Análisis PC XBox 360

Mass Effect / Análisis

Tu jefe llama. Está ocupado, por lo que hoy tienes que hacerte cargo de algunas cosas: Coger la nueva nave espacial que se encuentra en pruebas, comprar leche, descubrir una civilización extraterrestre antigua, salvar toda la vida orgánica de la galaxia de la aniquilación, y de paso tener algo de sexo por el camino. Si crees que no puedes hacerlo todo, te dice que posiblemente podrá esperar hasta el fin de semana por la leche.

Por supuesto, todo esto es imposible, pero es lo que haces en Mass Effect. Se trata de una increíble ópera espacial que combina una historia profunda y definida y el desarrollo de un juego de rol con elementos de acción como los combates. Fue lanzado el 23 de noviembre de 2007 en Europa por Bioware, y en 2008 salió la versión para PC.

Los grandes fans de Mass Effect sabrán que todo este universo comenzó con “Revelation” una novela publicada en 2007, precuela del arco argumental del juego donde podemos encontrar a algunos de los personajes principales, como Saren, y en donde se nos introducen algunas de las razas existentes, las condiciones tecnológicas y políticas del universo y también el papel del ser humano en la galaxia.

Con esa pose hasta parece majo

Parece majo y todo.

La historia comienza con una conversación, el guión es la gran fortaleza de Mass Effect, en la que se habla un poco acerca de nuestro protagonista Shepard (del cual podemos decidir el nombre, género, rasgos físicos, procedencia y clase). Se inicia con el descubrimiento de un artefacto alienígena y termina contigo rescatando literalmente cada organismo inteligente de la Vía Láctea de una macabra y violenta muerte.

La fuerza de combate, la biótica y la tecnología son las tres categorías principales y genéricas, y según escojamos una u otra tendremos acceso a determinadas habilidades que se irán desbloqueando por puntos a medida que vayamos subiendo de nivel gracias a la experiencia ganada.

A pesar de la calidad de las escenas y conversaciones, todo el mundo sabe que la mayoría de los problemas se resuelven gracias a la potencia del fuego. En cualquier momento, te encontrarás acompañado por dos de tus seis miembros del pelotón, que van desde soldados humanos como Ashley hasta Wrex, un tosco y extraño reptil con grandes dientes y el mal temperamento de un cocodrilo con dolor de muelas, todos con armas de fuego.

"Verás Liara... em, sé que te han escogido número uno en el top 10 tías buenas.. y yo quería... em...".

“Verás Liara… emm, sé que te han escogido número uno en el top ten tías buenas.. y yo quería… emm…”

Por lo tanto, a pesar de sus raíces de RPG, el combate de Mass Effect se siente más como un juego de acción basado en escuadrones y shooter en tercera persona, más que cualquier otra cosa. Podrás cubrirte, usar armas de fuego y granadas personalizables, y un ataque cuerpo a cuerpo (básicamente se basa en dar un empujón arrojando al suelo al que se acerque de más), además de poder dar instrucciones a tu equipo durante el combate. Es más, si deseas preparar alguna estrategia o táctica puedes parar el tiempo y seleccionar los movimientos especiales de cada miembro. Esto hace que el juego sea mucho más entretenido al poder llevar a cabo una forma de combate mucho más táctica y es otro de los puntos fuertes del juego. De hecho, la única debilidad de combate puede ser el bajo coeficiente intelectual de tus enemigos. No ocurre lo mismo con los compañeros, que resultan bastante útiles por sí solos durante la batalla.

Tenemos cuatro tipos de armas que son las pistolas, escopetas, rifles de asalto y rifles de francotirador, todas con la posibilidad de mejora de alguno de sus aspectos como el calentamiento y la estabilidad entre otras cosas; y también el tipo de munición que dañan de forma diferente según el enemigo del que se trate.

A mi me gustaba más patear traseros enemigos siendo LA comandante Shepard.

A mi me gustaba más patear traseros enemigos siendo LA comandante Shepard.

A pesar de ser un juego con mundo abierto, no lo está de par en par, ya que no se puede aterrizar en cada planeta individual (a los que podemos viajar a través de los relés de masa) y los que se pueden visitar que se alejan de la historia principal, a menudo, son un poco aburridos. El mako que utilizamos en los planetas está muy bien preparado para poder conducir prácticamente por cualquier superficie en las que haremos grandes hallazgos. También dispone de ametralladoras y un cañón por si la cosa se pone fea.

Otro punto flaco puede ser que no se puede robar cosas, matar civiles o apropiarse de las armas de los oponentes. Pero la asombrosa cantidad de atención prestada a los detalles y la historia de fondo (cómo funciona el hiperespacio, que los alienígenas Elcor hablen de forma divertida, lo que cada planeta es…) hace que la experiencia en general se sienta mucho más rica, realista y satisfactoria.

Si lo hacemos todo, son entre 20 y 30 horas de juego, aunque se hace mucho más corto. Esto es debido a que las misiones principales son bastante largas, por lo que no son tantas como te imaginas. Las misiones secundarias opcionales deben suministrarle otras 20 horas más o menos. Suelen tener lugar en diferentes planetas y a menudo no tienes la más mínima idea de lo que vas a ver o hacer allí. Podrás encontrarte desde una emboscada realizada por un gusano gigante en un planeta desierto hasta tratar de desactivar una bomba nuclear en un pozo de una mina abandonada.

¿Y a dónde vamos hoy?

¿Y a dónde vamos hoy?

También hay algún que otro detalle frustrante. Un mapa de una caverna en particular se reutiliza una y otra vez en diferentes planetas y también hay que pasar demasiado tiempo de pie en los ascensores y se ejecuta de forma lenta.

El juego utiliza dos filtros que tiene activados desde el principio por defecto, pero con la opción de quitarlo en el menú de juego. Uno es el Motion Blur que hace que el movimiento parezca más difuminado, y el otro es un filtro “cinematográfico” que hace que la imagen tenga un aspecto más “sucio”.

Y llegamos a la culminación del juego, que es su banda sonora capaz de sumergirnos por completo en la historia dotando de tensión los momentos más misteriosos, tonos energéticos durante los combates, composiciones inquietantes en momentos de exploración o incluso la que suena cuando estamos viendo el mapa en la nave (¿a nadie le recuerda a la musiquita del programa Saber y Ganar?). Pero sin duda, la que más nos ha llenado hasta el punto de descargarla y hacerla sonar mientras andamos en el ordenador, o llevarla puesta en el coche al conducir o a escucharla mientras vamos a correr, es la canción que suena en los créditos, “M4 Part II” escrita e interpretada por el grupo Faunts.

En cuanto a las diferencias entre PC y Xbox, tenemos algunas. Los gráficos son estupendos en ambas versiones, pero no se puede dejar de notar que el granulado cinematográfico de Xbox deja mucho que desear frente a la versión de PC, claro que ésto es debido a que utiliza una mayor resolución. Es más, en la versión de consola me parecía bastante molesto y lo tuve que quitar. También hay que añadir que la gestión del inventario al igual que la organización de las habilidades y órdenes al pelotón están mejor organizados en la versión de PC, donde se puede poner en marcha una táctica bien preparada, mientras que en Xbox la mayor parte de las veces me acababa entregando a una carrera suicida.

Comparación de la pantalla de gestión del inventario.

Comparación de la pantalla de gestión del inventario.

Por último, a la hora de decodificar puertas y objetos era mucho más divertido el dinámico laberinto de PC que los QTE de Xbox 360. Por lo tanto, en mi opinión aunque la versión de consola está bien, no tiene nada que hacer frente a la de PC (quizás piense ésto porque jugué primero en PC y estaba “malacostumbrada”).

En definitiva, considerando todo lo que Mass Effect abarca, los defectos no dejan de ser más que pequeñas molestias en lo que podría considerarse una referencia a seguir para muchos otros juegos.

Mass Effect [2007]
9.5
Obra maestra
En definitiva, considerando todo lo que Mass Effect abarca, los defectos no dejan de ser más que pequeñas molestias en lo que podría considerarse una referencia a seguir para muchos otros juegos.Analizado por

Noemn

Le encanta el rol y los juegos de estrategia por turnos, pero odia los FPS que son demasiado simples o sin sentido. Cree que todo buen juego debe tener una buena historia o en su defecto, una mecánica de juego innovadora. De vez en cuando al hemos pillado con juegos casuales en su teléfono móvil, pero dice que se instalan solos.

9 Comments

  1. neeonez dice:

    “Verás Liara… emm, sé que te han escogido número uno en el top ten tías buenas.. y yo quería… emm…”

    Ains… siempre pensando que los hombres somos tan simples; como si ser el top 1 fuese razón suficiente… con estar entre el 100 llega, 200 si eres azul.

    Sí, sin duda alguna el PC siempre gana.

    Enhorabuena por el análisis : )

  2. vainas dice:

    Para mí Mass Effect es un juego especial. Es la trilogía de la generación sin ninguna duda, y las generaciones venideras revisitarán sus planetas. Yo se los daré a mis nietos en pequeñas dosis igual que les soltaré una copia de “La Fundación” o “El Juego De Ender”. En particular, Mass Effect fue el primer juego de XBOX 360 que me terminé, y me trae recuerdos de una época en la que la vida no me sonreía, y la fantástica ambientación del juego fue un empujoncito más para sacar un poco de evasión contra la adversidad.

    Aunque los fallos del juego son garrafales, como bien señalas (gestión de inventario desaprovechada y PÉSIMA, tiempos de carga, mapas reciclados, secundarias mal hechas…), la sensación de aterrizar en un planeta, subirte a una colina y pararte a ver las 2 lunas dispuestas en el cielo, para luego entrar en la base e investigar la pequeña minihistoria de unos pocos trabajadores abandonados en aquel mundo helado, mientras suena alguna melodía minimalista electrónica… qué recuerdos. Me cuesta pensar en un juego con esa capacidad de teletransportación.

    El 2 y el 3 son mejores juegos en general, más divertidos y más accesibles, pero el 1 marcó un camino que no se ha vuelto a seguir, el de la exploración espacial “solitaria” e instrospectiva, ya que en los otros 2 juegos de la saga, cada viaje a un planeta acababa igual: a tiro limpio por pasillos.

    Imprescindible juego a pesar de haber envejecido mal, ¡buen análisis!

  3. vainas dice:

    Ah, y también épica la sensacional puesta en escena del juego: sabías que estabas ante algo especial. También hay que alabar el sistema de decisiones, ya que rescató algo que ya exisitía pero que se había dejado de meter en los juegos. Gracias al éxito de Mass Effect, la gente se arriesgó con Alpha Protocol y Fallout: New Vegas (¡tienes que darles caña!).

  4. Noemn dice:

    Es cierto, lo he empezado tres veces, y todas y cada una de ellas hicieron que me sintiese especial. Y al final, no quiero espoilear, pero cuando la historia está en ese momento apoteósico en el que todos estaban buscando a Shepard y apareció… casi se me caen las lágrimas y por mi cabeza pasaban cosas como “Sí, yo soy Shepard y soy la leche!”, xD. Lo viví mucho, jaja!

  5. jeff_fr dice:

    Mi enhorabuena al analista, este es uno de los mejores análisis que he leido en los ultimos meses.

  6. Noemn dice:

    Muchísimas gracias jeff_fr!! Aún soy bastante novata y éste ha sido el primer análisis que he hecho, así que me animas un montón a seguir. Saludos, nos leemos!! 🙂

  7. eduzro dice:

    Pues finalmente me ha gustado bastante, aunque no deja de dar la sensación de ser algo experimental y sin pulir al igual que el primer Thief o el primer Fallout, juegos muy notables que pulieron sus fallos con una sobresaliente segunda parte. Aún no he jugado al 2, pero espero que se hayan centrado en la parte táctica en lugar de hacer le típico shooter de “cúbrete y dispara”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco + 8 =