Análisis

Resurrection: The Return of the Black Dragon / Análisis

Un dragón resurrecto y un dios de maldad infinita se confabulan para hacer fracasar al trío de héroes con el que Nebula Entertaintment debutaba en ésto del desarrollo de videojuegos para PC. La desarrolladora se dedica en la actualidad al tema de las apuestas online, así que ya os hacéis una idea del resultado comercial de este juego. Volvamos de nuevo a Resurrection y a su mezcla de acción y aventura al más puro estilo Heretic 2, aunque falto de consistencia.

Algo que no puede negársele a Resurrection es que tiene un trío de protagonistas sobrado de atractivo y carisma. Doménico, Daiko y Gau podrían hacerse un hueco en la antología de los mejores héroes de la historia de los videojuegos. El primero de ellos, Doménico, es un ágil guerrero cuyo hábitat natural son las sombras y que utiliza sus garras para colgarse del techo. Gau es una montaña de músculos que lo debe todo a sus poderosos golpes y Daiko es la sacerdotisa de un antiguo culto y tiene poderes mágicos que le permiten lanzar bolas de energía o hacerse invisible. Los tres lucharán juntos contra un dios diabólico que se dedica a devorar almas con la ayuda de su dragón negro.

A leñazo limpio

Tenemos un grupo de protagonistas con características bien definidas y muy diferentes entre sí, lo que sugiere un sistema de juego muy completo en el que podremos hacer un poco de todo. La primera decepción, sin embargo, llega muy poco después del inicio del juego. Nuestra primera misión será infiltrarnos en una fortaleza para encontrar a un tal príncipe Bertrand e infectarlo con una misteriosa maldición. ¿Verdad que lo lógico sería aprovechar las habilidades de Doménico y completar la misión a base de astucia y sigilo? Pues sí, pero no se puede. Todas las puertas están cerradas, y la única forma de abrirlas es eliminar a los guardianes y robarles la llave. Para ello, de nada sirve moverte de sombra en sombra al más puro estilo Thief. La fuerza bruta es imprescindible.

Doménico es especialista en ocultarse entre las sombras para pasar desapercibido. Además, adora al diablo en sus ratos libres.

Doménico es especialista en ocultarse entre las sombras para pasar desapercibido. Además, adora al diablo en sus ratos libres.

Todo lo anterior no tiene por qué ser un problema. Si el sistema de combate fuese satisfactorio, una buena dosis de fuerza bruta podría resultar de lo más divertido. Pero no, es lento, repetitivo y engorroso. A pesar de que dispones de un repertorio de golpes y movimientos aceptable, apenas tendrás la oportunidad de utilizarlos. De hecho, con un par de ellos (los de larga distancia) tienes más que suficiente, y si te empeñas en usar los demás, lo más probable es que dures menos de media hora, porque el juego no es nada fácil y, además, no hay puntos de guardado. El éxito de los golpes depende bastante más de la fe y de las leyes del azar que de la habilidad de los jugadores, y eso no dice mucho a favor de un juego en el cual estarás peleando el 99% del tiempo.

Como si lo anterior no fuese suficiente, el sistema de puzzles de lo más previsible que incluye el juego todavía empeora las cosas. Casi siempre se trata de lo mismo: Encontrar una puerta y buscar su correspondiente llave. Para hacerlo basta con exterminar a todos los enemigos del nivel, puesto que alguno de ellos la tendrá, así que la esencia del juego consiste en vagar por los niveles como alma en pena cargándote a todo lo que tiene patas con la esperanza de que una llave salvadora te permita subir al siguiente escalón de este purgatorio.

Las monedas de abajo a la derecha son el número de vidas que te quedan.

Las monedas de abajo a la derecha son el número de vidas que te quedan.

En cuestión de pocas horas te habrás convencido de que los niveles de Resurrection son perfectamente intercambiables entre sí. Cambia (y poco) el aspecto de los malos y algún que otro elemento del escenario, el resto es una tediosa sucesión de misiones que cada vez te llamarán menos la atención. Puede llegar a recordar a otro juego español llamado Blade: Edge of Darkness, aunque están a años luz en calidad jugable.

Los personajes

Sustituir a Doménico por Gau o por Daiko sólo supone que cambiarán tus objetivos, pero tu forma de alcanzarlos seguirá siendo del todo rutinaria. La parte interesante es que cada personaje dispone de una serie de particularidades y movimientos únicos.

  • Daiko: Es buena combatiendo, incluso cuerpo a cuerpo. Aunque puede volverse invisible por un corto espacio de tiempo, nos veremos obligados a matar a algunos enemigos igualmente, ya que será obligatorio robar sus llaves. Como toda buena hechicera, dispone de un maná que se recargará cuando descansemos lejos de la vista de nuestros enemigos. También tiene el poder de lanzar una potente bola de energía que exterminará a los enemigos a distancia.
  • Doménico: Es el típico personaje sigiloso y el más interesante si os gusta jugar con calma. Algo que no comprendo demasiado bien es que, a diferencia de Daiko, tenga que correr para que su energía se recargue, siendo ésta necesaria para usar muchas de sus habilidades. Podrá desplazarse por el techo gracias a sus garras, basándose todas sus destrezas en la agilidad física. Es el que más esfuerzo requiere a la hora de controlarlo, aunque el más divertido.
  • Gau: Es el típico machacas de gimnasio y quizás el menos interesante. Puede dar golpes frontales y laterales, pero la mejor parte es la de su poder de girar sobre sí mismo y dar poderosas estocadas con su espada. Tiene varios combos o tipos de golpe que deberemos aprender. La pena es que, como decíamos antes, con aprendernos los combos básicos será más que suficiente.

Los protagonistas no están nada aprovechados y es una verdadera pena que tres personajes con tanto potencial como Doménico, Gau y Daiko se hayan quedado sin una buena aventura que protagonizar.

El modo Arena

Si te hartas de tanta llave y tanta puerta, Resurrection te ofrece la posibilidad de pelear sin más en el modo Arena. Como un gladiador, puedes enfrentarte en sencillos combates con todos los enemigos que te has ido cruzando en la partida solitaria.

Tendremos barras de vida y tiempo, como si se tratase de un juego de peleas.

Tendremos barras de vida y tiempo, como si se tratase de un juego de peleas.

El modo arena es un modo de juego casi idéntico a otro que aparecía en Die by the Sword y lo cierto es que resulta un alivio, al menos al principio, hasta que el sistema de combate hace que comience a perder interés.

Apartado técnico

Hay que reconocer que en Nebula han hecho un buen trabajo a nivel visual y sonoro. La recreación de las ciudades, palacios y fábricas es magnifica. Todos los decorados cuentan con un nivel de detalle bastante bueno. La arquitectura del juego era bastante realista para le época en la que fue desarrollado Resurrection. Las fuentes de agua, las antorchas o las tiendas son habituales en los escenarios por donde nos moveremos. Solamente existe la opción de elegir entre dos resoluciones de pantalla no demasiado altas, pero por el resto, los efectos cumplen muy bien, destacando los de las magias y las estelas de las armas cuando golpeamos. La única pega en este aspecto podría ser que solamente existen 8 niveles, aunque debido a lo repetitivo que resulta el juego tampoco podemos decir que nos sepan a poco.

En cuanto a los personajes, los tres con los que podemos jugar tienen unas texturas bastante decentes y unas animaciones por encima de la media, incluso aquellas que realizan cuando dejamos al personaje quieto. Tenemos varios personajes con los que interactuar y un total de 20 tipos de enemigo, pero sin embargo, parece que los diseñadores no se han esmerada tanto en la recreación de los enemigos, ya que la mayoria de ellos parecen sacados directamente de la saga Resident Evil, con sus defectuosos movimientos y una IA muy poco trabajada.

Esta imagen me ha recordado a Pince of Persia: Las Arenas del Tiempo, pero os digo por adelantado que ambos juegos no tienen nada que ver a la hora de jugar.

Esta imagen me ha recordado a Pince of Persia: Las Arenas del Tiempo, pero os digo por adelantado que ambos juegos no tienen nada que ver a la hora de jugar.

La banda sonora no está nada mal. Cada escenario cuenta con su propia melodía y, aunque al principio puede parecer suficiente, puede llegar a cansar. De todos modos, es de esos juegos con los que es posible aprovechar un buen conjunto de altavoces. En lo referente a los efectos, quizás no hubiese estado demás agregar algún tipo de sonido ambiental, aunque quizás no sea necesario… o sí… el caso es que se me resulta imposible no pensar en Thief y en su excelente banda sonora a base de sonidos naturales.

¿Qué es lo que tenemos como resultado?

De aquellas no había muchas alternativas para PC en cuanto a juegos de este género, que estaba mucho más explotado en consolas. Su precio de salida no estuvo mal, ya que al tratarse de un juego editado por Dinamic Multimedia, no superaba las 3000 pelas. Los personajes y sus diferencias son lo suficientemente interesantes, pero no esperes mucho más de este juego. Resurrection es un producto de acabado más que dudoso, aunque cuenta con un par de buenas ideas mal desarrolladas.

Resurrection: The Return of the Black Dragon [2000]
5.5
Aceptable
El juego tenía algún que otro detalle y unos gráficos correctos, pero no era suficiente como para competir contra Blade o contra Heretic 2. Fracasa en los dos elementos fundamentales de cualquier videojuego, que son la jugabilidad y la profundidad.Analizado por

EduZRO

Ingeniero informático y también jugador de PC de la vieja escuela. Odiaba las consolas, pero un día se compró una PSP y actualmente tiene 2 consolas más, aunque no ha tardado en volver a sus orígenes. Con hábitos nocturnos, le encantan las nuevas tecnologías e iniciar nuevos proyectos.

3 Comments

  1. Toni dice:

    Eduzro, de verdad has hecho una review 16 años después?
    Tengo la suerte de trabajar con gente q estuvo en la producción de este juego y me han cedido el código y los datos, así que estoy jugando a hacerlo que se vea mejor. Digamos que es mi juguete para probar cosas y técnicas de gráficos 🙂

    1. EduZRO dice:

      Hola! Pues en realidad lo ha hecho un redactor que escribía hace un tiempo en este blog. Perdí el contacto con él, así que me pasé el análisis a mi cuenta. De todos modos, mi colección de juegos de aquella época no es nada desdeñable y en ocasiones los analizo por… no lo tengo demasiado claro; lo de analizar juegos antiguos es como un círculo vicioso del que no puedes salir, aunque nadie te lea XD.

      A este juego se le notan un poco las prisas; vamos, que aún faltaban cosas por pulir, pero el juego tenía potencial.

      Ya he visto en tu blog que estás haciendo un motor gráfico! he hecho mis cosas con el desarrollo de un pequeño motor 2D en javascript, pero al final me pasé a un motor existente debido a la complejidad, especialmente porque organizar el código con javascript es un coñazo (y que en realidad soy desarrollador web).

  2. Toni dice:

    Jejeje, en realidad eso es lo q voy haciendo en casa para entretenerme. Como lo del resurrection, que es un juguete. Me he dedicado durante muchisimo tiempo a los graficos en tiempo real, realidad virtual cuando no lo hacía nadie y luego videojuegos para moviles en Bravo/Genera interactive.
    Lo del blog, como puedes ver, tiene más años q el fuego.. creo q las entradas de gráficos son del 2008 o asi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 + 8 =