Análisis Game Cube Wii

Pikmin / Análisis (GC – 2002, Wii – 2009)

Ah! el espacio… que hermoso es… mira esa hermosa estrella a lo lejos… no tan lejos… cerca… muy cerca… demasia-CRASHH!!!!

Eso debía de pensar nuestro querido Capitán Olimar cuando un meteorito choco con su nave y le hizo aterrizar en un plantea extraño.

Tras despertarnos, veremos nuestra nave hecha trizas, y descubriremos que en este planeta hay… ¡Oxígeno! genial, pensareis, al menos… pues no, el pobre Olimar no es un humano, sino de un planeta llamado Hocotate, y para su raza, el oxígeno es un temible gas letal… y su traje solo le permitirá aguantar 30 días.

30 días para recuperar 30 piezas de la nave, y así poder huir del planeta. Esta sería una misión imposible para el pobre hombre, pero no va a quedarse ahí parado, al menos, lo intentará.

Tras dar unos pocos pasos, vera un extraño objeto en el suelo, con cierto parecido a una cebolla, la cual, se iluminara de color rojo, le saldrán patas, y escupirá unas semillas, de las cuales brotara una extraña hoja. Olimar, curioso, se acercara e intentará extraerla, quedando asombrado tras lo que apareció: Un ser con patas con cierto parecido a unas zanahorias de la marca Pikpik que tanto le gustan a Olimar, y por ello, decide llamar a esos seres Pikmin.

Tras esta corta introducción, estaremos en la fase tutorial, en la cual nos explicarán los controles básicos, y tendremos tiempo infinito hasta que obtengamos la primera pieza de nuestra nave.

6a00e3982444028833013489a6c2bd970c

Aprovechad el 1º día para crear muchos pikmin rojos, pues tendremos tiempo infinito

Pero para entender los controles… ¿Qué es Pikmin? Pues un divertido juego de ESTRATEGIA en TIEMPO REAL. Salvando las distancias, es una especie de Age of Empires o Warcraft (el de estrategia, no el WOW), pero en vez de recolectar madera y oro, y construir edificaciones, debemos obtener cadáveres de nuestros enemigos y “medallitas numeradas” para obtener más pikmins, y crear un ejército más grande que nos permita superar las zonas y recuperar todas las piezas.

A lo largo del juego encontraremos 3 razas de pikmins:

Rojos: Tienen una larga  nariz, son resistentes al fuego, y los más fuertes en la batalla

Amarillos: Tienen enormes orejas, son más ligeros que el resto, con lo que los podremos lanzar más alto y lejos que a los demás, y son capaces de coger rocas bomba, indispensable para abrir muros y avanzar.

Azules: Estos tiene branquias, lo que les hace ser los únicos que podremos pasar por agua. Si tiras otro pikmin al agua, veras como se retuerce de dolor y acaba muriendo. Estos también pueden salvar a los que se estén ahogando.

Ahora ya estáis preparados para comprender los comandos del juego. Si en Age of Empires teníamos un puntero, aquí nuestro puntero es Olimar, al cual controlaremos con el joystick, y tiene su propia barra de salud, con lo cual, puede morir si no le cuidamos. Por otro lado, tendremos tiempo limitado: 30 días individuales, y cada día son aproximadamente 20 minutos. En mi primera partida solo di recuperado 15 piezas… no me di cuenta de que al finalizar el día, si no nos ha ido bien, podemos no guardar y volver a empezar ese día.

La idea del juego es lanzar y llamar a los pikmin para que recojan objetos para nosotros, y aquí viene uno de los puntos engorrosos del juego: si queremos cambiar el pikmin que lanzamos, debemos separarlos y coger en 1º lugar a los que necesitemos, por ejemplo, para coger algún objeto sumergido, tendremos que seleccionar a los pikmin azules, y si llevamos de los 3 tipos, como suele ser, debemos pulsar 1º el botón de dispersar por colores, para elegir a los azules y no matar al resto. Esta faceta fue mejorada en las secuelas y en la versión de Wii, en los cuales tenemos un botón que nos permite elegir el color que deseamos lanzar sin necesidad de hacer esta selección previa.

pikmin660

El tiempo pasa inexorablemente despues del 1º día….

Una vez que un pikmin se agarre a un objeto, ya sean piezas de la nave, cadáveres de los enemigos u otros,  veremos que aparece un número encima de este, como por ejemplo 1/10, lo que nos indica que para poder mover este objeto, necesitaremos lanzar 10 pikmins, pero si nos urge, o tenemos a nuestros bichitos desocupados, podemos superar los 10, para que vallan más rápido. Y diréis… bueno, vale que tengamos solo 20 minutos para explorar y encontrar las piezas, pero bueno, los aprovechare al máximo… craso error… el planeta puede ser aterrador por la noche… todos los pikmin que no estén guardados en sus cebollas o siguiendo a Olimar ( es decir, si están trayendo una pieza desde lejos, o te quedo alguno por ahí perdido en una esquina) morirán cruelmente devorados por los Bulbos (el enemigo más común), en una animación de los más dura… no sé si un niño no lo verá, pero desde el punto de vista de un adulto es jodidamente bestia.

Pero bueno, seamos positivos… para superar este juego es imprescindible organizarse bien y no malgastar el tiempo: si conseguimos una pieza y aun nos sobra medio día en el cual no podremos conseguir otra pieza, explora, allana el camino para mañana o aprovéchalo para aumentar tus pikmin o potenciarlos (si beben néctar o si pasan mucho tiempo vivos, evolucionarán de hoja a capullo, y de capullo a flor, siendo cada vez más rápidos y fuertes). Aunque podemos crear todos los pikmin que queramos, solo podremos tener a 100 a la vez en juego. Si vamos a por un monstruo final (si, hay bichos muy chungos que al matarlos dan una pieza de la nave) llevaremos un ejército de 100, probablemente necesitemos volver y sacar otros 50 pikmin, ya que muchos caerán en batalla antes que el monstruo. Muchos no, muchísimos. Y si no mueren en batalla, seguro, pero seguro que alguna vez se te caerán por error al agua, y no van a ser azules… de hecho, al final del día, veremos un gráfico de cómo han aumentado o disminuido nuestras 3 razas de pikmins.

pikmin-1

Este artwork del juego representa a la perfección el terror de la batalla. Y ese enemigo es de los pequeños…

Para generar más pikmins, estos deben llevar los cadáveres enemigos o medallas numeradas a sus respectivas cebollas. En caso de que un mismo objeto sea transportado por diferentes tipos de pikmin, irán a la cebolla del que haya mayor número. Y esto es importante con las medallas, ya que las hay de 3 colores, y si llevamos la medalla a la cebolla adecuada, nos dará el doble de semillas de lo que indica su número. Las cebollas escupirán semillas que debemos recoger, siempre y cuando no tengamos más de 100 pikmins en el terreno, en caso de superar los 100, las semillas se transformarán automáticamente en pikmins dentro de la cebolla.

El juego nos propone 5 áreas en las que buscar las 30 piezas, pero no podremos acceder a ellas desde el principio. Cada vez que reunamos suficientes piezas, nuestra nave aumentará su rango de acción, por lo que podremos visitar zonas más alejadas. De hecho, no es necesario tener las 30 piezas para ganar, pero ya os digo que con 15 no sobrevivís…

Las áreas son generalmente boscosas, con unos gráficos muy buenos para la época. Las texturas de las hojas y hierbajos están muy bien trabajadas, así como los efectos del agua. El entorno nos recordará a la película “Cariño, he encogido a los niños” ya que Olimar es un ser diminuto, y el planeta es supuestamente la Tierra, tras algún tipo de desgracia nuclear que ha mutado a los bichos y plantas, erradicando a los seres humanos. Es mi teoría, ya que veremos muchos utensilios como cajas de cartón, muros de cemento, ladrillos, botones…

La banda sonora es preciosa. Melodías suaves de flauta y guitarra con pocos acompañamientos, pero muy pegadizas y que nos ayudan a sumergirnos en el juego.

Los diseños de personaje son muy curiosos, hay bastante variedad de enemigos con cualidades únicas, y cada uno de ellos con formas de combatirlos diferentes. Algunos será más efectivo atacarlos por la espalda, otros será mejor atacarlos solo con pikmin rojos, pues están envueltos en llamas o escupen fuego, ect.

pikmingcn1

Uno de los enemigos finales. No le dará tiempo a matarlo y llevar la pieza a la nave. ¡Hay que organizarse!

Por último me gustaría resaltar la labor de los desarrolladores del juego para hacerlo “apto para todos los públicos”, ya que si lo pensamos fríamente, es un astronauta perdido en un planeta desconocido, que se salva con la ayuda de esclavos que le seguirán hasta la muerte, cargando pesados objetos y enfrentándose a temibles criaturas muy superiores a ellos en tamaño, vamos, de lo más jarcor. Pero lo hicieron, lo disfrazaron con formas infantiles, y por este diseño gráfico, mucha gente no ha querido disfrutar de un gran juego de estrategia que realmente nos supone un gran reto, ya que fácil no es. Hay piezas que sudaremos la gota gorda… y cuando la obtengamos, después de repetir 2 o 3 veces el día, nos sentiremos como “¡seeeeh! ¡Soy invencible!!”.

Si no lo habéis jugado, os lo recomiendo, tanto este como sus 2 secuelas (Pikmin 3 para Wii U es otra joya de la que os hablaré cuando me lo acabe, pero poco a poco). Es un juego corto, divertido, y bien pensado, que supone realmente un reto para obtener las 30 piezas. Por cierto, mirad una de las cosas más crueles y divertidas…

Pikmin [2002]
8.5
Excelente
Analizado por

Varok

Nacido con una Super Nintendo debajo del brazo, amante de los pixels (menos de los muertos de la TV), consiguió superar con 6 años uno de los juegos más jarcor jamás creado: Super Mario Bros 3. Actualmente sigue investigando cómo fue capaz de tal hazaña, y siempre acompañado de su fiel SNES, disfruta de todos los juegos que se le pasan por delante; tanto retro como actuales.

3 Comments

  1. neeonez dice:

    El tono infantil del juego me ha recordado al Startopia (aunque no se parezcan en nada). Lo de no guardar también me recuerda al al Homeworld y al Project Nomads, en donde arrastrabas todos tus errores entre los niveles y llegabas a un punto en el que ya no podías jugar. Siempre los dejé a medias porque llegaba a un punto desesperante en el que no duraba ni 5 minutos en el nivel. He estado viendo algún vídeo más y confirmo lo crudas que son las batallas, con extremidades volando por todas partes XD

    Una pena que solamente lo haya para Wii/GC… un ratón parece la mejor opción para jugarlo (O (O soy yo, que me desespero jugando a juegos de estrategia con mando por muy bien adaptados que estén).

    Oye, pues tienes que jugar al Giants: Citizen Kabuto, que a parte de ser una rareza, muchos no saben que es juego totalmente de coña ya desde la introducción.

  2. Varok dice:

    He mirado algun video del Giants ese y tiene buena pinta, habrá que probarlo.

    Y la verdad es que nunca se me ocurrio lo de que el pikmin funcionase mejor con ratón… Los controles estan muy bien implementados y el mando de Game Cube es para mi el más comodo jamás hecho, pero pensandolo en cierta manera, jugarlo con ratón sería la hostia xD

  3. vainas dice:

    Tengo unas ganas tremendas de jugar a los 2 primeros pero estoy jodido: el emulador de la cube/wii no me funciona bien (sonido desacoplado) y es injugable así, y el precio de los juegos es prohibitivo…

    Quizá en versiones más nuevas del emulador pueda jugarlo, estaré atento. Recuerdo que el emulador de PS2 era un desastre al principio y ahora es una pasada.

    Curioso experimento de Nintendo. Una pena que no desarrollen para otras compañías, porque entonces lo iban a petar XD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × 5 =