Análisis

Gunman Chronicles / Análisis

La frase promocional del juego invitaba a pensar que Gunman Chronicles era uno de aquellos juegos basados en el socorrido “solo ante la horda alienígena, pero armado hasta los dientes”. Por suerte, cuando salió el juego, resulta que los publicistas se habían quedado quedado cortos.

Gunman Chronicles utiliza el ya algo vetusto motor de Half-Life y hasta empieza casi igual que Half-Life. Pero puedes estar tranquilo: no es uno de tantos intentos de clonar el juego de Valve. Tiene una ambientación peculiar (de película del viejo oeste, sólo que con la tecnología del siglo XXII) y un argumento propio por el que no va a ganar ningún Oscar pero que cumple los mínimos. Formas parte de los Gunmen, la patrulla de justicieros de la galaxia, y tu misión es acabar con unos alienígenas, los Xenomes, que ya exterminaron a algunos de tus camaradas cinco años atrás. Ahora se han vuelto aún más poderosos como consecuencia de (sí, lo has adivinado) una manipulación genética.

La principal aportación de este western futurista consiste en un arsenal de armas variado y muy configurable. Con un simple clic del botón derecho podrás cambiar las característica de tu armamento. Para que te hagas una idea, el lanzador de cohetes M.U.L.E. tiene ¡once! tipos de disparo diferentes. Es decir, once maneras diferentes de acabar con tus enemigos.

El sistema de control es el habitual de la mayoría de mods de Half-Life. Apuntas con el ratón, te mueves con el teclado, saltas con la barra espaciadora, te agachas con la tecla de control y recurres a F para utilizar la linterna. Conclusión: la curva de aprendizaje no pasa de los 15 segundos. Y en apenas un minuto tu personaje se moverá con la precisión y elegancia de un canguro de gatillo fácil. Niveles hay pocos. Sólo cuatro.

Pero no te sulfures: todos ellos están divididos en pequeños actos, treinta en total. Aun así, el juego es más corto que la mayoría de los juegos de acción arcade que se están publicando últimamente. Aunque la longitud no sea el principal criterio a tener en cuenta a la hora de valoras un shooter, lo cierto es que  Gunman Chronicles fue en su día bastante caro cara lo que ofrecía, pues podía acabarse en muy pocas horas. La relación calidad-precio no acabó de cuadrar del todo.

Configura y vencerás

Todos somos especialistas. O al menos eso solían decirnos nuestras abuelas. Pero lo que hace que Gunman sea un juego verdaderamente especial es la gran capacidad de configuración de las armas que manejas. No se trata sólo de armas con más de un tipo de fuego, sino de la posibilidad de calibrar al detalle cada una de las características de tu arma.

Por ejemplo, la escopeta te permite modificar la distancia de impacto (corta y larga) y la cantidad de cartuchos utilizados por disparo (de 1 a 4). Seguro que te preguntas si todo esto tiene alguna utilidad real o es un simple detalle de cara a la galería. Pues lo cierto es que depende de ti, de si eres capaz de elegir el tipo de disparo adecuado para cada situación y enemigo.

Ambiciones cinematográficas

En cuanto a gráficos, Gunman produce una extraña  impresión. El aspecto de los dinosaurios es extraordinario, los modelos humanos no están mal y las demás criaturas no pasan de aceptables. Además, el acabado de las texturas no parece del todo profesional y los errores de programación (personajes que se volatilizan ante nuestros ojos) son más frecuentes de lo deseable. El sonido ambiente intenta ser inmersivo, pero se acaba haciendo un tanto monótono y cargante.

Uno de los aspectos que sorprende es la estupenda inteligencia artificial. Todas las criaturas demuestras una capacidad de reacción asombrosa. Algunas secciones del juego se convierten en auténticas pesadillas como consecuencia del diabólico comportamientos de tus rivales, que te atacan, se esconden, recargar y vuelven a atacarte por otro sitio. Obviamente la linealidad y las numerosas escenas de corte son inconvenientes que debemos asumir, en especial en juegos con ambiciones cinematográficas, como es el caso.

Una vez superada la partida individual, llega el momento de llevar Gunman Chronicles a su escenario natural, la Red. Sus opciones de partida múltiple no son muy originales, pero jugar con este armamento en un servidor lleno hasta la bandera es la oportunidad perfecta para armar mucho ruido. Y reír todavía más.

En resumen, si me preguntas si Gunman es recomendable, te diré que sí. Que tiene unos gráficos que no son perfectos pero sí notables para su momento, y un control de primera clase. Y que su original sistema de armamento hará que todo buen aficionado a la acción arcade pierda el apetito y el sueño durante las horas que elimine al cabecilla de los malvados Xenomes.

Gunman Chronicles [2001]
7
Notable
Prueba superada. Después de todo, sí que era posible fusionar la atmósfera de Half-Life con la violencia de Soldier Of Fortune y el dinamismo de NOLF. El resultado de tan extraña mezcla es Gunman Chronicles, uno de los juegos más originales que figuran en la extensa nómina de los shooters en 3D.Analizado por

No Comments

comment No comments yet

You can be first to leave a comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 + once =