Análisis PC

Mafia / Análisis (PC – 2002)

En el año 2001 se lió gorda con el lanzamiento de la tercera parte de GTA y el salto a las 3 dimensiones, que para muchos, en especial para los boletines informativos sensacionalistas, no supuso otro avance más que el de poder realizar las obscenidades y encargos de Satanás que realizábamos en las anteriores entregas dos-dimensionadas de un modo mucho más violento, obsceno y blasfemo. La prensa especializada y jugadores vimos en dicho producto otra cosa muy distinta que supuso el asentamiento definitivo del género sandbox en nuestros ordenadores y consolas. En GTA3 se nos contaba la historia de un tío que al igual que en casi cualquier película de Scorsese, se dedicaba a realizar trabajillos para criminales y así lograr ir subiendo como la espuma en la escala de los más buscados y a la vez respetados. El resultado fue un producto demasiado surrealista como para compararlo con cualquiera de los grandes largometrajes del género, pero rebosaba espectacularidad y diversión por los cuatro costados de la caja [y del manual, recordemos que es de RockStar]. Pese a todo, los personajes con los que nos cruzábamos estaban muy bien caracterizados y sentaron las bases de lo que comenzaríamos a ver en su siguiente entrega GTA: Vice City.

Mientras tanto en Chequia la empresa desarrolladora de Hidden and Dangerous, Illusion Softworks, puso a la venta proyecto que habían estado desarrollando allá por el año 2002. Se trata del juego que analizamos, Mafia, una aventura criminal que se desarrolla en la ciudad ficticia Estadounidense de Lost Heaven entre los años 1930 y 1938, durante la ley seca y el auge de las mafias italoamericanas. Controlamos a Thomas Angelo, un taxista que tras ser encañonado por unos mafiosos a las órdenes de Salieri, uno de los dos capos más importantes de la ciudad, se ve envuelto en una persecución en la que debe ponerlos a salvo.  Como agradecimiento, los mafiosos le ofrecen a Tommy un trabajo en la organización y tras darle unas cuantas vueltas, acepta, comenzando una historia de las mejor elaboradas para un videojuego por aquel entonces y mucho mejor que la mayor parte de guiones del cine actual. Deberemos realizar una serie de misiones para Salieri a lo largo de los 8 años que dura la historia del juego, comenzando todo en 1938, con Tommy confesando a un detective llamado Norman todo lo que sabe para salir de un lío que no os voy a contar aquí. Mediante Flashbacks, Tommy irá contando su día a día como mafioso así como los sucesos que le han llevado a contar todo lo que sabe a la policía.

jarcors_mafia_19

Tony Soprano comenta la foto: Yo tampoco hago nada malo al salir del trabajo y… no pasa nada por querer relajarse un poco, pero no, da más morbo pensar que estás esperando a una prostituta de 20 años.

Controlaremos a nuestro protagonista en tercera persona y los controles son los de siempre, con el añadido de que podremos rodar lateralmente para esquivar disparos a lo Max Payne pero de un modo más real. Tendremos barra de vida y ésta mermará por completo con tan solo unos disparos, por lo que ir a lo Chuck Norris no es una opción en el juego si no queremos volver a repetir todo desde uno de los últimos puntos de guardado de los que tiene el juego. En algunos lugares, habitualmente en baños o lugares en los que estarían en la vida real, encontraremos botiquines con los que curarnos, pero son escasos y no repondrán más de un 50% de nuestra vida, menos de lo que nos quitará un certero disparo de escopeta. Pese a que la dificultad de los tiroteos pueda parecer excesiva, se adapta perfectamente al teclado y al ratón y si nos tomamos las cosas con calma, saldremos airosos, no teniendo excesivas dificultades hasta, como es obvio, el final del juego. Éste fue también uno de los primeros juegos que nos impedía llevar un arsenal de armas debajo del abrigo, pudiendo portar un arma grande en la mano, otra debajo del abrigo y todos los tipos de pistolas que queramos. Mediante un pequeño inventario podemos parar el tiempo y cómodamente pensar el tipo de arma que es más adecuada para la situación, pero si lo preferimos, podemos utilizar al rueda del ratón. El arsenal del juego se compone de los modelos de pistola más conocidos de la época y entre otra armas, la clásica Thompson 1928, el mítico rifle M1903 Springfield, sin olvidarnos de las granadas, los cócteles molotov y varios tipos de arma cuerpo a cuerpo como el cuchillo, el bate de béisbol y elementos que nos encontraremos como tuberías o tablones de madera.

jarcors_mafia_18

Tony Soprano comenta la foto: Hay profesionales que ofrecen tratamientos para curar el lumbago a precio de oro y son considerados unos héroes. En mi trabajo también pongo los huesos y las cuentas en orden y; ¿Cómo me califican? Yo no juzgo vuestros trabajos.

Mafia se compone de 20 misiones principales y unas 12 secundarias, teniendo total libertad para desplazarnos por la ciudad al igual que en cualquier juego de la saga GTA, con la diferencia de que no podemos guardar entre misiones y que no tenemos libertad para realizar una cosa u otra, sucediendo todo de un modo lineal. Lo que a priori parece un atraso, no lo es en absoluto, puesto que Mafia es un juego con una historia mucho más elaborada que se centra en la historia y en el que además, sí, si queremos podemos recorrer la ciudad de lado a lado durante el transcurso de las misiones. Mafia también es un juego mucho más realista que GTA, intentado ofrecer una ambientación de la dédada de los 30 lo más realista posible, incluyendo la presencia de decenas de vehículos perfectamente detallados con unas prestaciones idénticas a las de los modelos de la época. El juego no dispone de licencias de coches reales, pero los existentes sí están basados en los de verdad, contando con una amplia gama de turismos, biplazas, deportivos, camiones y coches de lujo.

Cuando me terminé Mafia en el año 2002, lo hice en mi modesto Pentium 3 a 700 Mhz, que teniendo en cuenta los 500 Mhz que recomendaba el juego y los 300 Mhz que pedía, debería ser suficiente, pero no lo era. Mafia fue un juego adelantado a su época que ofrecía el hecho de poder desplazarse por una enorme cuidad sin tiempos de carga. Desde little Italy hasta chinatown pasando por el centro de la ciudad o el barrio de los ricos situado en una colina de las afueras de la ciudad, todas las partes han sido perfectamente detalladas, en especial este último barrio al que podremos ir tras subir una enorme cuesta que algunos vehículos no son capaces de subir a más de 20 km/h, obligándonos incluso en ocasiones a dejar el coche y seguir caminando. Cabe destacar que el juego cuanta también con varios entornos a las afueras en los que se desarrollan varias misiones que para mi, también destacan por encima del resto salvo por algunos matices que explicaré más adelante cuando llegue el momento de contar lo no tan bueno del juego.

jarcors_mafia_17

Tony Soprano comenta la foto: Siempre ocurren cosas y la experiencia de una vida incompleta es una constante. No tengo miedo a la muerte, pero tengo pánico a quedarme encerrado entre cuatro paredes invisibles y no poder hacer nada al respecto.

El modo en el que suceden los acontecimientos en el juego colabora a meternos dentro de la historia, no dando por sentado que los tiroteos son algo habitual, comenzando habitualmente las misiones de un modo muy suave o excesivamente suave, puesto que uno de los puntos negativos del juego es que nos veremos obligados a atravesar la ciudad de un lado a otro tantas veces durante una misma misión que llegaremos a aborrecerla. Os comentaré el ejemplo de una misión secundaria en la que tenemos que atravesar toda la ciudad para que un mecánico llamado Bertone, que nos dará todas las misiones secundarias, nos de las órdendes. Tras ésto, tendremos que atravesar la ciudad nuevamente para ir a recoger a un señor que se encuentra herido de bala tras un tiroteo en un lugar muy alejado y tras desplazarnos y recogerlo, lo tendremos que llevar… ¿Adivináis a dónde? De nuevo a la otra punta de la ciudad. Tras terminar el trabajo, deberemos volver de nuevo al taller de Bertone y ahora viene lo que más toca los cojones… y es que como recompensa nos dirá en dónde está un coche que se encuentra en la otra punta de la ciudad para que lo robemos y, tras hacerlo, volvamos al bar que regenta nuestro jefe para, ahora sí, poner fin de una vez por todas a la misión secundaria en la que no hemos hecho otra cosa que conducir por los mismos sitios por los que hemos pasado ya en misiones pasadas. ¿Decepcionado? Pues creo que aquí se termina el mayor defecto del juego, subsanado casi en su totalidad si no realizas estas misiones encajadas con pegamento y te centras en la historia, encontrando un gran juego.

jarcors_mafia_6

Tony Soprano comenta la foto: Como iba diciendo…

La conducción del juego, como decía, se ha intentado recrear de un modo fiel a la realidad, pero no por ello evitaremos que la policía nos persiga para multarnos o arrestarnos si nos pasamos de la máxima velocidad permitida o si nos saltamos las normas de seguridad vial. Las normas son sencillas; nos multarán las dos primeras veces que nos paren por cometer alguna infracción leve y la siguiente o si cometemos una grave, al calabozo. La policía es bastante eficiente, persiguiéndonos a una velocidad habitualmente superior a la nuestra debido a que tenderán a contar con vehículos más potentes que el nuestro para chocarnos y hacer que nos detengamos. Durante las persecuciones nos daremos cuenta de que más de una vez estamos pegados al monitor con cara de estreñidos mientras pulsamos la tecla de acelerar en una de las muchos cuestas en las que el coche no alcanza más de 20 por hora a pesar de haber cogido carrerilla en la bajada anterior. En mafia, por supuesto, podemos disparar desde nuestro vehículo para intentar realizar la complicada tarea de matar a alguien que va en otro coche, siendo en general más factible disparar a las ruedas para hacer que el coche que nos persigue o al que perseguimos vaya más despacio.

jarcors_mafia_15

Tony Soprano comenta la foto: Ir al bar de Salieri, volver a ver a Bertone… estoy hasta las pelotas de conducir! … y del aburrimiento siempre terminas hablando con tu conciencia acerca de lo que haces y, tan pesada es, que al final terminas necesitando cierto tipo de vehículos especiales para transportarte con ella.

El apartado gráfico de juego es en general espectacular salvo algunas texturas algo pobres de las afueras de la ciudad que dan la sensación de que dichas zonas están a medio terminar, pero, en general, toda la parte de las afueras cuenta con extensas praderas y bosques de una gran belleza. Para las animaciones de los personajes se ha utilizado la entonces novedosa captura de movimientos que, junto con el fantástico trabajo de doblaje y traducción a nuestro idioma, dotan de muchísima vida a los personajes. Ahora mismo puede que las expresiones faciales no impresionen tanto como en su día o parezcan algo robóticas, pero sin lugar a dudas no eran nada habituales por aquel entonces.

Las localizaciones en las que se desarrollan las misiones del juego son magníficas: Un motel de las afueras, un puerto, un aeropuerto, una tenebrosa prisión abandonada, un hotel, un restaurante, una galería de arte, una iglesia… etc. Este apartado se lleva sin duda un sobresaliente. Los personajes secundarios están todos muy bien caracterizado, tanto nuestro colegas de la cosa nostra como los miembros de la familia Morello, la familia rival, resultan muy creíbles, destacando el gran parecido de uno de nuestros compañeros con el personaje que interpreta Joe Pesci en Uno de los Nuestros.

jarcors_mafia_14

Tony Soprano comenta la foto: Lo cierto es que el amor y el respeto a la familia son las cosas más importantes, en especial si posees el título el Don.

Si no tenemos suficiente con la campaña, el juego ofrece dos modos de juego adicionales, uno lo tenemos antes de jugar la historia del juego y se llama viaje gratis, en el que podremos conducir por la ciudad -vamos, que no lo juguéis – y matar a los mafiosos que circulan por sus calles.

El otro modo de juego se llama viaje gratis extremo y nos lo dan al terminar la historia. En este modo tenemos que realizar una serie de misiones de lo más curiosas que nos encargan tíos que están desperdigados por el mapa. Desde perseguir a un tío con sus pies en llamas que corre a velocidades extremas hasta vernos envueltos en invasiones alienígenas, todo cosas muy bizarras al más puro estilo Saints Row. Solo recomendable si tenéis tiempo, porque lo bueno de Mafia está en su campaña.

jarcors_mafia_13

Tony Soprano comenta la foto: Cuento con que al final del puerto me quede esperando turno durante miles de años en el purgatorio mientras observo cómo los demás se van al cielo y, lo único que pido, es no tener que conducir.

Me dejo para el final un pequeño gran problema del juego que puede hacer que nos entren ganas de tirarlo por la ventana en un par de misiones; los bugs,  que se solucionan en gran medida si actualizáis el juego a la versión 1.2. Algunas zonas exteriores también han quedado como a medio diseñar y mal texturizada, quedando claro que las prisas de la editora han estado presentes durante su desarrollo, notándose también en el modo un tanto repentino del que termina le juego. Estos pequeños fallos junto con lo pesadas que resultan las misiones secundarias y algunas partes de las principales alejan al producto de la calificación de obra maestra, pero se ha ganado con motivos de sobra la calificación de clásico que hará que el juego siga sin caer en el olvido con el paso de los años y que esté, al menos en mi caso, entre los más privilegiados de la estaría.

jarcors_mafia_12

No puedo deshacerme de la nostalgia para puntuar a este juego, pero lo haré en su justa medida.

Mafia: The City of Lost Heaven [2002]
8.5
Excelente
Analizado por

EduZRO

Ingeniero informático y también jugador de PC de la vieja escuela. Odiaba las consolas, pero un día se compró una PSP y actualmente tiene 2 consolas más, aunque no ha tardado en volver a sus orígenes. Con hábitos nocturnos, le encantan las nuevas tecnologías e iniciar nuevos proyectos.

4 Comments

  1. Vainas dice:

    Análisis nostálgico, jejeje. Pues para mí un juegazo, en mi top 20 casi seguro. Le veo los fallos que comentas: aburre tanta conducción improductiva. Pero, además, para mí los enfrentamientos también se hacían algo repetitivos (no las misiones, sino el pañum pañum de ellas). Lo que pasa es que ante la genial historia y los detalles del juego, apenas se le dan importancia. Me pareció difícil en su momento -la maldita misión de los topes de las vagonetas en las vías del tren- y, sin embargo, la de la carrera de coches me la pasé a la primera.

    El final me parece de los mejores nunca vistos en un juego, y sigue siendo mucho mejor que Mafia 2 -ultrahype y al final, decepción-.

    Recuerdo la cuesta mítica del puente; siempre me multaban en ella. Además, es de una época en la que los multiplataformas estaban empezando a imponerse como modelo, pero las versiones de consola no soportaban la comparación con el PC. La época de los GTA de PS2, Max Payne, Mafia, los primeros Prince of Persia de UbiSoft, los de Tom Clancy, Beyon Good & Evil… comparas las versiones de consola con las de PC y oh my… XD

  2. EduZRO dice:

    100% de acuerdo, de aquellas me jactaba ante los consoleros de que podía disfrutar de este tipo de juegos… y ellos a lo de siempre: el ordenador para internet y la consola para jugar.

    A mi los tiroteos para nada se me hicieron aburridos y, es más, me parece que tampoco hay demasiados. Pero lo de la misión del puerto… uffff le disparé al tope en el primer intento y no descubrí que había que acercarse y darle a usar hasta la tercera vez que llegué ahí de nuevo XD. Para mi forma parte de los bugs/defectillos del juego y es ahí donde se nota que les metieron algo de prisa.

    Ey, y la misión de sigilo del barrio de los ricos? Todas están muy bien ambientadas.

    Pues tenía pensado jugar al 2 en breve… a ver lo que sale.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve + dos =