Análisis PC PlayStation 3 Sin categoría XBox 360

Rage / Análisis (PC, PS3, X360 – 2011)

Si tuviera que definir a RAGE con una palabra, posiblemente sería incomprendido. No solo porque salió en una mala fecha y momento, sino por los palos que le llovieron desde muchas tribunas del sector. Recuerdo haber leído en medios serios, cosas como “es una mala copia de Borderlands”, o “ID Software pierde el rumbo”. Titulares francamente dolorosos para los padres del shooter moderno. Pero, ¿tan malo era? Ni por asomo. Por eso yo siempre digo que es un incomprendido.

La historia detrás de RAGE está a medio camino entre el idilio y la tragedia. Anunciado casi inmediatamente después del lanzamiento de DOOM 3, prometía ser la nueva revolución de los shooters, propiciada por sus padres directos. Un universo cruel y post-apocalíptico, al mas puro estilo Mad Max, con combate vehicular y mundo abierto. Parecía casi un sueño. Hasta EA apostó fuerte por él en su momento, desligándose ID Software de Activision con este desarrollo. Incluso un nuevo motor gráfico “revolucionario”, el Tech 5, que potenciaría todo este entramado.

Pero el tiempo fue pasando, y el desarrollo se tornaba convulso. Severos retrasos, declaraciones “picantes” de John Carmack, e incluso el cambio de editora con la compra total de ID por parte de Bethesda. RAGE pasaba a nuevas manos. Su versión móvil es anunciada, para iPhone e iPad, lo cual trajo nuevos retrasos al centrarse Carmack en la misma. RAGE parecía que solo traía problemas, y tras casi 6 años de desarrollo, mucha gente empezaba a creer que el proyecto era puro vaporware. Hasta el E3 de 2011, a pocos meses de su lanzamiento, muestran la versión final. Nada de cinemáticas, gameplay real. Y el juego se lleva las ovaciones de la prensa, pero rápidamente es comparado con Borderlands. Este hecho le afectará posteriormente. Posiblemente, sin Borderlands en el mercado, RAGE hubiera tenido mas crédito en su momento.

Rage 2

En su lanzamiento consigue bastantes ventas, pero la versión de PC sufre algunos errores graves que le llevan a una gran desaprobación, mientras que en consolas consiguen bastante aclamación al correr el juego a 60 frames por segundo, un hecho casi impensable, y con no pocos gráficos. Es criticado principalmente por sus fallos, y especialmente por la tardanza en desarrollar un juego que no fue revolucionario en absoluto. Quizá fue esta la gran losa de RAGE, un juego pintado por sus creadores como la enésima revolución del shooter, y que quedó en un muy buen juego, pero que juntaba ideas ya vistas de una manera elegante.

El juego nos ponía en el papel de un superviviente, enviado a la Tierra en una cápsula de salvamento. Allí, un hombre nos salva de morir ante mutantes. En ese momento, nos convertiremos en el recadero de todo el que esté dispuesto a pagarnos. Wasteland, el universo donde se desarrolla el juego, está dividida en dos nexos, Wasteland y Eastern Wasteland, cada una con su ciudad central. Aquí podremos reabastecernos, realizar carreras de coches o recoger misiones. Quizá este fue uno de los grandes problemas, que la historia del juego no pasa de la anécdota y de matar bandidos, monstruos y a la corporación que gobierna Wasteland. Y cuando digo que no avanza, es que jugaremos porque, francamente, es muy divertido.

Unas mecánicas cuidadas, los 60 frames por segundo, variedad de armas, gráficos bonitos y un sistema de salud que mezcla vendajes con recuperación por cobertura. Este fue el punto donde los “hardcores” tuvieron mas quejas: no nos engañemos, RAGE es fácil si eres un acérrimo de ID Software. Y añadiendo las mejoras de armas y blindaje que conseguiremos, todavía acaba tornándose mas fácil. ID no pudo sostener toda la ilusión creada por el juego con solamente gráficos y tiros. No tenía ningún tipo de profundidad, el juego no iba a mas, una progresión bastante plana para lo esperado de estos genios del shooter. Con unos valores de producción altísimos, y cuidado en prácticamente todos los aspectos, le faltó la chispa diferenciadora, el punto de genialidad que perdieron totalmente. RAGE es un gran shooter, pero no es para nada el juego que habían prometido. Y hubo mucha gente que lo tomó casi como algo personal. Hecho por otra compañía no habría bajado seguramente del 9 en los análisis.

Rage 3

Gráficamente el juego es sublime. Tech 5 renderiza unos entornos muy bellos, con texturas a buena calidad y frame-rate totalmente estable. Curiosamente, ID ha dejado apartado este motor gráfico, y ya trabajan junto al nuevo DOOM en el Tech 6. En parte se puede entender, en PC es un motor que solo ha dado problemas, como en The Evil Within (posiblemente por la inexperiencia de sus desarrolladores), y en el propio RAGE había que crear la caché de texturas a mano para que el juego arrancara. Son pequeñas trabas que para los jugadores llegan a ser inconcebibles.

RAGE ante todo es un juego completo: tiene buen gameplay y mecánicas, el control de los coches es fantástico, incluyendo el manejo de las armas. También tiene variedad de armas, pero el juego se resume en ir a un sitio, matar todo lo que haya y volver a donde te dieron la misión para cobrar la recompensa y seguir avanzando. Esta simplicidad no gustó tanto. Por otro lado, tiene un modo cooperativo bastante decente a dos jugadores, incluyendo pantalla partida en consola, y un modo multijugador de combate de vehículos exclusivamente.

Recomendado totalmente para los amantes de los shooters, y con un punto de asequibilidad para todos los públicos, pero eso sí, sin mas pretensión, el juego es muy simple cuando intenta ir mas allá del shooter apocalíptico, especialmente con la falsa sensación de mundo abierto y exploración.

Esperemos que ID Software, ahora sin el megalómano John Carmack al frente, crea en un reboot o continuación de la saga, eliminando los fallos que lo lastraron en su momento y le crearon tan mala fama a ojos de los consumidores.

Rage [2011]
8.2
Excelente
Analizado por

Salvatore

Bajista frustrado y amante de los videojuegos metido a periodista. Es un jugador de PC y Nintendo de nacimiento y que se declara fan de Hideo Kojima, de los shooters de los noventa y de los Arctic Monkeys.

4 Comments

  1. EduZRO dice:

    ¿Y la nota? Estoy ansioso (bueno, al menos se que no será un 9). Yo lo tengo muerto de asco en una esquina; ni en la consola lo he metido y es por lo que dices; salió después que borderlands y, de ser al revés, otro gallo hubiese cantado. Del que no se sabe nada es de Doom 4…

  2. Jotaoerregee dice:

    A mi la verdad es que me gustó, tampoco había jugado al Borderlands (Jugué al 2 cuando salió, vi a un robot haciéndose el gracioso y el juego fue borrado) y cuando lo jugué, buscaba algo con graficazors, entretenido y para pasar el rato, y la verdad es que a mi me hizo papel.
    Como dices, lo de las texturas fue un pasote muy importante, a veces pegaba mas susto la carga de la textura de una montaña que los bichos que salían a tu paso xd

  3. Salvatore dice:

    Análisis corregido, me tenía que ir y se me ha pasado ponerle la nota.

    Comparado con Borderlands, mas allá de la estética son el día y la noche. A nivel de gameplay y mecánicas, Borderlands es un RPG camuflado de shooter, y RAGE es un shooter al que le gustaría ir mas allá en algunos momentos, pero se queda corto.

    Es un buen juego, pero sucumbió a sus propias expectativas, simplemente. Sin tanto bombo por ser de quién era, quizá algunos críticos lo hubieran mirado con otros ojos.

    La versión de PC, como bien comenta Jotaoerregee, fue un canteo impresionante: El juego con AMD ni siquiera arrancaba, y con gráficas NVIDIA directamente no cargaba las texturas, aunque cuando arreglabas los fallos, el juego tenía una optimización de 10.

  4. vainas dice:

    Buen análisis. Lo tengo desde las ofertas de verano (creo, porque tanto juego tengo por empezar que ni sé ya), y le tengo ganas. Dicen que un fallo que tiene es que el mundo no está bien interconectado, no sé qué sensación te dejó eso. Este motor lo usó (creo) el Wolfenstein New Order, y a mí me costó hacerlo funcionar bien, a pesar de que ID suele hacer cosas muy decentes en ese sentido.

    El tema de compararlo con Borderlands es de traca, o sea, ven unos fulanos vestidos parecido, vehículos y desierto y venga, pues Borderlands, cuando es que no pueden ser más diferentes… como bien dices, eso le pudo perjudicar.

    Yo creo que al juego le faltó carisma en general. Quizá tenía que haber sido menos continuista u ofrecer algo emergente de verdad, y más viniendo de ID.

    Ojalá un Fallout creado por Osidian, producido por Bethesda y con gráficos de ID Tech.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 − 8 =