Análisis PC

Deus Ex / Análisis (PC, 2000)

PRÓLOGO PERSONAL (sáltatelo si no quieres leer mucho)

En realidad ya conocía a Deus Ex: un amigo de la época de Bachillerato no paraba de hablar de él, y a veces lo veía -cuando íbamos juntos a jugar al Diablo 2 al cíber-café- buscando información sobre el juego y sobre las teorías de la conspiración de las que todos hemos oído hablar.

– Pero Álvaro, piensa, ¿no crees posible que exista una sociedad secreta que nos gobierne en la sombra? Todo va hacia la unificación, se están eliminando diferencias culturales, monetarias… todo para que seamos, globalmente, más fáciles de controlar.

– Vale Manolo, pero ahora estoy algo espeso para ese tema. Vente al portal de Kurast que te tienen la armadura del Rey Inmortal para el bárbaro.

Poco más me informé sobre el juego, en una época en la que no tenía ordenador en casa y mis horas de juego eran todas consoleras. Años más tarde, cuando empecé a disfrutar del PC, no paraba de ver referencias al juego. “Deus Ex son palabras mayores” o “Vaya mierda la segunda parte” eran algunas de las cosas que leía. Así y todo, seguí pasando bastante del juego. Me compré de segunda mano (3 euros) la típica copia que venía con la Micromanía (por cierto, con una sinopsis en la parte de atrás de la caja que demostraba que el que la escribió no se había jugado el juego), pero el CD no estaba bien y no era capaz de hacerlo funcionar.

Siguieron pasando los años y la tercera parte de la saga, Human Revolution, empezó a despertar interés. Luego, cuando salió, todos los sitios lo recomendaban: “Es un Deus Ex, a pesar de las concesiones”; “Por fin un juego con unas mecánicas jugables que nadie se atrevió a rescatar”; “¿Pero por qué hemos tenido que esperar tanto tiempo para ver otra vez algo así?” eran algunas de las cosas que vi. Efectivamente, tras el podcast de Gamesajare, me compré Human Revolution y me pareció uno de los mejores juegos que he jugado jamás y, ante los comentarios de que el juego, a pesar de ser maravilloso, seguía siendo inferior a la primera parte, decidí que era el momento de enfrentarme a uno de esos juegos de culto, uno de esos que intimida por la leyenda que porta. La primera parte de la saga.

FIN DEL PRÓLOGO

deus ex 4

Cuando arranqué Deus Ex con la meta clara de terminarlo sí o sí, las primeras horas de juego no fueron del todo agradables, por lo que dejé el juego instalado y sin tocar un par de meses. La primera misión es una piedra complicada de superar: Liberty Island está muy vacía, y el juego penaliza al infractor: nosotros, los jugadores. Deus Ex es un juego de rol, de forma que si te creas un agente capaz de abrir y piratear todas las puertas y terminales del mundo pero no dedicas los objetos y la experiencia que consigas en mejorar tus capacidades con las armas, no podrás utilizarlas frente a tus adversarios. Esta premisa es muy arriesgada, y nuestra primera intención al empezar será disparar a los primeros enemigos que veamos, con la reacción lógica de: “¡PERO QUÉ PUTA MIERDA DE ARMA, NO LE METO UN TIRO AL ARCO IRIS!” La sensación de “cutre” aparece sin remedio al ver a robots que no podremos abatir a disparos, enemigos situados a distancia imposibles de fijar en la pantalla y unas animaciones robóticas y poco trabajadas. En este sentido, Deus Ex sigue penalizando al jugador que compra en función de las listas de ventas a pesar de haber salido hace 13 años: por mucho que sea vea en primera persona, no es un Call of Duty. Hay inventario, habilidades y aptitudes.

El Juego.

Deus Ex es un RPG de acción en primera persona. Ion Storm, su mítica desarrolladora, buscó su inspiración en System Shock 2, simplificando las mecánicas y haciéndolo más accesible. El juego puede ser afrontado de varias maneras en función de cómo quieras jugar y del personaje que te vayas creando para hacerlo. En todas las fases (gigantescas) la primera forma de superarlas que veremos será la vía del combate, y a medida que vayamos explorando o encontrando notas, iremos descubriendo formas alternativas de superarlas. Por ejemplo, el sigilo y la infiltración por túneles o el hackeo de cámaras para abrir puertas y poder pillar al enemigo desprevenido. El sigilo es una parte importante del desarrollo, ya que tras un par de tiros estaremos muertos sin remedio, y la puntería de los “malos” es bastante buena. El juego obliga a especializarte y a escoger con cabeza las habilidades que vas a mejorar, te obliga a pensar cómo es tu estilo de juego y a actuar en consecuencia. Jugado como FPS al uso, es posible, subiendo las aptitudes de combate, protección balística, mejora de puntería y medicina, superar el juego por la vía rápida a tiro limpio sin pensarse mucho cómo hacer las cosas. Se puede hacer, aunque no es lo recomendable: el juego ha envejecido mal en cuanto a sus animaciones y los enemigos tienen una inteligencia artificial muy mala (aunque apuntan muy bien). En cuanto a la vía del sigilo, aunque los enemigos son bastante tontos, Deus Ex sigue fresco como el primer día: es una auténtica gozada encontrar vías alternativas por las que sorprender a los enemigos, e ir utilizando las llaves o códigos de ordenadores que has ido encontrando al explorar para hacer las cosas de un modo u otro.

Personalmente, me ha impactado mucho la cantidad de posibilidades que tienen las fases. Por ejemplo, para entrar a una sala custodiada por enemigos:

– Puedes, si estás subiendo las mejoras de salto, saltar al tejado y desde allí al edificio al que quieres entrar. Desde arriba, puedes colarte a recoger lo que has venido a buscar por la trampilla y salir sin ser visto, o romper el cristal y matar a los guardias sin que sepan quién les está disparando.

– Puedes aproximarte por el lateral de la casa, yendo con cuidado y en cuclillas, asomándote en las esquinas y noqueando a algún guardia que te pueda molestar en la ruta. Desde el lateral, puedes hackear la torreta de defensa de la entrada para que ataque a los propios guardias y despejar el camino hasta la puerta. Además, ves unos bidones que puedes mover para encontrar unos documentos al lado de un cadáver, que contenían el password del ordenador que acabas de hackear.

– Puedes equiparte con la espada o el rifle, activar la protección balística, el aumento de daño físico y la regeneración, e ir a saco a por todo lo que se mueva (esto es bastante difícil).

deus ex 14A medida que avanzan los niveles y encontramos sitios nuevos, es cuando vemos lo bien hechas que están las fases de Deus Ex. El juego nos premia por utilizar las plataformas con cabeza, la búsqueda de rutas y la exploración. Hay un montón de documentos, notas, libros, objetos o e-mails que profundizan en la historia y nos dan claves sobre quiénes somos, quién está detrás de todo esto y cuáles son sus motivaciones. Las primeras fases son más abiertas, mientras que al final recorreremos instalaciones y búnkeres que recuerdan, una vez más, a System Shock 2. Todo está conectado: la sala que ves allá arriba tiene que ver con las torretas que hay en la instalación; el camino principal lleno de robots centinelas tiene que ver con las granadas electromagnéticas que te han dado por ayudar a un científico; esa alcantarilla con una cerradura difícil de abrir, seguro que lleva al puesto de mando donde necesitamos poner explosivos. Esto es lo más grande de Deus Ex: las enormes posibilidades para pasar las fases; su diseño inteligente; la multitud de caminos, secretos y conexiones que tienen y ser tú mismo el que descubra cuál es el modo más apropiado de avanzar.

Audiovisualmente.

Deus Ex no ha envejecido bien. Las animaciones son muy malas, la inteligencia artificial tampoco se salva, y los enemigos acaban moviéndose a lo loco de un lado para otro. Sin embargo, entra bastante bien por los ojos, no sólo por el diseño, como comentaba, sino por la ambientación. Aunque es austera, todo es ocuro, las calles están llenas de vagabundos y enfermos, hay e-books, cajeros automáticos de la corporación de turno, telepantallas de noticias… las localizaciones son creíbles (París o Hong Kong entre otras) y las texturas no están mal. Es más que recomendable jugar con este mod, que deja poner resoluciones modernas y escalado de texto. Me quito el sombrero ante el trabajo que se han dado en vestir al juego, ya que las texturas del mod son realmente buenas y, pantallazo a pantallazo, consiguen que el juego dé la cara contra la tan manida “next-gen”. Las voces están todas en inglés y, lamentablemente, todos los soldados se mueren haciendo el mismo grito: “giiaaaarhggg!!”

deus ex 11

La historia.

Deus Ex se basa en las teorías de la conspiración. Manejamos a J.C. Denton, un agente novato de la UNATCO (una fuerza policial antiterrorista supranacional creada por las Naciones Unidas) con capacidades mejoradas gracias a sus aumentos, implantes que le permiten ser superior a sus rivales en el campo de batalla. El juego nos lleva al año 2052, en un mundo en el que las distancias entre gobernados y gobernantes ha crecido mucho, grandes corporaciones abanderan el progreso tecnológico y actos de terrorismo internacional han obligado a las Naciones Unidas a militarizarse. Por si el escenario no fuese lo suficientemente decadente, una enfermedad incurable llamada “muerte gris” avanza sin piedad por los territorios, mientras que los rumores de una misteriosa vacuna contra la enfermedad comienzan a envalentonar a la gente que no tiene nada que perder, creando disturbios y tensión política. J.C. Denton irá descubriendo, desde la primera misión para la UNATCO, una trama de conspiraciones y luchas por el poder político que acaban en un clímax total hacia la parte final, de la que no os hablaré para no destriparos el magnífico argumento. Para que os hagáis una idea, en Deus Ex encontraremos libros electrónicos con recortes como éste:

“La creación de la UNATCO: Durante la primera década del nuevo milenio, el control de los mercados y el terrorismo financiero terminaron por hacer quebrar a varios estados, que tuvieron que refugiarse, administrativamente, en gobiernos supranacionales. El cada vez mayor control de estos organismos administrativos globales, la globalización y la pérdida progresiva de la identidad territorial creó las condiciones para la aparición de la UNATCO, fuerza militar de la ONU destinada a preservar la paz mundial.”

A QUE ACOJONA. Es una pasada repasar la lista de temas que toca Deus Ex: política, libertad individual, ideologías, “think tanks”, gobernantes títeres, el abuso de la tecnología, la monitorización de nuestras actividades, el control de la información, la aparición de IAs, la capacidad del ser humano para regirse por sí mismo… es alucinante, de verdad. Mirad esta conversación con un camarero de Hong Kong, ¿a que tienen más partido estos dos minutos de diálogo que la mitad de juegos clónicos que vemos hoy en día?

A la historia le pasa un poco lo que a la jugabilidad. Empieza muy lenta y difusa, pero en cuanto superas el primer cuarto de juego, acabas completamente atrapado por ella. Cerca del final hay algunos momentos imborrables para todo jugador, y los absolutamente memorables diálogos del juego tiene gran culpa de ello. Deus Ex es un juego bien escrito, y no sólo te mantiene en vilo, sino que también se permite momentos de humor (J.C. Denton dialogando con una yonki que le pide dinero) o drama (completar con éxito el rescate de la hija de uno de los protagonistas o fracasar y que ésta sea asesinada) que visten al juego y le dan una gran coherencia a su fondo. También tenemos para hacer algunas misiones secundarias, con premios en forma de objetos para el inventario o revelaciones para la historia. En serio, me gustaría contar más detenidamente las sensaciones que el juego transmite en su parte final, las conversaciones tan maravillosas que activas en función de los objetos que toques, los códecs que leas y las decisiones que vayas tomando, pero si las he disfrutado tanto ha sido por llegar virgen a ellas, así que prefiero no destripar cosas al respecto.

Para terminar.
Tras finalizar las más de 25 horas de duración de Deus Ex, te das cuenta de los muchos paralelismos en su desarrollo que tiene Human Revolution, sin duda motivo de las ganas del estudio de ser fieles a la fórmula original. He de decir que lamento haber tardado tanto en descubrir este juego y en saborear el delicioso regusto que deja tras terminarlo. Por ello, os doy las gracias, Eidos Montreal: no sólo habéis creado Human Revolution, sino que, gracias a ello e indirectamente, habéis propiciado que miles de personas hayan llegado a esta auténtica obra maestra, Top 1 particular para mí desde ya y el primer 10 de Jarcors.com

Una cosa más: durante la redacción de este texto 17 personas han reinstalado Deus Ex en sus ordenadores. Y es que ya sabemos que…

deus ex meme

Deus EX [2000]
10
Perfecto
Analizado por

vainas

Con un pasado y presente consolero, actualmente disfruta también de las viejas glorias de PC. Un analista implacable que juega a todo lo que se le cruza, da igual el género, puede con todo.

7 Comments

  1. Lechoso dice:

    Me quito el sombrero ante el asombroso análisis y ante el juego. Quizás es de los pocos que hacen historia, innovan, cuidan la ambientación y dejan una asombrosa libertad al jugador.

    Aún así supera en jarcoriana puntuación al Twilight Princess (9,75) y me alegro que existan juegos así.

    Gracias también por comentar lo del MOD, la verdad es que con tantas reinstalaciones del juego por minuto no viene nada mal para volverlo a jugar con algo más de calidad visual 😀

    1. vainas dice:

      El MOD hoy en día es imprescindible para jugarlo, es un giga más o menos y hace que el juego aguante el tipo. El juego, lo que dices, es que en su momento el impacto que tuvo que causar debió de ser mayúsculo.

      Ya sabes, tienes que acabarte el WInd Waker, que es otro merecedor de 10 sin ninguna duda jajaja.

  2. neeonez dice:

    Recuerdo que a los 15 días de la salida de su segunda parte, ya había un montón de packs de texturas por ahí; tiene también una gran comunidad.

    1. vainas dice:

      Me he puesto con él. No está mal, lo que pasa es que los escenarios son muy pequeñitos. A ver si hacen el remake de éste, me lo compro fijo.

  3. Alexdro dice:

    Me lo compre en steam hace unos meses, el juego lo probe hace 2 años o asi que me lo compre en fisico, me parecio horroroso en todos los sentidos, desde luego se veia MUY feo y ademas la jugabilidad la notaba super arcaica, no es que sea una putilla grafica tampoco, pero para algunas cosas soy algo maniatico, me encanta el cine de ciencia ficcion y aun me jode que este juego se me resista, no se si volver a intentarlo con el Deus Ex:Revision, que es un mod que ha salido que lo deja algo mas bonito, aunque tambien he visto gente quejandose de que tocaba alguna cosa mas o me espero años a un remake en condiciones xD.

    Perdon por los reflotes xD

  4. EduZRO dice:

    Pues yo soy re revivir la experiencia original sin mods y luego si eso, pues jugarlo de nuevo con mods. Pero claro… también es cierto que juego a las viejas glorias de los 90 como Wolfenstein 3D, Unreal, Doom o el primer Quake. De todos modos las texturas del Deus Ex ya eran malas cuando salió a la venta en el 2000, así que un lavado de cara seguro que le sienta muy bien y no se echan en falta las texturas originales XD.

    1. Alexdro dice:

      Hombre pero es que el deus ex ha envejecido mucho peor que todos los que menciones, todos esos fps (sobre todo doom, wolfestein, quake, hexen, shadow warrior etc) les han sentado los años infinitamente mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 − cuatro =