Combat Flight Simulator 2 / Análisis

Feb
13
EduZRO   No comments  

Hace años, Microsoft era el rey indiscutible de los juegos de simulación aérea de la segunda guerra mundial. Las expectativas se veían cumplidas con creces con cada nueva entrega de Combat Flight Simulator. Su segunda parte fue un título muy grande del que se habló durante mucho tiempo, concretamente, hasta la aparición de IL-2 Sturmovik.

Tras probar los aspectos más fundamentales de CFS2, quedaba claro que el juego tenía un gran potencial, con un producto final muy superior a lo visto en las versiones beta. Para entrar en materia, podríamos definirlo como el mejor simulador de la Segunda Guerra Mundial ambientado en el Pacífico que había por aquel entonces… y no solamente éso, sino el mejor en general.

Combar Flight Simulator 2 era un niño con dos padres: CFS y Flight Simulator 2000. Del primero hereda la temática y los aspectos más generales del segundo, un motor gráfico que Microsoft ha puesto al día incluyendo un amplio abanico de opciones meteorológicas. Sin embargo CFS2 no es un híbrido, sino un simulador con personalidad propia. La interfaz contribuye en buena parte de ello, ya que se basa en imágenes y secuencias de vídeo con estética de cómic. En ellas no sólo se representa lo que sucede en el aire, sino también cómo era la vida en los tiempos de ambos bandos. Eran tiempos duros, algo que aparece reflejado en el dramatismo de las imágenes, los miedos de los pilotos y las caras de aquellos a quienes se les comunica que su hijo ha sido derribado.

Autorizado para el despegue

Independientemente de tu experiencia previa con los simuladores de vuelo, necesitarás un breve curso de reciclaje para adaptarte a CFS2. Para ello, dispones de un puñado de misiones de entrenamiento. Allí descubrirás las tácticas mas habituales de la época. Y si ya las conoces, no está de más que las practiques.

La vista en cabina muestra los indicadores de todo buen simulador.

Puedes empezar probando el modo de vuelo libre, pero te aviso que luego no podrás quitar la mano de la palanca del joystick, porque tanto los aviones como los escenarios son realmente espléndidos. Te recomiendo que selecciones la vista externa y distrutes de detalles como la nube de humo que sale por los escapes cuando pones en marcha el motor o la forma en que las ruedas giran y las suspensiones se encogen al absorber baches.

Aunque sea por error, vas a tirar del gatillo en tu primer vuelo. Si utilizas la cámara exterior, habrás visto algo que caía: los casquillos de bala. Y caen desde donde corresponde, no de cualquier manera. Estos y otros muchos pequeños detalles no hacen sino elevar la credibilidad de CFS2 frente a CFS, que estaba repleto de fallos absurdos.

Pero pasemos al resto de perspectivas. La vista en 2D te muestra de forma nítida los elementos de la cabina y te permite utilizarlos con el ratón. Como alternativa a este galimatías de indicadores puedes ver sólo el punto de mira y cuatro instrumentos básicos sobre un fondo transparente. Si ya eres iniciado, preferirás utilizar en pleno combate la vista padlock, con la que tu cabeza siempre mirará al avion que selecciones. Y finalmente, la vista favorita de los expertos es la 3D, con la que, sin usar padlock ni ayudas de ningún tipo, se encontrarán más en su salsa. Sin embargo, parece que Microsoft aún no tiene mucha pericia al reproducir cabinas en 3D, porque en este modo los indicadores son apenas legibles.

¿Has dicho difícil?

Microsoft demostraba de una vez por todas que eso de que los simuladores son difíciles no es más que un mito. Para empezar, el simulador se instala con las opciones realistas desactivadas y contarás con un mapa transparente en el que verás la situación de todo avión que te rodee. Esto te será muy útil para evitar que se te pongan los malos en la cola.

También hay una tecla que te permite saltar a la parte esencial de las misiones, es decir, despegar, combatir y volver a ta base, donde también se te dará a escoger si aterrizar tú solo o dar por terminada la misión en el aire. En el modo historia, tampoco es necesario que aterrices para lograr el éxito en una misión.

Los aviones japoneses son, en general, menos resistentes y más manejables que los americanos.

La otra gran ayuda es un icono verde que te indica dónde está el avión enemigo contra el que luchas por si lo pierdes de vista. Pero en cuanto empieces a usar las vistas internas para mirar a todas partes, esta ayuda perderá su valor y acabarás desactivándola. Ésta será la señal de que estás empezando a convertirte en un buen piloto.

El mapa táctico y el indicador enemigo te serán, sin duda alguna, de gran ayuda si tienes poca experiencia en ésto del combate aéreo. Por poner alguna pega, quizás la vista padlock, que seguirá al avión enemigo esté donde esté, genera algo de desorientación.

¡Mayday, Mayday!

Será mejor que te relajes, porque aún no has visto nada. Puede que hayas estado volando tanto rato que se te haya acabado el combustible y no veas ninguna base por los alrededores. ¿Y ahora qué? Bueno, puedes saltar en paracaídas, pero la opción de los campeones debe ser intentar un aterrizaje forzoso. En el mar te hundirás como si fueses una piedra y en tierra firme es muy probable que pierdas un ala o tal vez la cola entera. Sí, no es nada fácil. En CFS2 en modelo de daños deja al descubierto las entrañas de tu avión a la mínima que chocas con algo. La variedad de daños que se pueden mostrar externamente es muy diversa; esto lo verás al empezar a pegar tiros por ahí en la opción de combate rápido.

Los aviones americanos suelen aguantar más daños que los japoneses. Esto se debe al peso: el A6M Zero no tenía blindaje para ser más ligero y realizar giros más cerrados. Este planteamiento terminó siendo un grave error para los japoneses cuando, en 1943, los americanos pusieron en servicio los rapidísimo F6F Wildcat y F4U Corsair. En lugar de girar con el adversario como antes (estilo Turn & Burn), ahora disparaban a los Zero, salían corriendo, y luego volvían (estilo Boom & Zoom). Estas tácticas eran representadas en CFS, y los aviones pilotados por la IA también las usan. Ahora ya no sólo te persiguen desde la cola, sino que puede que te ataquen en picado y luego te dejen atrás para volver después. Y no sólo eso, además te atacarán desde detrás y por abajo, donde no puedes verles. Por suerte, puedes hacer lo mismo: si te acercas a un aparato enemigo desde un ángulo en el que no te vea, este no maniobrará hasta que no detecte tus balas trazadoras pasando a su alrededor.

Creo que mi avión ha perdido algo.

Pero bueno, no todo el monte es orégano. Y sí, CFS 2 tenía algunos defectos. Por ejemplo, el comportamiento en vuelo normal estaba muy bien representado, pero el vuelo en circunstancias cerca de la pérdida de control no lo estaba, aunque posteriormente fue algo que más o menos arreglaron con algún parche.

¡Que vienen los japoneses!

Pasemos a las misiones históricas, un modo que te permite emular a los grandes ases de la historia de la aviación. ¿Serás capaz de derribar nueve aviones japoneses en un solo vuelo, como hizo John McCampbell? Piensa que él no tenía munición infinita… Este modo tiene su interés, pero acabó siendo el menos popular de los que ofrece CFS2, sobre todo porque no te daba la posibilidad de realizar misiones de bombardeo. Para eso teníamos que diseñarlas nosotros mismos usando un sencillo planificador de misiones, o esperar a que alguien lo hiciera y colgase su trabajo en Internet.

También tendremos que destrozar objetivos en tierra firme.

Mientras, puedes empezar a volar en la campaña. Aquí la interfaz juega un papel importante, ya que da coherencia al conjunto y sirve para justificar que las misiones sean independientes y no formen una campaña dinámica. Microsoft ha querido conservar el rigor histórico y darle un argumento de fondo a este modo, pero, claro, una campaña o es histórica o es dinámica, pero no las dos cosas a la vez.

Multijugador

Y aún hay más: el modo multijugador, que ya era bastante bueno en el primer Combat Flight Simulator, se había mejorado, aunque el máximo de participantes seguía siendo de ocho y no se podían realizar misiones cooperativas, aunque, de nuevo, fue corregido con un pequeño parche. Con CFS2 teníamos simulador para rato. Tal y como estaba en su fecha de salida, sin parches, ya podía calificarse de magnífico, pero lo bueno. vino después.

Mejoras

A CFS2 no le faltaba de nada, ya que había un montón de páginas dedicadas a este juego con muchísimos modelos de avión para descargar, además de más y mejores texturas, terrenos, paneles de cabina, armas, sonidos y más. Fue algo que ya pasó con el primer CFS. Incluso a las pocas horas de la salida del juego ya podías pilotar dos aviones nuevos como el A-26 Invader o el P-40K Kittyhawn, además de poder jugar en escenarios como los Alpes suizos. En general, podríamos decir que fue posible reconstruir el primer CFS dentro del segundo, pero mejorado.

Combat Flight Simulator 2: WWII Pacific Theater [2000]
8.5
Excelente
Fue coronado como el rey de los simuladores durante bastante tiempo y, aún a día de hoy, da la talla en muchos aspectos. Solamente se vio lastrado por unos pequeños defectos que en mayoría fueron corregidos con parches posteriores. Quizás un hilo argumental hubiese dado más vida a la campaña a pesar de tener que prescindir de algo de rigor histórico.Analizado por

Acerca de EduZRO

Ingeniero informático y también jugador de PC de la vieja escuela. Odiaba las consolas, pero un día se compró una PSP y actualmente tiene 2 consolas más, aunque no ha tardado en volver a sus orígenes. Con hábitos nocturnos, le encantan las nuevas tecnologías e iniciar nuevos proyectos.

Escribir un comentario

Combat Flight Simulator 2: WWII Pacific Theater
Released on 2000
PLATFORMS: PC
Análisis