Análisis PC PlayStation 4

Shadow Warrior / Análisis (2013 – PC, 2014 – XBOX ONE, PS4)

¿Qué ocurre cuando unos veteranos ponen todo su empeño en sacar un remake adelante? Pues que salvo improvistos, salen pequeñas joyas como Shadow Warrior. Sí, aunque parezca una idea original, es un remake de un shooter clásico lanzado en 1997, por la mítica 3D Realms.

Hace unos años, la editora Devolver Digital, productora de títulos como Hotline Miami o Serious Sam 3, decidió rescatar del olvido uno de los shooters clásicos mas infravalorados de la historia junto a Rise Of The Triad (el cual también tuvo un remake hace dos años). Una tarea que a priori, parecía complicada, dado el panorama de estudios independientes del videojuego actual. Pero un pequeño estudio polaco llamado Flying Wild Hog parecía casi predestinado a obrar una auténtica hazaña: reimaginar las aventuras de Lo Wang con la máxima fidelidad, pero con gráficos y jugabilidad totalmente actuales. Y parece, que en mayor o menor medida, lo consiguieron sobradamente.

Hay que tener en cuenta los antecedentes: Flying Wild Hog está formada por antiguos miembros de People Can Fly / Epic Poland, y participaron entre otros juegos en Gears Of War (versión de PC), Painkiller o Bulletstorm. Sin duda, gente con muchísima experiencia en los shooters. Y este hecho resultó determinante para el buen desempeño del desarrollo.

Los amantes de los shooters pueden estar de enhorabuena. Shadow Warrior hará las delicias de todos aquellos jugadores que echan de menos una época maravillosa, donde los shooters tenían sistema de salud, armas absurdas y gran cantidad de enemigos que nos ponían en aprietos reales. Y no olvidemos una historia con mucha fantasía y en este caso, mitología japonesa a raudales. Porque esta es una historia de venganza a través de siglos, encarnada íntegramente en la figura del protagonista, Lo Wang.

SW4

Lo Wang es un asesino a sueldo de la corporación Zilla. Lo que en un principio iba a ser un intercambio de una espada legendaria por mucho dinero, acaba siendo una matanza incluyendo la venida de los demonios a la Tierra. Bajo este panorama, Lo Wang deberá de recuperar los tres fragmentos que forman la Nobitsura Kage, con la ayuda de un demonio llamado Hoji. Este demonio será como nuestra voz interior, y por lo general soltará frases sin venir a cuento de todo tipo. Un toque de humor a una historia semi-apocalíptica. Sin olvidar que el propio Wang está bastante loco, como demuestra a lo largo del juego.

Durante el juego, tendremos distinas habilidades, que conseguiremos matando monstruos. Habilidades como escudos de energía, recuperación parcial de vida, trampas o empujones de energía. Combinar estos ataques serán clave para la supervivencia. Sin olvidar de armas típicas como subfusiles, escopetas, pistolas o el lanzacohetes de turno. Y por supuesto, la reina del baile, la propia Nobitsura Kage, que forma parte indispendable de los enfrentamientos.

Las armas son mejorables mediante dinero que encontraremos escondido en muchos rincones del juego. Tienen tres grados de mejora. del tipo disparar todas las balas del cañón de la escopeta o llevar dos subfusiles a la vez. Ante todo, muchas reminiscencias de la vieja escuela de los shooters, un aspecto muy de agradecer por los nostálgicos del género.

El problema de Shadow Warrior no es precisamente la historia, o la jugabilidad. El problema reside en el desarrollo de los niveles, que puede llegar a ser muy pesado. Sí, el juego es excesivamente largo para un shooter en primera persona. Quizá estemos malacostumbrados por juegos cuya duración no pasa de las 3 horas. Pero Shadow Warrior dura de 12 a 15 horas dependiendo de nuestra habilidad. En parte compensa por el hecho de no tener multijugador, pero el desarrollo de los niveles es tedioso, y acabaremos pasando los niveles para ver como acaba la historia, que por otro lado es muy interesante. Tendremos siempre salas selladas donde saldrán los mismos demonios durante un rato. Tras acabar con ellos, dependiendo de la zona, rompiendo unas estatuas de colores pasaremos a la siguiente zona. Y así sucesivamente. Cabe mencionar que hay un capitulo que dura casi hora y media, y el juego tiene 17. No pongo en duda que el juego es muy divertido, destrozar demonios a espadazos con el gran toque gore que posee es alentador, pero no es un juego recomendable para pasar del tirón.

SW3

Puede llegar a pecar de simple, pero, ¿no eran así los juegos de antaño? Quizá nuestro gusto ha evolucionado, e incluso hemos llegado a ver auténticas maravillas que nos pueden haber cambiado la percepción de esos títulos clásicos. Shadow Warrior se ciñe mucho a los esquemas de antaño, puede que demasiado. Desde luego, para diversión inmediata y una matanza de demonios, es un juego que se presta, cuanto menos, ideal.

Gráficamente es muy bonito, pero usa una paleta de colores excesivamente amarillenta, la cual le da el toque oriental. Buenos modelados y texturas, quizá unas animaciones un poco robóticas, pero entendibles por el bajo presupuesto de la obra. Veremos sobre todo muchos templos japoneses, a lo largo de la aventura, muy bien recreados eso sí.

Un juego muy frenético, que no nos dará respiro, y que puede ser una buena alternativa a tanto shooter altamente militarizado a los que estamos acostumbrados hoy día. Una buena mirada hacia atrás para no olvidar la evolución del videojuego a lo largo de dos décadas. Y la prueba de que estudios independientes pueden afrontar desarrollos casi Triple A sin ningún inconveniente.

Aunque salió en 2013 para Steam, no tuvo versión física hasta la versión de Playstation 4/Xbox One, lanzada un año después y con un precio sensiblemente mas alto, 39.99 frente a los 24.99 de la versión de PC. En ofertas ha llegado a estar a 2.49 euros, así que es recomendable esperar a una rebaja para hacerse con él (muy frecuentes por otro lado).

Shadow Warrior [2013]
7.5
Notable
Analizado por

Salvatore

Bajista frustrado y amante de los videojuegos metido a periodista. Es un jugador de PC y Nintendo de nacimiento y que se declara fan de Hideo Kojima, de los shooters de los noventa y de los Arctic Monkeys.

4 Comments

  1. Varok dice:

    Buen análisis! Estoy convencido de que “jugue” al original, digo jugue porque me lo instalara un amigo cuando tenia yo 10 años o así dudo que pasara de la primera fase, recuerdo que empezaba en una casa y te empezaban a atacar ninjas o demonios… la verdad es que pinta muy bien!

  2. EduZRO dice:

    Pues a éste y al remake del Rise of The Triad les tengo ganas… y siendo de People Can Fly (rejugué Painkiller varias veces) seguro que no me decepcionan. Necesito una vida paralela para poder viciar XD.

  3. Salvatore dice:

    El de Rise Of The Triad no lo recomiendo en absoluto. Lo compré con fe ciega en las rebajas de este verano….y en fin, una decepción tremenda: mal optimizado, plagado de bugs y con un gameplay de auténtica vergüenza. Me dió la sensación de estar jugando a un proyecto amateur de “fans del juego redimen a la compañia”, del estilo Black Mesa Source pero cobrando por ello y mil veces peor.

    En cambio, Shadow Warrior es todo amor y respeto por el material original, incluyendo una cantidad estúpida de easter eggs para los fans del primer juego. Y que a diferencia del remake de ROTT, no intenta ocultar defectos con el rollo de “somos grandes admiradores del juego original, así que haremos lo que podamos, y si nos critican, diremos que la gente no sabe jugar”. Un cachondeo, sacan un juego LLENO de fallos y a nivel de estudiantes del SDK de Unreal Engine, y todavía se las dan de graciosetes por los foros de Steam. Menos mal que Gearbox les paró los pies a estos y al propio Broussard antes de que terminaran de asesinar a Duke Nukem.

    En resumen: alejaos de Interceptor Games, y seguid muy de cerca a Flying Wild Hog.

    PD: El primer juego de Flying Wild Hog, “Hard Reset”, es un juego muy recomendable si os va la old-school también.

  4. vainas dice:

    Pues lo tengo desde las ofertas de diciembre y quiero darle, pero tengo por delante terminar el The WItcher, el Vampire Bloodline, los Thiefs… ¡necesito otra vida!

    Lo que me da miedo es lo que comentas del tema de la duración… lo compré pensando en un juegos muy cortito y veo que me va a echar para atrás (apenas tengo tiempo). De todas formas, lo instalaré pronto.

    De People Can Fly tengo empezado el Bulletstorm, y al principio me enganchó, pero luego lo dejé abandonado por coñazo. El Painkiller no lo probé a pesar de la insistencia de EduZRO. XD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × 2 =