3DS Análisis

Heroes of Ruin / Análisis (3DS – 2012)

n-Space tenía una idea, una muy buena idea. Este juego es el resultado de una muy buena idea mal ejecutada, haciendo que quede un producto mediocre, jugable y entretenido, pero mediocre.

Heroes of Ruin nos transporta a un mundo de magia y hechicería, donde debemos salvar a una divinidad de una terrible maldición. ¿Cómo salvarlo? pues eso es lo que hay que descubrir. Al iniciar el juego, elegiremos entre 4 clases diferentes, y podremos personalizarlos ligeramente, pero no tanto como habría gustado. Por ejemplo, no podemos elegir sexo, es decir, el personaje ya es predeterminadamente hombre o mujer (de hecho solo la Alquitecta es  mujer). Podremos elegir entre unos cuantos colores de pelo, peinados y colores de piel (creo que ninguno supera 10 variantes) y luego 4 o 5 colores de personaje, que te identifican en el mapa.

Cada una de las clases tiene una razón para embarcarse en esta aventura, aunque todos son mercenarios, todos tienen su historia, y es aquí donde está otro gran fallo de este título: No hay variantes. Da igual que clase escojas, o lo borde que seas con la gente, al final, todas las misiones serán iguales para todos.

Bueno, os presentare a nuestros alter ego en el juego:

Justiciero: Un guerrero Leomar (vamos, un furry, o un león antropomorfo) de la ciudad de Sanctum, y desea salvar a Lord Ataraxis (la divinidad que mencione antes) para redimirse, pues ha caído en deshonra en su orden. Esta es mi clase favorita, viene a ser un “paladín” o un “cruzado”, utiliza espadas a 2 manos, técnicas de combate y magias de sanación.

heroesofruin-review-02

¡El justiciero lo puede todo!

Pistolero: Un ex-criminal que quiere salvar a Ataraxis para ganar dinero y pagar una deuda millonaria. Este es muy interesante, y probablemente junto al justiciero, el más utilizado. Lógicamente ataca con pistolas, pero además tiene habilidades para poner explosivos.

Alquitecta: El nombre no es una errata, aunque lo parezca. Viene de alquimista y arquitecto, como ya habréis imaginado, ya que crea pociones explosivas, aparte de lanzar hechizos y pegar con bastones con cuchilla al final (Una especie de Naginata, para los que sepáis de armas). Explicado esto, es una elfa que quiere salvar a Ataraxis para demostrar su poder y ser una hechicera temida.

Salvaje: Un luchador que fue exiliado de su tribu. Quiere salvar a Ataraxis para obtener poder y gloria. Lucha usando los puños, equipándose guanteletes con pinchos.

La verdad es que las clases están bien estructuradas, todas ellas tienen 3 ramas de habilidades con 5 habilidades cada una, y cada una de estas habilidades se puede aumentar 4 niveles para mejorar sus efectos. Pero como es un juego de rol, debemos elegir, ya que dispondremos de 30 puntos de habilidad (pues este es el nivel máximo del personaje), teniendo así a un personaje único volcado en nuestra forma de jugar, por ejemplo, a alguien que le guste ser curandero, podría hacerse un justiciero masterizando todas las habilidades de cura y aumento de estatus.

6280085803_bfee8be6a5

Para obtener habilidades, debemos tener cierto nivel, y la anterior habilidad aprendida.

Y está genial, si montas un equipillo así con tus colegas, pero he aquí otro fallo del juego. El modo online, que es casi lo más llamativo del juego, ya que podemos activar un chat de voz para definir estrategias, o avisar, ect… queda brutalmente dañado por los jugadores. En las pocas partidas que jugué online, solo hable con niñatos ingleses, y lo único que hacían era tirar pa’lante, y cada uno a su p*** bola. Esto podría arreglarse con una IA de los enemigos un poco más currada, o realmente una cantidad de enemigos más grande que al jugar solo, para que si uno se separa del grupo, pague las consecuencias.

Como ya comente, el nivel máximo es 30, pero aparte de obtener puntos de habilidades, ganaremos puntos para distribuir en Fuerza, Alma, y Vitalidad, cada uno de ellos aumenta múltiples atributos de nuestro personaje, que a su vez se verán modificados por las armas y armaduras que equipemos (tanto reducir como aumentar). Todo el equipo se divide en colores y usuario, pues excepto los adornos, y cinturones, el resto de piezas de armadura serán exclusivas para una clase concreta, y según el color, sabremos si es normal, raro, único o legendario, o si tiene habilidades extra (como una posibilidad de crear un tornado que aleje a los enemigos al recibir daño).

Heroes-of-Ruin-3

Aqui tenemos a una alquitecta punky haciendo frente a un golem. Tendremos que esperar que ataque para poder dañarle en el cristal azul

Y ahora hablaremos de cómo se juega. El juego sigue el sistema de estoy en la ciudad, hay misiones, me embarco en estas misiones y voy a mazmorras (también conocido como Dungeon Crawler, vamos). Algunas son necesarias para avanzar en la historia, y otras solo sirven para ganar oro, experiencia y equipo. Así mismo, durante un año, se comprometieron a enviar misiones online diarias, semanales y mensuales, del tipo: caza a X número de enemigos en X zona.

Una vez escogida la misión, viajaremos a la mazmorra pertinente, divididas en varias zonas, cada una diferente, así tendremos entornos de cavernas marinas, cimas nevadas o bosques oscuros. Y lo mejor es que rara vez jugaremos en la misma mazmorra 2 veces, ya que cada vez que volvamos a una zona desde otra, la mazmorra cambiará todos los caminos, generando así auténticos laberintos. Lo malo de esto es que veremos muchas “zonas de reciclaje”, es decir, zonas genéricas (como un altar), pasillos genéricos, que simplemente cambian de emplazamiento.

Durante nuestro recorrido por las mazmorras, seremos atacados por hordas de enemigos, bastante variados, algunos más listos que otros, algunos capaces de bloquear, otros solo les podremos dañar una vez aniquilemos a sus secuaces… lo típico. Y al final de las misiones principales, nos encontraremos con un enemigo final, habiendo algunos “superfinales” cuando concluimos el episodio. En caso de que no demos superado a algún enemigo, podremos crear una partida online, y que la gente se meta en nuestro equipo, haciendo así más sencillo derrotar a los enemigos poderosos.

Para destruir a estos adversarios, utilizaremos el botón B para atacar, haciendo un combo básico de 3 golpes, y para los enemigos que se cubren, podremos mantener pulsado el botón para ejecutar un ataque destructor, que le quitara las defensas. Los otros 3 botones Y,X y A será donde asignaremos las habilidades. Esto implica que solo podremos llevar 3 habilidades al mismo tiempo, aunque podremos cambiarlas en cualquier momento, pausando el juego, eso sí. (Aunque en online aparecerás con un símbolo de pausa en la cabeza, no estoy seguro de si te vuelves invulnerable o no)

Los gatillos servirán para usar un bloqueo y una acción evasiva con R, y L para activar el chat de voz, el joystick para movernos, y la cruceta tendrá 4 funciones:

Izquierda: usar poción de salud (podremos llevar 20)

Derecha: usar poción de maná (20 también)

Arriba: Auto vender un objeto caído, para que no nos ocupe en el inventario

Abajo: Auto equipar un objeto caído, para no tener que andar abriendo el menú si vemos que es mejor que nuestra arma/armadura actual.

Así mismo, la pantalla táctil nos mostrará un mapa, y nos permitirá navegar por los menús de forma táctil, cosa a veces muy útil en las largas listas de equipo que tendremos tras una misión.

heroes-of-ruin

Cuando juguemos online, podremos esperar por los demas en la ciudad, dando un paseo, como estos 3

Para ir terminando, lo de siempre:

Gráficos: Simples. Es verdad que tiene muchos diseños de armas y armaduras, algunos efectos de luces de las magias y habilidades se ven impresionantes, pero… en general, dejan que desear. Supuestamente para que el online valla fluido, pero aun así, creo que podrían haber detallado algo más a los personajes. Eso sí, el efecto 3d está bastante conseguido.

Banda Sonora: Música típica para un juego de estas características, nada especialmente memorable. Aunque si hay que remarcar que el juego esta doblado al castellano, con unas voces decentes, excepto la Alquitecta, que me poner de los nervios (tiene típica voz de bruja vieja y arrugada).

Contenido: Se queda algo escueto. Terminar el juego no nos llevará mucho más de 10 horas, si quieres hacerlo con los 4 personajes, pues eso, 40 horas, pero es repetir lo mismo 4 veces, variando la forma de acabar con tus enemigos. Todo sea dicho, la intención del juego es el online, ya que incluso crearon una página web dedicada para hacer mini concursos, crear alianzas, y poder poner a tu personaje actualizado, sincronizando tu partida con tu cuenta online en la página.

Bueno, como dije al principio del análisis, y habréis podido leer, el juego contaba con muchas cosas interesantes, pero, por alguna razón, no llegaron al puerto que debían. Se echan en falta quizás, alguna clase más, o poder volver a luchar contra jefes finales, y no quiero spoilear, asique no leáis este paréntesis si no queréis ser spoileados —–(El final es absurdamente abierto, dejando claro que pretendían hacer un segundo juego si este tenía el suficiente éxito, y como creo que no causo la repercusión esperada, no sabremos como acaba la trama, que se veía más interesante que la de este primer juego).

Pues eso, aquí tenéis un pseudo Diablo portátil, que no os disgustará, pero tampoco será ese juego que guardareis con ahínco para legarlo a las generaciones venideras.

Heroes of Ruin [2012]
6
Bueno
Analizado por

Varok

Nacido con una Super Nintendo debajo del brazo, amante de los pixels (menos de los muertos de la TV), consiguió superar con 6 años uno de los juegos más jarcor jamás creado: Super Mario Bros 3. Actualmente sigue investigando cómo fue capaz de tal hazaña, y siempre acompañado de su fiel SNES, disfruta de todos los juegos que se le pasan por delante; tanto retro como actuales.

8 Comments

  1. neeonez dice:

    Si no llegas a explicar lo de “alquitecta” me hubiese colado hasta el final XD

    A los niñatos también los sufrí en su día en Borderlands… pero al menos soltaban buenas armas para quitarme el juego de encima de una P*** vez.

    No tiene mala pinta como juego “de combate”, es decir, cuando no queda otra cosa. Tiene mejor pinta que la mitad de los juegos que he probado en PSP. Estoy terminando el Medievil Resurrection y me lo voy a pasar pipa analizándolo XD

  2. Lechoso dice:

    Jajajaja ya estaba flipando yo cuando leí alquitecta hasta que lo aclaraste. Yo soy profesaria, hijo de profesor y de secretaria jajajaja xD

    1. vainas dice:

      Profesaria suena totalmente a clase para juego de ROL.

  3. vainas dice:

    Yo soy portcinero, hijo de portero y cocinera, lol jajaja

    Ni conocía este juego. Lo que dices, un Diablo portátil, en la línea de los Baldur’s Gate de consola de sobremesa, que estaban bastante bien. Quizá si la cooperación y los premios por hacer misiones en conjunto hubieran sido realmente grandes, habría tenido más acogida el juego.

    Si te van estos, te recomiendo los Baldur’s Gate de PS2, el Fallout: Brotherhood of Steel y los Champions of Norrath, totod de PS2 (coop a dos mandos offline en la misma consola).

    Una duda para los expertos en tecnología Neeonez y Lecho: si a mayor carga gráfica, más lag… ¿implementar un juego con un potente efecto 3D podría traer más lag al juego?

  4. neeonez dice:

    Yo soy pajillero, hijo de pajarero y cuquillero.

    Cuantos menos FPS, significa que más curra el procesador y a mayor lentitud, menos acertada o con menos precuencia se actualizarán tus datos; así que sí. De todos modos depende mucho de cómo esté programado el juego. Actualmente se tienen estas consideraciones en cuenta.

    Sí, los Baldur’s Gate de PS2 son de andar por casa pero ideal para viciar en casa con un colega, bolsa de patatas y unas coca colas… ui! no! esto último ya no XD.

  5. Lechoso dice:

    No es que a mayor carga gráfica exista más lag… El problema reside que si lucen mucho las animaciones, éstas pueden hacer que las batallas se ralenticen por momentos en pantalla. Como los paquetes de red siguen llegando, el enemigo realiza ataques o cambia de posición mientras tu verías todo a golpes por lo que es una cuestión de jugabilidad.

    Como ejemplo pongo el archiconocido Counter-Strike. Puedes jugar con 1920×1080 con todo a full (antiliasing, efectos, sombras, etc…) y conseguir una media de 60 fps justos. Te asaltan 3 enemigos, los fps te bajan a 50 y aunque en teoría están ahí vas a fallar mucho a la hora de apuntar porque se te ralentiza el juego (el lag es de animación y no de red). En cambio con 800×600 y todo al mínimo tendrás unos gráficos con bordes serrados cual tiburón y 230fps mínimo. No lucirá nada bonito, pero cuando veas a un enemigo su posición (en teoría) se actualizará 230 veces por segundo por lo cual el combate será fluido y tú acertarás de lleno cuando dispares. El equilibrio en ambas cosas es difícil de conseguir, y en consolas lo pone normalmente la empresa desarrolladora. Además hay que tener en cuenta que en las consolas portátiles todo el hardware y el software también se orientan a un menor consumo de energía para aumentar la durabilidad de la batería, por lo que supone esto mismo otra dificultad añadida y más en un juego on-line que haga uso permanentemente del adaptador de red.

  6. neeonez dice:

    Mis dies a la explicación; fácil y para toda la familia.

  7. vainas dice:

    Muchísimas gracias a los dos por las explicaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

quince − tres =