Análisis Mega Drive

Flashback / Análisis (Mega Drive – 1992)

La materia: el todo y la nada de cuanto percibimos. En la historia, muchos hombres y mujeres han estudiado todo lo que rodea a la materia y los efectos que su destrucción provoca. Pero pocos han alcanzado el éxito, al conseguir aislarla o conocer algo más sobre ella.

Flashback3

El movimiento del personaje es para verlo…

Conrad B. Hart, un excelente científico, logró aislarla e incluso detectar sus anomalías. Por ello, es posible, se buscó su propia ruina. Pero contemos los hechos desde el principio…

Tras años de estudios, Conrad había logrado inventar un analizador molecular compacto que, ajustado a la cabeza, era capaz de obtener análisis concretos acerca de resonancias magnéticas de cuantas personas le rodean. Dotado de un cristal similar a los utilizados en realidad virtual, Conrad examinó a muchos individuos y anotó sus conclusiones.

La investigación transcurrió sin novedad… hasta que se encontró con un extraño sujeto. Aparentemente normal, su constitución molecular era radicalmente distinta a la de los demás seres humanos. Su mente científica le hizo creer que se trataba de un fallo del aparato, pero a medida que las anomalías se producían con mayor frecuencia. El miedo y la duda fueron invadiéndole.

Con el tiempo, las investigaciones le llevaron a un dramático descubrimiento: seres alienígenas estaban ocupando el puesto de personas de gran relevancia pública, en especial políticos, militares y millonarios. Estos, dotados de una inteligencia superior, no se mantuvieron ajenos al hallazgo de Conrad, y una noche le raptaron, borraron su memoria y le internaron en un psiquiátrico. Allí aguantó lo que pudo, hasta que vio la oportunidad de escapar…

flashback-e1299577335105

Cinemáticas increíbles para la época.

En este punto comienza la aventura. En un entorno completamente desconocido, la selva artificial del planeta Titán, llevamos a un personaje llenos de dudas sobre sí mismo, que tiene a casi todo el cuerpo de policía pisándole los talones. La primera misión será encontrar el Holocube, un ingenio holográfico con el que conoceremos nuestro pasado y todo lo que nos deparará el futuro. El siguiente paso será escapar de esa selva de plástico, para buscar a la única persona que nos pueda ayudar a recuperar la memoria: nuestro ex profesor.

Para lograrlo, Conrad podrá disparar, colgarse de lianas, trepar, coger objetos… pero lo más importante no será eso, nuestra principal arma será nuestro cerebro. Deberemos de utilizar nuestra inteligencia para usar correctamente cada objeto y superar los enigmas que nos esperan.

Envuelta en este atractivo argumento, transcurre esta aventura de Delphine Software. Superando incluso a su ópera prima Another World.

Los movimientos digitalizados del protagonista son tan buenos que creerás que estas ante una película de aventuras con sus preciosos y surrealistas decorados.

Las escenas animadas han sido cuidadas al máximo, gracias a la utilización de los polígonos y otras formas, a una velocidad que sólo podía ofrecer la Megadrive y sus 7,5 megahertzios.

Sobre la jugabilidad se podría hablar y no parar. La mayoría de juegos de aventuras te obligan a realizar una acción expresa en un determinado momento, limitando tu campo de juego. Flashback transcurre sin prisa pero sin pausa, dejando en tus manos las riendas del juego y permitiéndote explorar libremente cada nivel.

Un imprescindible de Megadrive, qué duda cabe.

Flashback [1992]
9
Obra maestra
Analizado por

1 Comment

  1. Lechoso dice:

    Totalmente de acuerdo, las cinemáticas son una pasada para época 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × cinco =