Análisis PC

Halo: Combat Evolved / Análisis (PC – 2003)

Buenas noches,

Halo: Combat Evolved. El juego en el que quedamos retratados como sociedad. Somos unos “pegaetiquetas”, nos apresuramos a juzgar antes de conocer a fondo. Y es que este juego se ha llevado palos en un montón de lados por muchas cosas: que si los enemigos son bichitos que da pena matarlos (claro, jugado en fácil… ¡nenaza! ¡casual!); que si lo consolero es todo malo porque sí (y después de decir esto, es la plataforma donde más tiempo juegas) o que el marketing de la saga aburre y es demasiado exagerado (pero luego de los Assassin’s Creed no decimos nada y están muy guapos). Este análisis se corresponde con la versión de PC lanzada en el año 2003, pero podéis consultar también el análisis de Halo para XBox aquí.

Lo que tiene la ciencia ficción es que a sus amantes les enamora la sensación de cmainar por mundos lejanos y nunca antes visitados. Una cosa: la retícula del juego no está del todo bien optimizada, esto provoca que el rifle de asalto no sea demasiado bueno; sí lo es en Halo 2.

Lo que tiene la ciencia ficción es que a sus amantes les enamora la sensación de caminar por mundos lejanos y nunca antes visitados. Una cosa: la retícula del juego, al menos en PC, no está del todo bien optimizada, esto provoca que el rifle de asalto no sea demasiado bueno; sí lo es en Halo 2.

Pues mire usted, Halo: Combat Evolved es un juego de disparos en primera persona que está muy bien, cuyos únicos fallos son los siguientes:

– Una historia mal contada y con un potencial desaprovechado. Con un argumento que parte de la base de que en éste, nuestro universo, no somos los primeros, sino que antes hubo unos tipos que estuvieron aquí un porrón de años y que estamos evolucionando gracias a ellos, la saga podría haber mejorado mucho su forma de contar la historia que nos tiene que contar. Aparte del abuso de cinemáticas que no están a la altura del resto del juego, Halo podría incluir textos, briefings o storyboards que vistiesen como deben un argumento que no está nada mal. Mass Effect copia muchas cosas del punto de partida de Halo, pero las cuenta mucho mejor.

– La fase de la biblioteca. Absolutamente desastrosa, a otro nivel del resto del juego. Un avance repetitivo contra los flood, que son unos enemigos que se abalanzan contra ti en lugar de plantear batallas tácticas. Con la mitad de duración nadie habría dicho nada, pero estar una hora y media haciendo lo mismo, esto es, convirtiendo a Halo en un Serious Sam, acaba por aburrir más que un telemaratón pesentado por Pedro Ruiz.

– Volver tras tus pasos tanto tiempo. Se acaban echando en falta más variedad de niveles. La última parte del juego, salvo el final (que también, pero como cambian muchas cosas, no da esa sensación), es, básicamente, volver tras tus pasos por los mismos escenarios haciendo cosas muy parecidas. Quién sabe si fue porque se quedaron sin tiempo, pero volver tras de ti, haciendo lo mismo, no ha sido una buena elección para el desarrollo de Halo: Combat Evolved.

El juego pega un vuelco cuando aparecen los Flood, nada que ver con el Covenant: viscerales, directos y suicidas, se acabaron las tácticas trabajadas. Sigue siendo un placer ver combatir a la brutalidad contra el cerebro, esto es, a los Flood contra los Covenant.

El juego pega un vuelco cuando aparecen los Flood, nada que ver con el Covenant: viscerales, directos y suicidas, se acabaron las tácticas trabajadas. Sigue siendo un placer ver combatir a la brutalidad contra el cerebro, esto es, a los Flood contra los Covenant.

Y esto es todo. El resto del juego está francamente bien, con unos combates que emocionan y exigen lo mejor de nosotros mismos, y en los que pocas veces llegaremos a la conclusión de que el juego es injusto. Todo lo contrario, acabaremos por descubrir para cada momento de severa complicación una táctica que resulte. Basta decir que los distintos niveles de dificultad no modifican apenas el daño que resistimos nosotros y los enemigos, sino que se centran en volver a estos otros más desafiantes, coordinados y cautelosos. Como ejemplo rapido:

– Puente lleno de enemigos que tengo que cruzar, bajar por unas escaleras al otro lado y atravesar la parte baja por un valle lleno de enemigos. El puente, también hasta arriba de alienígenas, y algunas naves y torretas listas para utilizar. Ir “para alante” en niveles elevados nos exigirá una buena combinación de armas para liquidar rápido a los “elites” y centrarse, con la ventaja de nuestra velocidad, en los “hunters”. Es difícil hacerlo de este modo, pero posible. Los enemigos no nos darán tregua, nos perseguirán hasta matarnos y se apoyarán entre ellos, cubriéndose y parapetándose, y más aun cuando su número se vea reducido. Otra opción es coger un vehículo volador antes de que te detecten, para lo cual has de ser muy veloz. ¿Y qué hacen los soldados del Covenant en este caso? Pues ponerse a los mandos de otra aeronave hasta que alguien de los dos caiga derribado, y bajar las escaleras, quién sabe si centenares de metros más abajo, hasta encontrar una torreta libre en desuso desde la que acribilllarte.

En Halo hay muchos vehículos para coger. Particularmente, el tanque nos hará esbozar una sonrisa al aumentar sobremanera nuestra potencia, pero en Halo hay coches con torretas, aeronaves, deslizadores...

En Halo hay muchos vehículos para coger. Particularmente, el tanque nos hará esbozar una sonrisa al aumentar sobremanera nuestra potencia, pero en Halo hay coches con torretas, aeronaves, deslizadores…

A pesar de ser muy lineal y dividido por episodios, es imposible decir que Halo es pasillero. Es una auténtica gozada combatir por explanadas grandísimas o edificaciones. Siempre hay sitios más o menos favorables para el combate y la amplitud de los escenarios es tremenda, con la posibilidad de “cabalgarlos” a nuestro gusto si tenemos vehículos para utilizar (o robar a los malos). Hay muchas alturas, sitios desde los que sorprender a los enemigos, utilizar el sigilo, escondernos… hubiese estado bien poder dar órdenes de colocación a los marines cuando vamos con ellos para atacar flancos, pero Halo es un juego del 2001, tampoco vayamos a exigirle cosas que no hacen ni un 2% de los FPSs actuales.

Sí señor. Buen equilibrio entre duración, diversión y mecánicas de juego. Una Inteligencia Artificial que sigue sorprendiendo por momentos hoy en día (también la de nuestros aliados, que se suben a los vehículos y prestan apoyo); un argumento desaprovechado pero que sentó muchas de las bases de los juegos de marines espaciales; un juego que en consola, en su momento, tuvo que sorprender sí o sí; una conversión a PC más que decente y un juego divertido y desafiante, con una jugabilidad a prueba de bombas por lo trabajadas que resultan las batallas contra Grunts, Elites, Chacales y Hunters. No les quiero aburrir, sólo les quiero asegurar que Halo: Combat Evolved es muy divertido y se lo pasarán bien con él. Además no ha envejecido mal, todo un mérito.

Halo: Combat Evolved [2001]
8.5
Excelente
Analizado por

vainas

Con un pasado y presente consolero, actualmente disfruta también de las viejas glorias de PC. Un analista implacable que juega a todo lo que se le cruza, da igual el género, puede con todo.

6 Comments

  1. neeonez dice:

    Bien; comenzaré analizando tu -crítica inicial vs reflexiones pasadas-

    “Y es que este juego se ha llevado palos en un montón de lados por muchas cosas: que si los enemigos son bichitos que da pena matarlos (claro, jugado en fácil… ¡nenaza! ¡casual!)”: Bien, sean fáciles o difíciles, el motivo por el que nos daba pena matarlos era por su físico y forma tan graciosa de expresarse, independientemente de su dificultad. En su día te dije que había que tomárselo como el típico enemigo de coña que puede haber por ejemplo en sagas como StarWars.

    “Que si lo consolero es todo malo porque sí (y después de decir esto, es la plataforma donde más tiempo juegas)”: Esto creo que va directamente hacia mi, que siempre defendí, a diferencia de muchos, ejem, que Halo había sido una gran revolución en el mundo de las consolas por presentar un buen shooter con historia y el primer gran excelente multijugador con vehículos y todo, aunque en PC fuese un juego del montón. Y sí, si revisas las expectativas en torno a Halo del año 99, cuando iba ser una exclusiva de PC, hubo un montón de promesas de aquel juego no cumplidas… y no, la conversión a PC no es buena por lo que jugué en su día a Halo en PC… un rendimiento pésimo y un control de los vehículos muy, muy mejorable. ¿Por qué juego ahora más a consola que a PC? Que ahora mismo no tenga PC no es excusa y para mis motivos, escribiré un artículo.

    “o que el marketing de la saga aburre y es demasiado exagerado (pero luego de los Assassin’s Creed no decimos nada y están muy guapos)”: Creo que todo el mundo está de acuerdo en que Assassins Creed fue una víctima del marketing salvo para jugadores casuales. En su día di una opinión muy mala de Assassins Creed sin haberlo jugado, pero la rectifico hasta que lo juegue dentro de un tiempo.

  2. neeonez dice:

    Impresionantes los momentos que cuentas de acoso y organización táctica enemiga; y más teniendo en cuenta que en aquella época los enemigos en general aún estaban aprendiendo a subir escaleras y a ver de vez en cuando las granadas que les tiras. Salvo con la reflexión inicial, 100% de acuerdo. Me recomiendas jugarlo en PC o en consola? Pregunto porque el manejo del todo terreno en PC era para echarse las manos a la cabeza.

    1. vainas dice:

      A mí en PC me pareció que tuvo un control correcto, vehículos incluidos. La conversión es mejorable pero bueno, hay resoluciones bastante altas, y el juego es fluido. Tiene cosas mal hechas como los menús, la retícula y alguna zona mal portada, pero en general la conversión es de bien/notable.

      En consola lo mejor sería ir al Halo Anniversary. En PC, como no lo vamos a ver en ninguna tienda tipo GOG pues…

      Un detalle de los enemigos: con las granadas son muy diestros, te las pegan en cuanto te escondes y te asomas, pero insisto, nada desnivelado, acabas copiándoles la táctica de pegarles el granadón de plasma asomándote rápido. Y los elites son como tú, tienen su escudo y cando se lo rebajas, se van a esconderse rápidamente. Por otro lado lo de los vehículos, en cuanto ven que es la mejor opción, sobre todo los Grunts, van corriendo a por ellos. Además, en cuanto acabas con los elites (los amos del combate), los Grunts se acobardan y se vuelven más vulnerables.

  3. neeonez dice:

    No me había fijado en eso que dices del nivel de dificultad; soy partidario de jugarlo en normal, pero si con ello te pierdes gran parte de la magia del juego… quizás podría probar en niveles superiores. Bueno, eso, que parece que con cualquiera de mis 2 ordenadores actuales mi irá cojonudamente y no tengo excusa (cuando los tenga); tendré que probarlo.

    Por cierto, has probado el Serious Sam? El primer y el segundo encuentro me parecen juegos excelentes para soltar adrenalina, al igual que el primer Painkiller y su expansión. Eso sí, no esperes giros en la historia y esas cosas, son juegos de pañon, pañon pero con unos niveles muy bonitos y enemigos tontos pero que cada uno tiene su truquillo y mecánica para enviarlo al otro lado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × cinco =