Análisis Super Nintendo

Tiny Toon Adventures: Buster Busts Loose! / Análisis (Super Nintendo – 1992)

Tras los increíbles Axelay y Parodius, Konami vuelve al ataque con otra pasada de producción para Super Nintendo, esta vez protagonizada por los geniales e inquietos Tiny Toon.

Supongo que más o menos todos conocéis la trayectoria de Konami en SNES, sin ninguna duda la más brillante compañía a la hora de producir juegos para esta consola gracias al maravilloso aprovechamiento de su hardware y Modo 7. Pues imaginad, entonces, lo contentos que se pusieron los personajes de Tiny Toon cuando se enteraron que Konami se iba a encargar de realizar un juego a su medida: tan espectacular, colorista y divertido como la serie de dibujos animados y protagonizado por Buster Bunny.

617431

La historia que rodea a Buster Busts Loose es tan simple como divertida. Nuestro conejo tendrá que vivir una serie de trepidantes aventuras en los más variados paisajes y a través de las más enloquecidas situaciones en un juego en el que todo vale.

Las aventuras de Buster transcurren a través de seis escenarios totalmente diferentes y habitados por gran cantidad de molestos pero graciosos enemigos, perfectamente eliminables gracias a la patada giratoria del conejo. Este movimiento, junto a la posibilidad de correr durante unos segundos, serán imprescindibles para recorrer los bellos escenarios por los que transcurre este Buster Busts Loose.

Nada más empezar, Buster tendrá que realizar un viaje relámpago por la “Looniversity” para no llegar tarde a su clase. Pero los gamberros han invadido el lugar y nuestro conejo tendrá que utilizar sus técnicas de ataque y carrera para librarse de ellos. Tras una rápida visita por la biblioteca y los jardines de la universidad, el cerdito Hampton le planteará el siguiente problema, Dizzy Devil está hambriento y ha invadido la cocina en busca de alimentos, tendremos que darle de comer de una forma muy peculiar…

El segundo escenario y sin duda la fase más larga, completa y divertida, nos llevará al lejano Oeste, donde Montana Max ha robado la caja fuerte del banco. Buster tendrá que atravesar el poblado y montarse en el tren. Las hazañas del conejo finalizarán en la máquina del tren.

tiny-toons

Tras esta peligrosa aventura, nada más agradable que irse de picnc con Babs Bunny. Pero cuando mejor está la cosa, unas tormentosas nubes se ciernen sobre la campiña, toca refugiarse. Y como es habitual, el único lugar disponible es una vieja y “deshabitada” mansión victoriana. Monstruos, fantasmas y una serie de curiosos trampolines nos llevarán hasta el final de la aventura, el enfrentamiento contra el doctor Gene Splicer.

La cuarta fase cambiará completamente de escenario y nos meterá de lleno en los últimos minutos de un partido de fútbol americano. Buster y sus amigos tendrán que levantar el partido anotando en correspondiente Touchdown.

Y ahora una fase de corrientes aéreas, globos, burbujas, pinballs y agradables melodías. Atención a la cronoescalada final porque es de auténtico infarto.

En el mismísimo espacio exterior transcurre la sexta y última fase, donde la princesa Babs del reino de ACME ha sido secuestrada por la armada espacial Milky Way. Todo lo que ocurre aquí es puro secreto y tendréis que descubrirlo vosotros mismos…

Afortunadamente al final de cada fase, y para poder relajarnos un poco participaremos en la ruleta de la suerte con el fin de disfrutar de un gracioso juego de bonus, hay cinco diferentes:

  • BINGO: Plucky Duck nos presenta esta ingeniosa variante del bingo, en la que el cartón está formado por los personajes de Tiny Toon. Podremos lanzar ocho bolas, cada una de las cuales borrará un personaje del cartón. Por cada línea completada recibiremos una vida extra.
  • SQUASH: Furrball tendrá que jugar al squash bajo la atenta mirada de Hampton. Si golpeamos la pelota 15 veces seguidas obtendremos una vida extra. Además, nuestros amigos Tiny nos proporcionarán todo tipo de ayudas: parar el reloj, pelota lenta…
  • MAZE: Babs Bunny entra en acción en esta variante de Pac-Man. Tendrá que abrir las puertas de las prisiones donde se encuentran sus cinco amigos, mientras huye de Arnold, Elmyra y Dizzy Devil. Por cada éxito, una vida extra.
  • SEESAW: se trata de una prueba de suerte gobernada por el ordenador Weight-A-Tronic de ACME. Tanto él como tú elegiréis a cinco personajes, y se compararán sus pesos. Por coda personaje tuyo que sea más pesado que su rival, obtendrás una vida.
  • COMATHOM HAMPTON: mueve las baldosas para facilitar el camino de Hampton hacia las manzanas, y serás recompensado con una vida por cada fruta devorada.

 Tiny-Toons-pic-22

No os preocupéis por la salud de Buster porque a lo largo y ancho del juego hay todo tipo de ítems para facilitar nuestras aventuras.

  • ESTRELLAS: suelen aparecer al golpear enemigos. Por cada 100, una vida.
  • ZANAHORIA DE PLATA: restaura un corazón de energía.
  • ZANAHORIA DE ORO: rellena todos los corazones de energía.
  • ZANAHORIA DE CRISTAL: aumenta la barra de energía con otro corazón más.
  • GOGO DODO DE PLATA: el medidor de carrera se rellena por completo.
  • GOGO DODO DE ORO: inmune durante unos segundos.
  • GOGO DODO DE CRISTAL: los enemigos se convierten en estrellas.
  • BUSTER DE PELUCHE: una vida extra.

 snes81

Gráficamente el colorido y animación son increíbles, el scroll muy suave y posee cantidad de efectos en Modo 7.

En cuanta a la música parecerá que estamos escuchando las melodías y banda sonora de la serie. Los efectos especiales de sonido han sido excelentemente digitalizados.

Aunque no es un juego muy largo, su gran calidad te mantendrá enganchado por mucho tiempo.

Konami ha vuelto a brillar a gran altura. Tiny Toon Adventures nos mete de lleno en un prodigioso mundo de bellos gráficos, alucinantes juegos de bonus, sorprendentes animaciones y toda la fuerza de los dibujos animados de la Warner.

El número de fases quizá no sea muy elevado, pero la gran variedad, calidad e intensidad de los seis escenarios son más que suficientes para pegarnos al mando durante mucho tiempo.

La espectacular magia de Konami regresa a SNES, demostrando de una vez por todas cuál es la máquina favorita de la insigne compañía japonesa.

Tiny Toon Adventures: Buster Busts Loose! [1992]
8
Excelente
Analizado por

2 Comments

  1. neeonez dice:

    Qué buena pinta; aunque admito que ni lo conocía. Por aquella época salieron bastantes buenos juegos de los looney/tity tunes y demás bichos de la Warner.

  2. Noemn dice:

    Yo sí que lo tuve. Recuerdo que no me duró nada, me gustó mucho el juego y me lo pasé en pocas tardes (a pesar de que por aquel entonces mi madre vigilaba las horas que pasaba jugando con la “maquinita”).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × uno =