Análisis PC

GUN / Análisis (PC – 2005)

Corría el año en el que aún nos pegábamos atracones de GTA: San Andreas cuando llegaba a nuestras manos un nuevo sandbox, de aquellas denominado a secas “un GTA o un clon del GTA”, pero hay cambios; se trata de un nuevo escenario basado en el salvaje y más crudo Oeste. Puede que el planteamiento no pueda parecer original en la fecha del análisis, el año 2012, pero de aquellas era uno de los primeros juegos de acción en 3D basados en el Oeste y: ¿Convence el resultado? Ahora lo veremos.

Los pobres apaches no tienen nada que hacer frente a nuestras armas de fuego, así que podemos ir a ostias para compensar algo la balanza.

Rockstar era una empresa rodeada de continuas polémicas por la violencia o las prácticas políticamente incorrectas que llenaban el contenido de sus videojuegos, pero, gracias a quien sea, parece que ya no es necesario llamar tanto la atención en la época en la que nos encontramos para que un videojuego se haga famoso. Neversoft, responsable de la saga Tony Hawk’s, tomaba el rumbo de la estrategia de Rockstar presentándonos un juego rebelde y crudo en el cual la ética no tiene cabida: rebentaremos cabezas, morirán mujeres a sangre fría, masacraremos hordas de apaches y eliminaremos búfalos en masa cual Mars Simpson con su flamante todoterreno marca Cañonero. Todos estos hechos fueron sin embargo característicos de la conquista y colonización de América del Norte a finales del siglo XIX, por lo que sirven de pretexto para dar forma a un juego con un guión bastante bueno en su comienzo y bastante divertido.

Una carrera de caballos por la ciudad, la de pasta que nos ahorramos al no poder tunear al caballo, un par de alpacas y listo.

GUN no es otra cosa que otra vuelta de tuerca a la mecánica de juego de Grand Theft Auto. GUN ofrece una libertad de movimientos casi total en un entorno que, aunque de tamaño limitado si lo comparamos con los escenarios actuales, no cesa de evolucionar en interés. El juego te sitúa bajo el sombrero del intrépido Colton White, un cazador en busca de venganza por la muerte de su padre a manos del malvado Thomas Madruguer, un magnate dedicado a los negocios de la minería y del ferrocarril de considerable poder al que todos temen. Así es como Colton abandona las verdes praderas en las que iniciamos el tutorial para terminar viajando por una serie de pueblos polvorientos y llenos de problemas. Las cinemáticas del juego cumplen su cometido y el doblaje de las escenas no interactivas es bastante bueno en general. El juego dispone de misiones principales y secundarias muy variadas y originales, desde hacer de peón de rancho, minero, ayudante del sheriff (es decir, cargarte a todo dios), cazador de recompensas e incluso podemos echar unas partidas al póquer.

¿Nos damos unos rulos con la puta de la Jenny? (No estoy bromeando, se llama así y trabaja en un burdel del poblado)

Otro pilar importante sobre el que se sostiene el juego es el sistema de combate, muchísimo mejor que el de cualquier GTA hasta el 2005. Es un sistema elaborado, complejo y a la vez sencillo de manejar. Nuestro protagonista puede disparar en primera persona con una asombrosa precisión y desenfundar rápidamente gracias a la incorporación del archiconocido tiempo bala utilizado en juegos como Max Payne. Además puedes agarrar y someter a rehenes, arrancar cabelleras, cubrirte del fuego enemigo con edificios, objetos o rocas y arrollar a los enemigos desde tu caballo, otro de los elementos importantes del juego. Desde tu caballo puedes cabalgar y espolearlo para aumentar tu velocidad, pero con cuidado, ya que éste puede cansarse e incluso hasta morir si lo tratas mal.

Nos curamos, obviamente, echando un trago de whiskey, del cual encontraremos botellas para recoger repartidas por todo el escenario.

Gráficamente el juego está a la altura de los sandbox de la época, aunque quizás tenga elementos mejorables como algunas texturas y no hubiese estado de más crear algunos objetos utilizando unos cuantos polígonos más. Las animaciones son un poco robóticas en ocasiones, pero cumplen su cometido y, en general, el juego se lleva un notable muy justo en este aspecto.

Nunca está de más un merecido paseo al anochecer tras un día en el universo de GUN.

El mayor defecto del juego lo vemos según avanzamos en la historia, ya que GUN te abandona cuando menos te lo esperas. El juego se termina en seco a las 9 o 10 horas de juego y de un modo inesperado y repentino (vale, no tanto como en Terminator: Salvation), siendo entonces cuando el juego te ofrece lo peor de sí mismo: soluciones argumentales descabelladas, diálogos precipitados y el entorno se transforma en algo demasiado efímero y carente de profundidad, no hay motivos para seguir. GUN es un juego breve y fácil pero que se expande algo, aunque no demasiado, con sus misiones secundarias.

GUN [2005]
7.3
Notable
Analizado por

EduZRO

Ingeniero informático y también jugador de PC de la vieja escuela. Odiaba las consolas, pero un día se compró una PSP y actualmente tiene 2 consolas más, aunque no ha tardado en volver a sus orígenes. Con hábitos nocturnos, le encantan las nuevas tecnologías e iniciar nuevos proyectos.

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × cuatro =