Análisis

Rainbow Six: Covert Operations Essentials / Análisis

A no ser que hayas estado secuestrado durante 20 años, sabrás de qué va Rainbow Six. Para los tengan la mala suerte de no saberlo, pongamos que alguien reúne a los mejores soldados de las unidades de élite del mundo entero, los somete a un entrenamiento intensivo y pone en sus manos lo último en tecnología armamentística. El resultado es toda una pesadilla para el crimen organizado y el terrorismo internacional. Rainbow Six viene siendo eso mismo, además fruto de la imagianción de Tom Clancy, el mismo tío de Splinter Cell y Ghost Recon.

Retrocediendo en el tiempo

Año 1998, Quake ha extendido su imparable dominio por todo el universo lúdico de nuestros PCs. Sólo un puñado de valientes resiste ahora y siempre al invasor. Son jugadores que no se dejan seducir por la acción frenética y las mutilaciones en serie. No, ellos prefieren algo más denso y táctico. Más refinado, en resumen. Y en ésto que llega Rainbow Six y la acción táctica se convierte en la alternativa a Quake que muchos pedían a gritos.

Hasta los que se lo pasaban pipa masacrando alienígenas en un mundo de ficción reconocieron que guiar a las fuerzas de élite en su lucha contra la amenaza terrorista tampoco estaba nada mal.

Sí, los gráficos y la interfaz son claramente de otra época, pero tampoco se necesita demasiado.

Sí, los gráficos y la interfaz son claramente de otra época, pero tampoco se necesita demasiado.

Son incontables las entregas de Rainbow Six que han salido al mercado durante los últimos 20 años, y el año 2000 no se iba a quedar sin su entrega. El nombre, largo como de costumbre, es Tom Clancy’s Rainbow Six: Covert Operations Essentials. A partir de ahora nos referiremos a él como COE, más que nada para no hacer que el texto sea largo a base de repetir el nombre del juego.

El contenido de la caja

Red Storm seguía exprimiendo la gallina de los huevos de oro, pero al menos sabía que no se puede engañar al jugador y venderle varias veces el mismo juego con distinta carátula. Por eso. Covert Operation Essentials se compone de dos CD. Uno seguía los pasos de su anterior entrega, Rogue Spear y el otro (novedad mayúscula) era una enciclopedia multimedia que explica todo lo que siempre habíamos querido saber sobre lucha anti-terrorista. Es que de aquellas no había Wikipedia.

El primer CD de COE se compone de tres nuevas misiones desarrolladas por Red Storm y seis más a cargo de Zombie Studios. No es que sean muchas, pero se supone que esto es el aperitivo y el plato fuerte es el otro CD (sí, ya, claro). Al menos son misiones largas, con varios niveles y estupendamente diseñadas. La primera, que transcurre en tierras bolivianas, es toda una demostración de lo que da de sí el editor de niveles de Rogue Spear. Te enfrentas ante un grupo guerrillero liderado por Pablo Iglesias (es coña) que aprovecha los tonos verdosos de la jungla para camuflarse, y pronto descubrirás que la el “hot point” es la hermosa pero traicionera cascada que se encuentra en el centro del mapa. Las otras dos misiones (una situada en Siberia y otra en Dakota del Norte) no aportan ninguna novedad destacable.

Las seis misiones de entrenamiento creadas por Zombie Studios son breves y muy técnicas. Son adictivas, pero sus autores parecen haberlas diseñado con las neuronas de recambio: apenas contienen nada que pueda considerarse original o creativo. Las opciones de juego de Rogue Spear y Urban Operations también están disponibles. Podemos jugar a Asalto, Lobo Solitario, Caza al terrorista, Rescate de rehenes, Defensa o Reconocimiento en cualquiera de las nuevas misiones sin necesidad de tener las entregas anteriores.

Lo más importante para mi y lo que me hizo respirar tranquilo fue que el clásico soldado de bigote, Santiago, estaba presente. ¿Sabéis si se ha jubilado ya?

Lo más importante para mi y lo que me hizo respirar tranquilo fue que el clásico soldado de bigote, Santiago, estaba presente. ¿Sabéis si se ha jubilado ya?

Los gráficos del juego son muy conservadores con respecto a Rogue Spear y los efectos de sonido no son muchos como es habitual en la saga. Era de los últimos juegos en los que no era imprescindible utilizar una tarjeta aceleradora, aunque en ese caso tenías que tener un PC digno de la unidad de logística del Pentágono.

El CD informativo

Jamás lo he mirado, pero hoy 16 años después, lo he metido en el ordenador y tras pasarme un rato haciéndolo funcionar, me he encontrado con que el CD informativo estaba en inglés, que no era un problema para mi, pero, pero vamos, que se supone que era la salsilla de esta nueva entrega.

La interfaz es un poco confusa, pero te acabas acostumbrando. Podemos elegir al soldado que queramos y someterlo a un completo programa de entrenamiento o dedicamos a consultar la información que nos interese, sin más. Aun así, esta herramienta de consulta tiene sus lagunas. En primer lugar, el modo de desplazamiento de un tema a otro es tan lento que es muy probable que llegue a desesperarte. Pero lo peor es que la información está presentada de forma que se hace muy farragoso consultarla. No se puede imprimir ni exportar, con lo cual tenemos que leer mucha información siempre en la misma columna.

También existen cuestionarios y, vale, para aprobar el examen que te permite ingresar en Rainbow Six basta con que aciertes un 60% de las preguntas, pero como ya sabes, estarán en inglés.

En resumen

No, el contenido no es suficiente. Un CD informativo totalmente prescindible y unas cuantas misiones que, aunque estén bien, nos durarán un santiamén. Lo que no sabíamos es que se sucederían decenas de entregas en los próximos años hasta saturar el mercado de juegos de acción táctica.

Rainbow Six: Covert Operations Essentials [2000]
5.5
Aceptable
Dos CD que por separado resultan bastante flojos pero que juntos no están mal como producto. Como juego, deberás conformarte con tres misiones largas y seis de entrenamiento. Poco duradera será la diversión.Analizado por

EduZRO

Ingeniero informático y también jugador de PC de la vieja escuela. Odiaba las consolas, pero un día se compró una PSP y actualmente tiene 2 consolas más, aunque no ha tardado en volver a sus orígenes. Con hábitos nocturnos, le encantan las nuevas tecnologías e iniciar nuevos proyectos.

No Comments

comment No comments yet

You can be first to leave a comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × cinco =