ésto es, podremos seleccionar  a lo sumo entre una de las tres disponibles, por lo que como vemos, el tema sandbox ha sido tan mal llevado a cabo que hubiese sido mejor no incluirlo. De todos modos, tampoco es algo negativo ni algo que pueda criticarse salvo, eso sí, por el tema de repetir la misma situación 5 veces.

Para acceder a las misiones reales, deberemos entrar en edificios o meternos en un camión que nos transportará al lugar de la misión. Las localizaciones son bastante variadas: Un hospital, bases subterráneas, una graja, una iglesia, unas cavernas una estación de radio, un aeropuerto, las afueras del castillo o la case de un general nazi. Algo que me decepcionó bastante fue el nivel de la granja, puesto que es único que dispone de exteriores con ríos, campos… y a diferencia del nivel del bosque en RTCW, aquí sí está todo muy bien diseñado. Este nivel da tanta variedad y frescura al juego que te quedas el resto del juego esperando por algún tipo de escenario similar que jamás llega, moviéndonos siempre entre túneles o partes del pueblo que pueden llegar a ser repetitivos, aunque de todos modos, la escasa duración del juego hace que no nos lleguemos a cansar de él. Para mi el problema no ha sido el uso de un motor gráfico desfasado, sino no haber dotado al juego de mayor variedad de niveles.

Los enemigos han sido diseñados con un buen número de polígonos.

Los enemigos han sido diseñados con un buen número de polígonos.

Los enemigos son los ya habituales nazis estándar, francotiradores, guardias de élite femeninas, soldados con lanzallamas y demás armas extrañas, nazis mutados por la dimensión del sol negro y alguna que otra extraña aberración en forma de enemigo debido a las transformaciones que esta dimensión puede provocar en las personas. Cabe destacar a los letales y rápidos asesinos, invisibles a nuestros ojos salvo que usemos el velo. En general, no se han currado demasiado el elenco de enemigos en cuanto a su aspecto artístico. Lo que sí se ha hecho es que utilicen el velo, como unos soldados especializados que son capaces de correr a velocidades fuera de lo normal generar un escudo alrededor de sus compatriotas. Los jefes finales son también escasos, pero los que hay, a pesar de no contar tampoco con un excelente apartado artístico, sí nos proporcionarán batallas muy dignas, teniendo todos ellos su truco a la hora de matarlos, destacando entre todos el jefe final, un viejo conocido de Wolfenstein 3D del cual no diré el nombre.

Las armas son el ya conocido fusil MP40, el fusil de francotirador Kar98, la ametralladora MP43, el lanzallamas, el ya conocido cañón Tesla, el lanzacohetes Panzerschreck, un cañón de partículas y alguna rareza más. Su número es suficiente, pero el diseño de las armas ficticias es mejorable. Un interesante añadido es que podremos adquirir entre 5 y 8 mejoras para cada arma gracias al oro que vayamos recogiendo por el escenario; esto da variedad a las mismas, hace que nos sintamos más fuertes y además da sentido a lo de ir buscando oro y tesoros por las esquinas, dejando de ser un mero coleccionable. Las mejoras pueden ser el añadido de una mira, un módulo estabilizador, mayor capacidad de munición, aumento de daño, mejora de munición… la verdad es que tanto las mejoras como su diseño me han gustado. Por último, a pesar de que en esta ocasión no contamos ni con pistola ni con cuchillo, no debéis llorar, pues podremos recoger elementos del escenario como hachas y martillos para atacar a los malvados nazis… aunque sí, tanto la Luger como el cuchillo eran algo característico de la saga que se ha eliminado sin explicación alguna.

Señor, ¿Qué le parecería si disparase con mi cañón de partículas a la bombona de su lanzallamas? "po cojonudo... a mi e que éto del lanzallamaaa.."

Señor, ¿Qué le parecería si disparase con mi cañón de partículas a la bombona de su lanzallamas? “po cojonudo… a mi e que éto del lanzallamaaa..”

La inteligencia artificial es adecuada y aquí, a diferencia de títulos 100% basados en scripts como Call of Duty 4 y sucesores, sí surtirán efecto nuestras estrategias, pudiendo asomarnos por las ventanas para eliminar a los enemigos visibles sin que aparezcan otros en su lugar fruto del respawn. Este es uno de los principales motivos de mi tristeza por la ausencia de más niveles exteriores como el de la granja.

La música del juego cotinúa con la tendencia re Return to Castle Wolfenstein, siendo notablemente buena pero sin contar con ningún tema memorable que tararear cuando estemos en la ducha. Los efectos de sonido son también lo habitual en este tipo de juegos.

Por último, el modo multijugador tiene tres modos: Deathmatch por equipos, Objetivos y StopWatch, siendo el segundo el más estratégico de ellos. Este modo es un añadido que no hace ni sombra a las innovaciones de su hermano mayor, aunque se agradece su inclusión.

En resumen, Wolfenstein es un juego que sin ser tan revolucionario como sus predecesores, es entretenido, divertido salvo en los momentos sandbox y un buen producto en todos sus aspectos.

Wolfenstein [2009]
7
Notable
Analizado por

EduZRO

Ingeniero informático y también jugador de PC de la vieja escuela. Odiaba las consolas, pero un día se compró una PSP y actualmente tiene 2 consolas más, aunque no ha tardado en volver a sus orígenes. Con hábitos nocturnos, le encantan las nuevas tecnologías e iniciar nuevos proyectos.

2 Comments

  1. vainas dice:

    Me lo pillaré fijo, quiero matar nazis. Son los mejores enemigos, los que da más gusto acribillar, juas juas.

    Le tengo ganas a éste, al New Order y al Quake 4 ahora mismo. Por cierto, tendrás que darle al New Order y completar la saga.

    P.D.: Valoro esperar a jugar Thief 2 hasta que saquen un mod de texturas como el del 1. La segunda fase se ve que FLIPAS de bien. Aunque claro, igual son 5 años de espera… mejor no.

    P.D.: Para navidades estará listo el Deus Ex Revision, el mod DEFINITIVO para Deus Ex, y le vais a dar sí o sí todos los redactores del blog.

  2. neeonez dice:

    No es un must have, pero es entretenido.
    Ves como RTCW tiene de de todo? zombies y nazis. ¿Qué más quieres?

    El Quake 4 lo tengo pendiente desde su salida, también tengo que darle.

    El pack de texturas del Thief 1, salvo alguna excepción es muy fiel por lo que he visto. El 2 tiene mejores texturas, con más colores y mejores modelos que el el 1, pero quizás para ti ahora las diferencias no sean muchas (en el fondo siguen siendo malos gráficos). Dado que es un juego con 15 años, puedes esperar a que salga el pack del 2 si así lo vas a disfrutar más.

    Sí, el Deus Ex es mi eterno pendiente… a ver si le doy.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × tres =