Análisis Game Boy Advance

Wario Land 4 / Análisis (Game Boy Advance – 2001)

La cuarta parte de la versión “perversa” de Mario Land, es decir Wario Land 4, ofrece la máxima potencia vista en Game Boy Advance. Este juego de 64 megas aparte de unos increíbles gráficos, nos ofrece diversión para mucho tiempo como solo Nintendo sabe hacer, dándonos la oportunidad de jugar al mejor plataformas de esta consola.

Como suele pasar con las consolas de Nintendo, son los juegos de esta compañía los que más explotan los recursos técnicos y este caso es un buen ejemplo.

wario_land_4_347693

Wario Land 4 posee bastantes aspectos que lo hacen único en Game Boy Advance. El primero es el gran tamaño de Wario en pantalla; los magníficos frames de animación con los que cuenta tanto el protagonista como todos los enemigos del juego; los estupendos temas musicales (algunos de ellos incluso cantados) y sobre todo una desbordante jugabilidad.

El juego en sí retoma perfectamente todos los aspectos típicos de la saga Wario Land, ya que el protagonista podrá hacer todos los movimientos que ya poseía en las anteriores entregas y cambiar de forma para poder realizar ciertas acciones.

La trama del juego también sigue siendo igual, es decir, buscar tesoros por donde sea.

Esta vez Wario encaminará sus pasos hacia una extraña pirámide aparecida en medio de la jungla que, por supuesto, está llena de tesoros, que es lo que realmente le interesa.

Esta pirámide está formada por cuatro pasadizos diferentes: el pasadizo de las esmeraldas, el pasadizo de los rubíes, el pasadizo de los topacios y el pasadizo de los zafiros. Cada uno de ellos posee cuatro fases repletas de secretos, caminos ocultos y gemas para recoger.

Esto podría hacer pensar que el juego está falto de fases, pero no es así, ya que cada nivel es de unas dimensiones más que aceptables y encontrar todos los objetos y pasadizos secretos nos llevará un buen rato.

Antes de llegar a estos 4 pasadizos que se encuentran en el interior de la pirámide, tendremos que realizar una fase previa que nos mostrará fácilmente cómo se realizan los movimientos de Wario.

En cada fase tendremos que encontrar varias cosas. Lo más sencillo de conseguir son las piedras preciosas pequeñas, que las hay de varios tamaños y tendrán valores diferentes entre sí.

eGQ3Y281MTI=_o_lets-play-wario-land-4-ep7-le-boss

Gráficamente espectacular.

También tendremos que encontrar las piedras preciosas grandes, que están bastante bien escondidas y en algunos casos será una tarea muy difícil dar con ellos. Estas piedras preciosas sólo sirven para poder jugar a los mini-juegos que nos ofrece Wario Land 4, en los que tendremos que conseguir puntos para canjearlos en las tiendas que hay repartidas en la pirámide (¿?). la función de esas tiendas es ofrecernos diferentes armas para utilizar contra los jefes de final de pasadizo. Estas armas dañarán al enemigo en comparación a lo que nos hayan costado, es decir, cuanto más caras sean más daño le harán. Esto hace que la búsqueda de piedras preciosas se reduzca únicamente a conseguir dinero para entrar en los mini-juegos y así poder comprar armas que no son realmente necesarias para terminar con los jefes finales (sólo son una ayuda). Esto hace que se pierda algo de interés en buscar estos objetos ya que la función real no es muy útil y si no los encontramos, realmente no pasa nada. Este es el único punto en contra que podremos encontrar en este juegazo.

También tendremos que encontrar una gema dividida en cuatro partes que estará escondida en algunos casos en los lugares más enrevesados que podamos imaginar.

Estos objetos sí cumplen una función bien definida y nos obligan a encontrarlos, dándole así más adicción al juego. Estas gemas sirven para poder abrir la puerta de final de pasadizo para pelear contra el jefe final de fase.

Y por último tendremos que encontrar un CD de música por fase. Este objeto es el que más cuesta encontrar y tendremos que comernos bien el coco para hallar su paradero, aunque al final con un poco de paciencia siempre se da con él.

Cada vez que consigamos un CD podremos irnos a la habitación de la música, situada dentro de la pirámide, y podremos escucharlos. El problema, o por el contrario lo bueno de estos CDs de música, es que están compuestos por unas sintonías algo extrañas. Más que extrañas son pilladas totales, idas de olla del compositor musical del juego, que nos brinda la posibilidad de escuchar sus más extraños temas…

wario

El contenido de cada fase, aparte de encontrar estos objetos, lógicamente es salir de ella. Para ello tendremos que encontrar una especie de fantasma-llave que nos servirá para, una vez fuera de la fase, poder acceder a la siguiente.

Para salir de la fase tendremos que encontrar un interruptor con forma de rana que nos dará un tiempo determinado para volver rápidamente al principio de la fase y salir por un pasadizo que nos llevará al exterior. Es muy probable en algunas fases que después de accionar el interruptor algunos caminos antes cerrados queden abiertos y podemos inspeccionarlos, pero tendremos que ir contra reloj ya que si el tiempo llega a cero empezaremos a perder todas las gemas encontradas en la fase, y cuando se nos gasten seremos expulsados de la fase y tendremos que volver a empezar como si no hubiéramos encontrado absolutamente nada.

Como ya pasaba en las anteriores entregas, Wario podrá cambiar de forma según los ataques recibidos por los enemigos y mecanismos que nos encontremos.

Algunos de los cambios que podremos ver en Wario son: inflarnos como un globo después de ser picados por una abeja o ser dañados con una flecha envenenada (por lo que podremos volar hasta toparnos con un techo que pare nuestro ascenso); convertirnos en zombie después de ser alcanzados por un escupitajo de un fantasma (con lo cual perderemos toda agilidad pero podremos colarnos por suelos que en estado normal sería imposible); convertirnos en murciélago (con lo cual podremos volar y meternos por espacios pequeños); ser aplastados por apisonadoras (quedándonos como un papelillo y pudiendo así ir planeando hasta lugares muy estrechos); quedarnos chamuscados después de ser quemados (pudiendo así romper algunas piedras); convertirnos en una bola de nieve y rodar cuesta abajo para romper algunos bloques; comer mucho para poner a Wario muy obeso y así poder romper suelos muy duros… y bastantes otros estados más que tendremos que utilizar para acceder a ciertos lugares. Este es uno de los mejores puntos del juego.

wario-land-4-image192406

Las acciones que podemos realizar son las mismas de siempre: coger a los enemigos y tirarlos, empujarlos dándoles con el hombro o derribar muros, pegar culetazos contra el suelo para mover objetos o a los enemigos, nadar y bucear, correr, pisar a los enemigos, subir y bajar escaleras y por supuesto saltar.

Y pasando al aspecto musical, habría que decir que este punto es el que más sorprende de todo el juego por varias razones. Primero porque posee varias canciones cantadas, aspecto bastante raro en un juego de cartucho y más en un título de una portátil. Y de segundo tenemos la magnífica concordancia de la música con la acción del juego, es decir, que la música cambia según lo que estemos haciendo (por ejemplo, si nos agachamos notaremos cómo la música va más lenta, y si corremos esta irá más rápida, si entramos en una cueva, la música será tocada por otros instrumentos y si nadando nos metemos en una burbuja la música se deformará totalmente). Esta es una ventaja de hacer un juego en forma de cartucho y una de las cosas que más sorprenden del juego.

En definitiva, que si estas buscando un buen juego de plataformas y tienes una GBA (o emulador…), este es sin duda tu juego.

Wario Land 4 [2001]
8
Excelente
Analizado por

1 Comment

  1. neeonez dice:

    Salvo por el tema de encontrar objetos ocultos tiene muy buena pinta. Estoy agotando el catálogo de juegos más o menos interesantes para PSP (sí, aún, tengo que darle al Patapon); luego volveré a tirar de emuladores.

    Me gusta la idea de que no sea “un Mario” que con la excusa de no ser Mario sea más cutre; parece un juego con personalidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × 5 =