Análisis

Heavy metal F.A.K.K 2 / Análisis

Este juego, desarrollado por Ritual Entertainment, es una secuela de la película de animación Heavy metal F.A.K.K. pero en forma de juego para PC. Tomamos el papel de Julie y nuestro objetivo es evitar que el GITH, una entidad que quiere conquistar el universo, se haga con Eden, nuestro planeta natal. Debemos descubrir los secretos del planeta a la vez que luchamos contra las fuerzas enemigas, aunque lo cierto es que el juego no da tanto de sí como en un principio pueda parecer.

Heavy metal F.A.K.K 2000: La película

Heavy Metal, además de un género de música, es una popular serie de cómics estadounidense de ciencia ficción inspirada a su vez en otra serie de cómics francesa denominada Metal Hurlant. En ella han participado grandes genios de la viñeta como Richard corben, Angus McKie, Dan O’Bannon, Thomas Warkentin y Berni Wrightson. En 1981 se estrenó una película basada en esta célebre licencia. Incorporaba unos efectos visuales muy avanzados para la época y una banda sonora con temas de Black Sabbath, Devo, Nazareth o Stevie Nicks entre otros. La película está claramente destinada al público adulto, incluye grandes dosis de violencia y desnudos y consta de ocho historias con un elemento común: la presencia de una extraña esfera verde de metal que un astronauta encuentra en un viaje espacial y que representa la esencia del mal.

La secuela de este pequeño clásico de la ciencia ficción adulta se titula Heavy Metal F.A.K.K 2 (o Heavy Metal 2000), costó 15 millones de dólares y fue estrenada por la cadena de televisión Starz a comienzos del año 2000.

Heavy metal F.A.K.K 2. El juego

Julie viaja al futuro, reconstruye las defensas de un paradisíaco planeta, resuelve un montón de puzzles y extermina a un puñado de ardillas y abejas respondonas. Este es el argumento de Heavy Metal F.A.K.K. 2…. o clon de Tomb Raider, para los amigos.

Algo que me gusta del juego es la variedad de sus escenarios, con distintas ambientaciones. Algo poco común hoy en día.

Algo que me gusta del juego es la variedad de sus escenarios, con distintas ambientaciones. Algo poco común hoy en día.

Havy Metal F.A.K.K. 2 fue, para qué negarlo, la enésima clonación de Tomb Raider. Desde que apareció el primer juego de la arqueóloga de las trenzas, su mezcla de combates, exploración y enigmas se ha convertido en la formula que todo el mundo intentaba imitar. Y cada vez con más descaro. Así que si disfrutas especialmente con las aventuras de Lara Croft, debes darle una oportunidad a Heavy Metal, que seguro que también te gusta.

Hay diferencias, por supuesto. Para empezar, la protagonista de este juego se llama Julie y no Lara. Y no es arqueóloga, sino una de las afortunadas criaturas que habitan el planeta Edén, en el que el agua milagrosa mantiene a todo el mundo eternamente joven. Aunque su mundo está protegido por un escudo energético, una fuerza alienígena acaba por invadirlo y Julie se ve obligada a enfrentarse a ellos para salvar todo lo salvable. Así que, de entrada, tenemos a una heroína de armas tomar y una historia más bien tópica de invasiones interplanetarias. Ah, y el motor gráfico de Quake III Arena, que por si sólo garantiza que el juego tenga un aspecto inmejorable y se mueva como la seda.

El modelado de los personajes y sus animaciones eran sencillamente sorprendentes en su día. No se ha abusado de la repetición de los modelos ni para los enemigos ni para los habitantes del pueblo de nuestra protagonista, ya que existen diversas texturas para cada uno al igual que ocurría en juegos como Aliens VS Predator. Sin duda, la mejor parte en cuanto al diseño se la llevan los cuidados jefes finales.

Los efectos gráficos y de iluminación no se quedaban atrás. Niebla, lluvia, fuego, reflejos, las ondas en el agua, los reflejos… nada que echar en cara al juego en ninguno de estos aspectos.

Sin duda alguna es el tipo de chica que me gusta y, dado que mi novia me ha dejado recientemente, no me importaría acompañarla en una de sus aventuras.

Sin duda alguna es el tipo de chica que me gusta y, dado que mi novia me ha dejado recientemente, no me importaría acompañarla en una de sus aventuras.

En lo referente a los escenarios, visitaremos ciénagas, grandes ciudades, poblados, valles, montañas… aunque eso sí, no serán demasiado amplios. Sin embargo, habrá algunos elementos ridículos que nos impedirán explorar todo lo que nos gustaría al imposibilitar nuestro avance. Ésto se debe a que lo queramos o no, estamos ante un juego lineal en el que tampoco es que haya demasiada libertad.

La banda sonora se compone de temas electrónicos que van desde melodías rápidas para los combates hasta otras muy tranquilas pero a la vez tensas para los momentos en los que no estamos combatiendo.

Manos a la obra

En cuanto superas el aburrido pero necesario tutorial, ya puedes empezar a dar vueltas por Edén y “conversar” (por llamarlo de alguna manera, porque los menús de dialogo están predeterminados y tú asistes a su desarrollo como una estatua) con sus habitantes para ir consiguiendo la información básica que necesitas. Lo que no se puede negar es que te encontrarás con personajes y situaciones la mar de curiosos, como ese mineral verde que convierte a las simpáticas ardillas en monstruos mutantes. De hecho, las ardillas mutantes de marras serán nuestro primer rival cuando tras el tutorial, el juego vaya al grano. Por decirlo de algún modo, en el juego tendremos que ir descubriendo enigmas entre combate y combate.

Los primeros enemigos no son demasiado interesantes.

Los primeros enemigos no son demasiado interesantes.

Tras eliminar a cuatro animales de poca monta, nos daremos cuenta de que la acción se vuelve cada vez mas rápida y casi sin pausa. Podría ser toda una experiencia, si no fuese porque el sistema de lucha no está del todo refinado y adultera un poco el resultado final del juego. Las armas de corto alcance (es decir, las espadas) no permiten realizar un combate cuerpo a cuerpo como Dios manda. Predominan las vísceras y los fuegos artificiales, pero la jugabilidad es más bien escasa. Al menos las armas de largo alcance si que resultan eficaces y convincentes.

Lo que sí es destacable es la cámara que tan mal suele estar implementada en juegos en tercera persona para PC. En este juego la cámara no será otro enemigo más, sino nuestra aliada. Podremos mover la cámara en cualquier dirección y, además, siempre encontrará automáticamente el modo de ofrecernos un buen ángulo cuando hay obstáculos o esquinas complicadas

Ritmo de juego frenético

Una decisión más que acertada es que los niveles sean cortos, con lo cual todo se concentra en la acción a un ritmo muy dinámico. Las escenas cinemáticas enlazan un y nivel con otro y permiten al jugador tomarse un respiro sin que se pierda la tensión, por lo que tendremos en algunos momentos una sensación similar a la que teníamos con Half-Life en cuanto al ritmo de juego. Es más, el menú de selección de armamento se controla con las teclas numéricas y las armas se agrupan en categorías al igual que ocurría en el juego de Valve.

Los rompecabezas se basan en lo de casi siempre: saltar al vacío, accionar una palanca, encontrar una puerta… Pero al menos no resultan repetitivos y nunca exigen mas de media hora de quebraderos de cabeza (no todos los juegos tienen por qué poner a prueba nuestras reservas de materia gris).

Las muertes de algunos enemigos implican grandes dosis de hemoglobina.

Las muertes de algunos enemigos implican grandes dosis de hemoglobina.

Lo que sí se echa de menos es algún enemigo extra, o que los que ya están no fuesen tan estúpidos y fáciles de eliminar, Es un poco frustrante ver cómo te observan con ojos de cordero degollado mientras les das su ración de plomo. El resultado final es un juego notable, de originalidad poco menos que nula, pero rico en sangre, sudor y lágrimas. Y adictivo como pocos.

En resumen

Puedes tomártelo como un simple plagio de Tomb Raider con ambientación futurista o valorar su tenso y frenético sistema de juego, capaz de entretenerte durante bastante tiempo. Las tetazas de la protagonista también son un buen aliciente. Además, se trata de un producto muy rejugable. Tú decides, aunque no se yo si será sencillo hacerse con él a estas alturas.

Heavy Metal: F.A.K.K. 2 [2000]
7.5
Notable
Un juego de acción y aventura muy en la línea del viejo estilo de la incombustible saga Tomb Raider y los no demasiado valorados Messiah y Shadowman. Heavy Metal F.A.K.K. 2 se lo debe casi todo a sus ilustres predecesores, pero su acabado es muy digno y no es que precisamente carezca de calidad o de interés.Analizado por

EduZRO

Ingeniero informático y también jugador de PC de la vieja escuela. Odiaba las consolas, pero un día se compró una PSP y actualmente tiene 2 consolas más, aunque no ha tardado en volver a sus orígenes. Con hábitos nocturnos, le encantan las nuevas tecnologías e iniciar nuevos proyectos.

2 Comments

  1. Varok dice:

    Pues no tiene mala pinta, me recuerda un poco al Drakan, que tambien era de este estilo, pero con ambientación medieval y pudiendo volar con tu dragón por un mapeado bastante grandote.

    1. EduZRO dice:

      No he jugado al Drakan, pero viendo vídeos, tiene su parecido! A mi es que este tipo de juegos de acción de los de antes siempre me gusta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete + tres =